5 consejos sobre el autoconsumo fotovoltaico para una empresa

Generación

El autoconsumo fotovoltaico no deja de crecer como tendencia. Gran parte de estas instalaciones se están haciendo en la industria y las empresas. 

Por eso, es interesante conocer más sobre el tema y dar algunos consejos para empresas sobre el autoconsumo fotovoltaico.

Con ellos, optimizaremos al máximo esta posibilidad.

El aumento del autoconsumo fotovoltaico en las empresas

Según datos de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), en 2019 se instalaron 459 MW nuevos de potencia fotovoltaica en régimen de autoconsumo. 

De ellos, el 90% son conectados a la red eléctrica, mientras que el 10% restante son totalmente independientes.

Esto implica que se ha duplicado la potencia instalada durante el año anterior (2018) y que, en global, estamos alcanzando prácticamente 1 GW en total.

La cuestión es que, según esos mismos datos, entre un 50 y un 60% se ha instalado en el sector industrial, un 30-40% se ha hecho en el sector comercial y el 10% restante en el sector residencial. Sin duda, ese 90% es una buena tendencia de cara a las empresas.

Para aprovechar al máximo este fenómeno, tengamos en cuenta estos consejos.

1. Haz bien las cuentas del proyecto de autoconsumo fotovoltaico en tu empresa

Optimizar un proyecto de autoconsumo fotovoltaico en nuestro negocio comienza mucho antes de empezar, con los números del mismo. Al final, tenemos que aprovechar que los objetivos éticos pueden ser compatibles con los económicos. 

Por eso, hemos de planificar bien lo siguiente en nuestros números:

  • El coste total del proyecto. Especialmente, dejarlo bien claro a precio cerrado, o bien controlado, para no llevarnos sorpresas.
  • La recuperación de la inversión. Calculando cuánto nos vamos a ahorrar y en cuanto tiempo, hasta recuperar dicha inversión.
  • El ahorro tras el período de retorno de la inversión. Una vez sepamos cuándo el ahorro compensa la inversión, debemos tener en cuenta también el ahorro neto adicional que tendremos cada mes cuando hayamos recuperado el coste inicial del proyecto.

2. Decidir adecuadamente el tipo de proyecto que más nos conviene

Como hemos visto, los proyectos de autoconsumo pueden ser:

  • Conectados a la red.
  • Independientes de la red.

Los primeros nos permiten echar mano de esa red cuando el autoconsumo no sea suficiente para proporcionar toda la energía necesaria para nuestro negocio. Además, también permiten volcar el exceso de energía producida, con las ventajas que esto puede tener en forma de descuentos en factura.

Ser independientes de la red permite ser autosuficientes. Esto es interesante en zonas donde la calidad de la red puede ser menor, haya cortes habituales, etc. También es cierto que el exceso y la falta de energía son mucho más importantes aquí.

3. Considera muy bien la cuestión del almacenamiento de energía

Sea cual sea el tipo de proyecto de autoconsumo fotovoltaico, el almacenamiento de energía es crucial, especialmente cuando seamos independientes de la red. Eso permitirá aprovechar el exceso almacenándolo y también poder tener energía cuando la instalación no funcione a pleno rendimiento, o si ha de hacerlo durante la noche.

Es importante recordar que la energía solar fotovoltaica es intermitente, es decir, no está disponible durante esa noche.

Cada proyecto debe ser individualizado y el almacenamiento vendrá incluido en él. Es muy importante mirar bien esta parte para asegurarnos de que todas nuestras necesidades estarán cubiertas. Del mismo modo, debemos tener en cuenta la innovación en soluciones de almacenamiento, o un plan para instalar más si fuera necesario.

4. Comprobemos bien las ayudas y ventajas que se proporcionan para el autoconsumo

Las administraciones públicas, tanto a nivel estatal, como comunitario e incluso local, están concediendo diversas ventajas, subvenciones y facilidades para proyectos de autoconsumo fotovoltaico, tanto en negocios, como en casos particulares.

Con la abolición del llamado «Impuesto al Sol», es de esperar que más medidas de fomento se pongan en marcha en los próximos meses. Por eso, es muy importante tenerlas en cuenta. Eso nos permitirá también recuperar antes la inversión.

Del mismo modo, en el ámbito privado, algunas empresas de realización e instalación de proyectos de autoconsumo fotovoltaico están ofreciendo facilidades de pago y financiación

A la hora de considerar alternativas, es muy importante considerar esto entre las opciones que nos ofrezcan.

5. Ten en cuenta también las necesidades de mantenimiento

A la hora de considerar el autoconsumo fotovoltaico en nuestro negocio, no solo debemos tener en cuenta la instalación o la potencia, sino también considerar el mantenimiento necesario.

¿Qué hará falta para ese mantenimiento? ¿Cada cuánto tiempo será necesario hacerlo? ¿Cuál es la vida útil de los paneles y otros elementos? ¿Qué coste puede tener dicho mantenimiento?

Muchas empresas se quedan en la superficie y no calculan bien lo que costará mantener. Del mismo modo, elegir calidad y una baja necesidad de mantenimiento gracias a ella, también permitirá no tener que hacer reparaciones a menudo, que el suministro de energía sea estable y proporcione confianza.

En definitiva. Es un buen momento para pensar en el autoconsumo fotovoltaico dentro de nuestros negocios. Puede ser un aliado perfecto y, además, una ayuda al medio ambiente.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso