5 consejos para los excedentes de autoconsumo

Sin categorizar

El autoconsumo energético es un tema que interesa cada vez más. Dentro de este autoconsumo existe la posibilidad de que nos compensen por el exceso de energía que tengamos y que volquemos a la red eléctrica.

Eso permite que otros aprovechen esta energía que nos sobra, haciendo más eficiente la generación y desperdiciando menos. Del mismo modo, nosotros salimos ganando con esos excedentes de autoconsumo.

¿Cómo funciona ese sistema? Te lo explicamos y te damos 5 consejos para aprovechar los excedentes de autoconsumo.

Cómo funciona la compensación de excedentes de autoconsumo

Antes de nada, para poder acceder a la compensación de excedentes de autoconsumo tenemos que realizar una instalación en la modalidad de excedentes acogidos a compensación.

Con ella, nos van a compensar en la factura mensual, restando la energía que vuelcas a la red de la que coges de ella.

Requisitos para que se nos compensen los excedentes en el autoconsumo

Para poder obtener la compensación necesitamos cumplir estos requisitos:

  1. Generar energía a partir de una fuente renovable. La más habitual es la solar con una instalación fotovoltaica.
  2. La potencia total de la instalación no puede ser mayor de 100 kW.
  3. Suscribir un único contrato de suministro para el consumo asociado y los consumos auxiliares con una empresa comercializadora. Es decir, que no podemos firmar varios contratos con varias empresas a la vez.
  4. Suscribir un contrato de compensación de excedentes de autoconsumo con el productor asociado elegido.
  5. La instalación no puede tener un régimen retributivo adicional o específico.

La forma de los contratos de los puntos 3 y 4 está estipulada en los artículos 9 y 14 del Real Decreto 244/2019 que regula el autoconsumo eléctrico.

Cómo se compensan los excedentes de autoconsumo

Es muy importante que tengamos en cuenta 2 cosas sobre la compensación de los excedentes de autoconsumo:

  1. La compensación podría llegar a cubrir el 100% de la electricidad que hemos necesitado de la red. Pero eso no significa que la factura de la compañía eléctrica será cero. Solo la parte de consumo (el llamado término de energía) nos podría salir cero, que es lo que se compensa. El término de potencia instalada, por ejemplo, habría que pagarlo igualmente.
  2. No todo lo que vuelques se compensa. Es decir, podríamos estar todo el día volcando excedentes a la red, porque generamos mucha energía, pero solo se compensa hasta un límite.

Todo esto tiene implicaciones prácticas sobre nuestra instalación, que podremos optimizar siguiendo estos consejos para excedentes de autoconsumo.

Consejo 1. Calcula bien los excedentes previstos de autoconsumo

Esto significa medir muy bien de antemano la energía que podemos generar con nuestra instalación, teniendo en cuenta:

  1. El consumo que solemos hacer.
  2. La potencia instalada que necesitamos.

Esto implica no quedarse cortos para no necesitar mucho la red eléctrica general, pero tampoco pasarnos con una instalación que genere demasiada energía.

Esto último la encarece (necesitaremos más paneles, por ejemplo), así que todo lo que sobredimensionemos la instalación nos costará dinero y no quedará compensado.

Consejo 2. Apúntate a compensar los excedentes

Aunque los trámites y pasos para la compensación son cada vez más sencillos, no son automáticos.

Como hemos visto en la parte de requisitos, es necesario hacer trámites y firmar un contrato de compensación, además del de suministro.

Consejo 3. Aprovecha con baterías para ahorrar aún más

Podemos tener una instalación de autoconsumo híbrida. Es decir, que pueda coger energía de la red general cuando lo precise, pero también de la que almacenemos en baterías propias.

De esta manera, esos excedentes que sobran y no nos compensan pueden guardarse para uso personal. Eso sí, las baterías necesarias encarecen la instalación.

Como vemos, la parte de planificar bien el proyecto con la empresa instaladora es fundamental.

4. Aprovecha los excedentes para recargar aparatos o hacer un mayor consumo

Una vez sepas cuándo generas más excedentes, puedes aprovecharlos para cargar tu coche eléctrico o usar los electrodomésticos que más gastan, como hornos o lavadoras.

Esto requiere una planificación del uso de nuestros dispositivos eléctricos, pero a cambio, ahorraremos y no desperdiciaremos energía que puede acabar no compensada.

5. Aprovechemos los excedentes entre todos

Actualmente, se reconoce la posibilidad del autoconsumo colectivo. Es decir, poder realizar proyectos de autoconsumo conjuntamente con otros, como pueden ser nuestros vecinos del bloque de pisos. E incluso juntarnos con el bloque de al lado y que la inversión nos salga más barata.

De esta manera, en el caso de instalaciones con excedentes que no llegarían a ser compensados, pueden ser aprovechados por más implicados en la instalación, repartiendo entre todos lo que nos costaría ponerla en funcionamiento.

La compensación de excedentes de autoconsumo será un concepto cada vez más habitual en nuestra vida cotidiana. Calculando bien y siguiendo estos consejos, podemos aprovechar al máximo esos excedentes y, a la vez, luchar contra el cambio climático.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso