¡Ahorra en luz tras las vacaciones! 10 consejos que funcionan

Generación

Sabemos que la cuesta de enero es dura y por eso te queremos ayudar. Ahorra en luz tras las vacaciones siguiendo estos sencillos consejos y, al menos, la factura eléctrica no será un quebradero de cabeza nada más comenzar el año.
Como verás, se trata de consejos sencillos, que todo el mundo puede aplicar.

1. Examina el consumo del año anterior y comprueba si tienes la tarifa más adecuada

Enero es un buen momento para hacer balance del año anterior y ver cuánto hemos pagado de luz y cómo hemos consumido. Por ejemplo, es posible que podamos recortar en nuestra factura si ajustamos el término de potencia (la potencia fija contratada) a lo que realmente necesitamos.
Del mismo modo, hemos de pensar bien en cómo hemos consumido electricidad, a qué horas y en qué. Es posible que nos convenga, por ejemplo, contratar una tarifa con discriminación horaria, como la que te ofrecemos en Enérgya-VM dentro de nuestra fórmula luz online.

2. Ahorra en luz con un plan de consumo más inteligente y responsable este año

Además de revisar lo que hemos hecho, enero también es ideal para plantearnos un modo de consumo más responsable y más económico.
Lo ideal para eso es invertir en electrodomésticos inteligentes, que podamos programar en las horas adecuadas. Si tenemos discriminación horaria, aunque no estemos en casa, el lavavajillas o la calefacción pueden operar sin nosotros, o a distancia usando el móvil.
De esa manera, por ejemplo, no tendremos que tener todo el día la calefacción para que nuestro hogar nos reciba con buena temperatura. Igualmente, tampoco tendremos que tener todo encendido a la vez cuando estemos en casa y tengamos que hacer la colada, fregar o caldear el ambiente. De hecho, con una buena planificación, si tenemos un término de potencia elevado, podríamos reducirlo y ahorrar en luz.
Si no podemos invertir en electrodomésticos inteligentes o de menor consumo ahora mismo, hay sencillos aparatos que permiten programar su funcionamiento. Poniendo una hora concreta, estos dejan pasar la luz al electrodoméstico cuando especifiquemos, y que funcione aunque no estemos.

3. Baja un poco el termostato y tenlo a una temperatura óptima

Ahorra en luz ajustando el termostato uno o dos grados menos de lo habitual. Probablemente, no notarás una sensación térmica distinta, pero sí supone una diferencia en el consumo.
Y si lo notas un poco en el ambiente, no será un problema con el siguiente consejo.

4. Viste para la temperatura que hace

Muchas veces nos acostumbramos a ir demasiado frescos en casa a la hora de vestir, gracias a la calefacción. Bajar ese par de grados, y ponernos una sudadera encima, hará que ahorremos en luz y estemos igual de cómodos que siempre.

6. No fuerces el calentador

Igual que tenemos margen en el termostato, podemos tenerlo en el calentador. Si es eléctrico, no es necesario que esté encendido siempre. Muchos calientan el agua rápidamente, o bien podemos recurrir de nuevo a esos aparatos programadores para tener el agua caliente a la hora adecuada.
Del mismo modo, no tiene que estar siempre a plena potencia. Muchas veces calienta todo lo que puede y regulamos la temperatura abriendo más el agua fría. En vez de eso, bajar la temperatura del calentador ayudará a no forzarlo y ahorrar un poco.

7. Ahorra luz calentando solo las habitaciones en las que estés

Todos tenemos esa habitación que usamos poco o acaba siendo un trastero. Del mismo modo, algunas habitaciones, como la cocina, pueden influir mucho en la temperatura de una casa. Si tienes una campana extractora tradicional, por ejemplo, puede actuar como una pequeña ventana al exterior.
Por eso, cierra siempre las habitaciones en las que no estés o no uses a menudo. Eso hará que la casa se caliente antes y el termostato trabaje menos.

8. Adquiere el hábito de apagar siempre las luces y los aparatos

Todos somos un poco culpables de dejarnos de vez en cuando luces encendidas que no son necesarias, o de no desconectar del todo los aparatos que no usamos.
Este comienzo de año es ideal para hacernos el propósito de apagar siempre las luces de las habitaciones que dejemos atrás. Del mismo modo, cuando caiga la noche, no es necesario tener encendidos aparatos como la tele o el módem.
Para que te resulte más fácil, puedes usar regletas con interruptor, y así apagar y encender todo fácilmente.

9. Lava la ropa con agua algo más fría

Ahorra luz reduciendo la temperatura del agua en la lavadora. A la hora de hacer la colada, muchas veces no está manchada, es solo olor y suciedad ligera, que se irá igualmente con agua fría o templada.
También puedes clasificar la colada en cuanto a la necesidad de agua caliente, y poner a la vez lo que apenas está sucio, para lavarlo con agua fría.

10. Realiza siempre un buen mantenimiento de los aparatos

Ahorra luz limpiando y manteniendo siempre los electrodomésticos, para no forzarlos más de la cuenta. Una pasada a la parte trasera de la nevera, o una limpieza de filtros en la bomba de calor, ayudará a que sus motores no tengan que forzar la máquina.
Como ves, la cuesta de enero puede ser un poco menos empinada siguiendo estos sencillos consejos. Y ya sabes, si quieres ahorrar un poco más en la factura de la luz, no dudes en contactar con Enérgya-VM, porque te podemos ayudar.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso