Ahorro energético para superar la cuesta de enero

Eficiencia energética

Una vez acabadas las fiestas de Navidad, llega una de las épocas del año más difíciles para la mayoría de los ciudadanos, la denominada “cuesta de enero”. Ya que, tras más de dos semanas de reuniones familiares, comidas copiosas y celebraciones, encaramos el nuevo año, que normalmente viene acompañado de subidas de precios. Una opción para sobrellevar lo mejor posible este periodo es utilizar los servicios de ahorro energético que ofrecen muchas compañías.

 

Otra, es seguir una serie de rutinas básicas para controlar nuestro gasto y, así, evitarnos cualquier susto a final de mes. En este artículo, vamos a comprobar cómo en nuestra casa existen muchos puntos posibles de ahorro energético, y, que a través de un consumo responsable, podremos superar la famosa cuesta de enero plácidamente. Vamos a descubrir los consejos más importantes para poder empezar el año con buen pie.

 

ahorro económico
El ahorro energético nos puede ayudar a superar la cuesta de enero

 

Controlar los gastos

Si somos sinceros, todos debemos de reconocer que las fiestas navideñas siempre acaban desembocando en gastos excesivos y no muy importantes, por norma general. La acumulación de festejos nos termina empujando a consumir más que en cualquier otra época del año. Si a eso le sumamos que los comienzos de año suelen significar subidas en los precios de la energía, los combustibles, alimentos, etc. Nos encontramos ante una situación económica más que complicada para muchos hogares.

 

Por eso, uno de las primeras medidas que debemos tomar, si no queremos que nuestro gasto se descontrole, es realizar un presupuesto. En él, tendremos en cuenta nuestros ingresos y gastos, ordenando estos últimos del más importante al más superfluo. Así, podremos controlar mucho mejor el dinero que tenemos. Y cuando, por algún motivo, debamos reducir lo que consumimos, estaremos mucho más informados sobre de qué podemos privarnos y de qué no. Hoy en día, existen multitud de aplicaciones gratuitas que te ayudan a elaborar un presupuesto y gestionar tu dinero.

 

Otro consejo muy importante a tener en cuenta es la de controlar lo que tiramos a la basura. Aunque parezca mentira, los europeos tiramos 179 kilos de comida al año. Algo, que además de tremendamente injusto respecto a aquellos que no tienen para comer, es un auténtico desperdicio económico. Para evitar esto, lo ideal es planificar el menú semanal antes de ir a comprar al supermercado, elaborar una lista de la compra y evitar caer en la tentación de comprar impulsivamente.

 

Pero enero también es conocido por la llegada de las rebajas de invierno. Y a pesar de que cada vez hay más periodos de rebajas a lo largo del año, estas son las más famosas y finalmente siempre compramos algo. Por supuesto, las rebajas son una opción inmejorable para renovar aquellas prendas que tenemos en peor estado, ahorrándonos unos euros. Sin embargo, son también muchas las ocasiones en las que terminamos llevándonos más cosas de las que íbamos a comprar inicialmente.

 

control económico
Mejorar la gestión de nuestro dinero es fundamental.

 

Ahorro energético: vigila el consumo eléctrico

Durante la Navidad pasamos más tiempo en nuestra casa, por lo que nuestro consumo de electricidad se incrementa notablemente. Además, los adornos de luces que colocamos en esas fechas hacen que este gasto aumente más aún. Y por si fuera poco, en ocasiones las condiciones meteorológicas provocan un aumento de los precios de la luz, como ocurrió este pasado diciembre. Así que, el ahorro energético es clave para superar la cuesta de enero.

 

El primer consejo en esta materia es el de aprovechar al máximo la luz natural. Nunca hay que olvidar que la energía más barata es aquella que no se consume, y a partir de las Navidades anoche cada vez más tarde. Es cierto que es un cambio gradual y lento, pero no hay que desperdiciar cada minuto extra de luz solar.

 

Una vez llega la noche, también debemos controlar al máximo la iluminación de nuestras viviendas. Cuando podamos, debemos de cambiar las bombillas a LEDs si aún no disponemos de ellos. La diferencia de precio con el resto de tecnologías es cada vez menor, por lo que su menor consumo y mayor duración las convierte en la opción más ahorradora, sin lugar a dudas.

 

Otro importante consejo es apagar las luces cuando salimos de las habitaciones. Tenemos que desterrar, de una vez por todas, la falsa creencia de que se gasta más apagando y volviendo a encender, que manteniendo la luz encendida. Lo mismo ocurre con el resto de aparatos electrónicos, desenchufa aquellos que no estén siendo utilizados, como los cargadores. Estos pequeños gestos al final suponen una gran diferencia en el gasto eléctrico.

 

Hablando de ahorro energético, tampoco podemos olvidarnos del stand by. El conocido como “gasto fantasma”, debido a que no nos percatamos de su existencia, a lo largo del año puede suponer unos cuantos euros. Para combatirlo no hay elemento mejor que las regletas con interruptor, para de esta manera poder apagar completamente los electrodomésticos. Las televisiones, radios, reproductores de vídeo, videoconsolas, etc. son solo algunos de los ejemplos más comunes de aparatos que suelen presentar modo de stand by.

 

Por último, también debemos hacer un uso responsable de los electrodomésticos que más consumen, como la lavadora y la plancha. En estos casos, la mejor estrategia es esperarnos siempre y utilizarlo al máximo de su capacidad. Los programas con media carga son un desperdicio de agua y energía, así como planchar todos los días. Lo más recomendable es aguantar hasta que haya mucha ropa acumulada en el cesto de la plancha, y plancharla toda a la vez.

 

iluminación de la vivienda
Debemos aprovechar la cada vez más luz natural que tendremos.

 

Ahorro energético: revisa la climatización

Aunque se acaben las fiestas navideñas, el frío invierno se queda con nosotros. Por lo tanto, asegurar la correcta climatización de nuestras viviendas se antoja muy importante para evitar el despilfarro de energía.

 

Con este fin, el primer elemento que tenemos que revisar son las ventanas, ya que por ellas se pierden una gran parte del calor de nuestros hogares. Mejorar el aislamiento de nuestras casas con la colocación de cortinas gruesas o bajando las persianas tras el anochecer son dos claves del ahorro energético. También es recomendable tapar las ranuras con silicona, así evitarás cualquier fuga de calor.

 

Otra clave para conseguir una temperatura ideal en tu casa con el menor gasto posible es calentar tan solo las estancias que nosotros deseemos. Es muy probable que no utilicemos todas las habitaciones de las que disponemos en nuestra vivienda, por lo tanto, cerrando los radiadores y las puertas de estos espacios aumentaremos el calor en las que sí usamos. Asimismo, nunca debemos de cubrir los radiadores o situarles obstáculos cerca, como mesas o estanterías. Si no, la distribución del calor no será la correcta, y tendremos que aumentar el consumo para climatizar nuestro hogar correctamente.

 

Otro aspecto a tener en cuenta para garantizar el ahorro energético es cómo gestionamos el sistema de calefacción. Ya esté alimentada a través de gas o de electricidad, la temperatura a la que la fijemos es vital para no disparar su consumo. Para ello, mantener nuestro hogar a 20ºC en invierno es más que suficiente, ya que cada grado extra aumentará ostensiblemente el gasto.

 

Para mantener esa temperatura ideal son muchos los caminos que podemos seguir. Podemos utilizar elementos decorativos que nos ayuden a aislar la casa y darlas un ambiente más cálido, como las alfombras. Instalar burletes en puertas y ventanas evitará las fugas de calor, manteniendo la temperatura de la vivienda más fácilmente. También debemos tener especial cuidado cuando ventilemos la casa. Si bien es necesario renovar el aire, diez minutos es tiempo más que suficiente para que se airee nuestro hogar sin que se pierda excesivo calor. Y si es posible al mediodía, cuando la diferencia de temperatura con el exterior es menor.

 

climatización de la casa
El aislamiento de las ventanas es fundamental en la climatización del hogar.
  • ALT: climatización de la casa
  • Descripción de la imagen: El aislamiento de las ventanas es fundamental en la climatización del hogar.

En resumen, si a lo largo del año siempre debemos de tener especial cuidado con nuestro consumo; después de las Navidades, cuando hemos realizado algún que otro derroche, tenemos que estar más atentos si cabe. Para garantizarnos un ahorro energético que nos permita superar la temida cuesta de enero sin problemas, tan solo debemos asegurarnos de apagar todo lo que no estemos utilizando. Y aquello que sí estemos usando, hacerlo responsablemente para minimizar el gasto que pueda ocasionar.

 

En Enérgya-VM disponemos de una amplia oferta de tarifas para que nuestros clientes puedan escoger la que mejor se adapta a sus características. Ya sea con precio de la luz fijo, con precio indexado en función del mercado, o con nuestro plan con cuota fija. Además, con nuestros servicios para asegurar el máximo ahorro de nuestros clientes, como Optimiza, nos aseguramos su agrado con nuestra gestión. Solo así hemos conseguido que el 94% de nuestros clientes se muestren satisfechos con nosotros.

 

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso