Aerotermia o gas natural, ¿cuál es mejor?

Eficiencia energética

A la hora de considerar opciones de climatización para el hogar, nos solemos encontrar con dos alternativas interesantes: la aerotermia y el gas natural. ¿Cuál es el mejor de los dos? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada uno? ¿Cuál es el más recomendable en nuestro caso?

Estas preguntas nos las han hecho muchos clientes, preocupados tanto por la factura, como por la sostenibilidad y el medio ambiente. Es por eso que, como siempre, respondemos a tus dudas de manera sencilla, clara y didáctica.

Como en todas las preguntas importantes, la respuesta es que la mejor opción entre aerotermia o gas natural dependerá de cada caso particular. No hay dos situaciones iguales, pero, como verás, te damos todos los datos y consejos necesarios.

¿Qué es la aerotermia y para qué sirve?

La aerotermia (o energía aerotérmica), es una tecnología usada por bombas de calor de nueva generación, capaces de extraer la energía contenida en el aire que nos rodea. Esto se puede usar tanto para climatizar (obteniendo calor o frío según se necesite), como para tener agua caliente sanitaria.

La gran innovación es que permiten que su rendimiento sea superior al de la electricidad que consumen de la red, al extraer también energía de ese aire que nos rodea.

¿Qué es el gas natural para calefacción?

El gas natural para calefacción es una solución tradicional basada en la instalación de una caldera, alimentada por ese gas natural, que nos permite obtener calor y agua caliente sanitaria para lo que precisemos.

Como vemos, dos opciones muy diferentes, de manera que, para saber si nos conviene aerotermia o gas natural en casa, debemos conocer las ventajas e inconvenientes de cada alternativa.

Ventajas y desventajas de la aerotermia

La aerotermia es un sistema que se está poniendo muy de moda por sus importantes ventajas, entre las que destacan:

  • La versatilidad al climatizar, ya que una instalación de aerotermia proporciona calor o frío según necesitemos.
  • Una gran eficiencia, ya que generamos más energía que la que tiene que coger de la red eléctrica.
  • Un ahorro en la factura energética, ya que necesitamos captar menos electricidad de la red, de hecho, se consume entre un 25% y un 30% de lo que precisa una bomba de calor tradicional.
  • Desde el punto de vista ambiental, tenemos una energía renovable al extraerla en gran parte del aire que nos rodea, reduciendo el impacto ecológico.

Aquí es donde entra la posibilidad de reducir ese impacto todo lo posible, si contratamos electricidad renovable como la que ofrecemos en Enérgya-VM.

Cuando combinas nuestra energía con la aerotermia, puedes estar seguro de que estás cuidando en lo posible el medio ambiente.

La aerotermia es el futuro y hay quien dice que es la sustituta del gas. Sin embargo, también presenta algunas desventajas:

  • La instalación de los equipos requiere una inversión inicial mayor que la instalación de bombas de calor tradicionales, por ejemplo.
  • Requiere de más espacio. Ya que esas bombas de aerotermia también son más grandes que las clásicas.
  • Dependemos del precio de la electricidad que, según esté respecto al precio del gas, normalmente es más cara.

Visto esto, echemos un vistazo al gas natural.

Ventajas y desventajas del gas natural

Cuando hablamos de gas natural para calefacción y agua caliente, tenemos estas ventajas:

  • Obtienes también un calor muy eficiente en términos energéticos.
  • El impacto ambiental, aunque el gas no sea limpio, es menor que con otras calderas, como una de gasoil.
  • El precio del gas suele ser menor que el de la electricidad, con lo que puede compensar en lo económico. Sin embargo, eso no es tan claro frente a la aerotermia por dos razones: el menor consumo de electricidad en aerotermia y el hecho de que el gas está teniendo subidas turbulentas y su futuro no está claro.

Desventajas del gas natural para calefacción:

  • La instalación inicial, incluyendo caldera, requiere una inversión importante.
  • Obtienes agua caliente y calefacción, pero no refrigeración.
  • El gas natural no llega a todas partes.
  • El futuro del gas es incierto.

Con los recientes acontecimientos entre Rusia y Ucrania, así como la lucha contra el cambio climático, el gas natural está en el punto de mira. Sus precios suben, son inestables y, en general, se está acelerando el cambio hacia otros tipos de energía.

Ciertos países occidentales, a fin de eliminar su dependencia del gas importado, están desincentivando la inversión y, algunos, incluso hablan de obligar a bombas de calor eléctricas, que puedan alimentarse con energía renovable ante el previsible acelerón de estas.

Aerotermia o gas natural, consejos para elegir bien en nuestro caso personal 

Siendo conscientes de las ventajas e inconvenientes de cada opción, probablemente te habrás hecho una idea de qué opción encaja en tu caso personal. Para confirmarlo, ten en cuenta estos consejos:

  • Si tienes el espacio y el presupuesto para la inversión inicial, considera la aerotermia. Con una combinación de electricidad renovable como la de Enérgya-VM y la reducción de consumo del sistema, puedes tener el menor impacto ambiental y de factura.
  • Si necesitas climatización completa de calor y frío, porque vives en una zona calurosa, por ejemplo, elige también la aerotermia.
  • Si, sobre todo, necesitas calefacción constante al estar en zona fría, el gas suele ser la opción más económica para ese calor. 

En definitiva, te recomendamos que mires la aerotermia y nuestras tarifas de Fórmula Luz de electricidad. Son la mejor combinación para ahorrar y proteger el planeta a la vez. 

Si necesitas gas, es también una buena opción y te ofrecemos la mejor tarifa con nuestra Fórmula Gas.

En ambos casos, no dudes en contactar y preguntar cualquier duda. Como siempre, te explicaremos todo y te asesoraremos de forma clara y sencilla.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso