12 ideas para mitigar la contaminación ambiental

Compromiso con el planeta

La contaminación ambiental es un problema muy grave. Es responsable del 16% de todas las muertes en el mundo y tiene un coste de nada menos que 3,7 billones de euros, el 6,2% de la riqueza del planeta.

Por eso, es importante reducir esta contaminación ambiental como sea. De hecho, es prácticamente una obligación en la que debemos participar todos: empresas, gobiernos y personas.

Por eso, te mostramos 12 ideas para mitigar la contaminación ambiental en nuestro día a día y te contamos también las medidas más importantes que hay en marcha ahora mismo.

Cómo podemos reducir la contaminación ambiental

Aunque vamos a ver las grandes medidas contra la polución que se están tomando, en Enérgya-VM creemos que todos podemos marcar la diferencia. Por eso, reducir la polución empieza por nosotros y he aquí 12 ideas sencillas que nos permitirán poner nuestro grano de arena en el día a día:

  1. Ahorra siempre energía, en casa, en el trabajo y donde estés. Haz de esto un hábito. Cambia la iluminación si no utilizas todavía bombillas LED. Si tienes climatización, no fuerces demasiado el aparato, temperaturas más suaves consumirán menos energía sin reducir nuestro bienestar.
  2. Usa menos el coche. Y compártelo si has de utilizarlo. Aprovecha los nuevos medios de transporte en ciudad como patinetes y motos eléctricas, o la tradicional bicicleta. Por supuesto, caminar es siempre una solución saludable que también reduce la contaminación ambiental.
  3. Para desplazamientos más largos, considera la opción de medios más respetuosos con el medio ambiente, como puede ser el tren en lugar del avión.
  4. Contrata energía renovable, como la que te ofrece Enérgya-VM. Esta es, probablemente, una de las medidas más efectivas, que incentiva al mercado de la energía a apostar más por las fuentes limpias.
  5. Cuando compres aparatos eléctricos y electrónicos, fíjate siempre en la etiqueta energética y escoge aquellos aparatos que sean más eficientes en su consumo de electricidad.
  6. Usa de manera óptima tus electrodomésticos. Por ejemplo, lavavajillas y lavadoras deberían ponerse solo cuando estén suficientemente llenos.
  7. Trata de reducir el plástico todo lo posible. Usa bolsas reutilizables, apuesta por la compra a granel guardada en materiales reciclables y rechaza productos envasados de manera innecesaria. Todo eso manda también mensajes a las empresas y las hacen cambiar al uso de estos materiales.
  8. Realiza un mantenimiento adecuado de tus aparatos eléctricos y tus vehículos. Consumirán solo lo justo si están limpios, con la presión adecuada en las ruedas, etc. Además, contaminarán menos y también ahorraremos en la factura.
  9. En la medida de lo posible, trata de usar aparatos eléctricos en vez de otros que funcionen con combustible fósil, como puede ser el caso de calderas, cortacésped, etc.
  10. Recicla y reutiliza siempre que puedas. La polución de la tierra y el agua es tan importante como la contaminación ambiental del aire.
  11. A la hora de usar productos químicos (pinturas, detergentes, limpiadores, etc) fíjate bien en su composición y elige aquellos que sean más respetuosos o no contengan sustancias muy tóxicas.
  12. En general, para todas las decisiones que tomemos, tengamos siempre en cuenta el aspecto ambiental.

Puede parecer que no, pero cuando somos conscientes de que tenemos poder para reducir la contaminación del medio ambiente, vemos más a menudo oportunidades de hacerlo en cada decisión que tomamos. Actividades en la escuela de nuestros hijos, decisiones de compra, opciones vacacionales y de ocio… En muchas más de las que parece, podemos marcar una pequeña diferencia a favor del medio ambiente.

La legislación europea actual contra la contaminación ambiental

Actualmente, la mayoría de medidas obligatorias y leyes contra la contaminación ambiental en España derivan de las directrices de la Unión Europea. Es decir, que la mayor parte de iniciativas que estamos viendo en ciudades de nuestro país, por ejemplo, son por el cumplimiento obligatorio de lo que establece esa legislación europea.

Sin duda, estas leyes están siendo el principal motor de avance, ya que además de obligado cumplimiento, establecen sanciones y medidas para quienes no las respeten.

Uno de los principales objetivos de la Unión Europea es la reducción de esa contaminación del aire, el agua y la tierra. Para eso, rige actualmente el llamado Paquete de política de Aire Limpio, que estableció en 2013 los objetivos obligatorios para 2020, 2030 y más allá.

En este paquete encontramos:

  • La Directiva de topes de emisión, que limita esas emisiones nocivas a la atmósfera y establece consecuencias para países que no las cumplan.
  • La Directiva de Plantas de combustión, que es similar a la anterior, pero en referencia a las plantas de producción.
  • Otras directrices centradas en la mejora de la calidad del aire en las ciudades, con acciones locales y nacionales apoyadas por fondos de la Unión Europea.
  • Del mismo modo se establecen ayudas e incentivos a la investigación y la innovación contra la contaminación ambiental.

Como vemos, reducir la polución es algo que está en el centro de las leyes más importantes, las decisiones de muchas empresas y también en nuestro día a día.

Muchas pequeñas acciones provocan grandes cambios positivos. Por eso, en Enérgya-VM creemos en que podemos reducir la contaminación ambiental entre todos, siguiendo los consejos que hemos visto aquí.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso