Calcula el ahorro energético en tu hogar

Eficiencia energética

El ahorro energético en el hogar comienza por saber qué eficiencia energética tiene. Puede que estemos invirtiendo en aparatos de climatización eficiente, pero si nuestra casa no tiene una buena eficiencia, el ahorro energético en el hogar resultará casi imposible.

En esos casos, por mucho que nos esforcemos en ahorrar por un lado, lo perderemos por otro.

Es por eso que, una de las primeras tareas para mejorar el ahorro sería calcular la eficiencia energética de tu hogar, mejorando lo que fuera necesario. Esto se hace mediante la obtención de un certificado energético.

¿Qué es? ¿Cómo se calcula? Te explicamos todo sobre el tema.

Qué es el certificado energético de una vivienda

Es el certificado que permite conocer la eficiencia energética de una vivienda y, por tanto, el ahorro energético en ese hogar.

El certificado energético es una letra que puede ir desde la A (máxima eficiencia energética) a la G (mínima eficiencia y, por tanto, mínimo ahorro energético).

Dado que la construcción es lo que más energía consume, las directivas europeas, de las que surge certificado energético, buscan reducir ese consumo.

A la vez, también se intenta que los propietarios e inquilinos conozcan su consumo potencial de energía. Eso también hace que se planteen rehabilitar energéticamente la vivienda, para un consumo más responsable.

Cómo calcular la eficiencia energética de una vivienda

Los cálculos para obtener el certificado de eficiencia energética los tiene que hacer un técnico especializado. Él visita la vivienda, recoge datos y realiza las operaciones necesarias para certificar con la letra adecuada.

Algunas de ellas son bastante complejas, se usa software especializado y es preciso realizar cálculos complicados. Si tienes curiosidad, he aquí un enlace a cómo se realizan esos cálculos en detalle.

Sin embargo, no te preocupes, no te vamos a complicar el proceso. Algunas páginas web permiten que puedas calcular el ahorro energético de tu hogar (y el certificado que le correspondería) de manera aproximada.

Por ejemplo, la empresa Leroy Merlin permite realizar un test en esta web. En él responderás a preguntas que tienen que ver con:

  • Cómo es tu vivienda.
  • Qué sistemas de climatización tienes.
  • Otros detalles de consumo y facturación…

Con eso, te aparecerá la letra que correspondería al certificado energético.

No obstante, recuerda:

  • El resultado siempre es aproximado, en este caso y en el de cualquier otra calculadora de ahorro energético en el hogar.
  • No sirve como certificado legal y no tiene validez real, solo informativa. Eso significa que, por ejemplo, no puedes especificar la letra que te sale a la hora de alquilar o vender la vivienda (un requisito obligatorio actualmente).
  • La certificación válida siempre la tiene que hacer un técnico cualificado.
Algunas páginas web permiten que puedas calcular el ahorro energético de tu hogar

Cómo calcular las emisiones de CO2 y el consumo de la vivienda

Si conoces la letra de tu certificado energético, o has hecho el cálculo aproximado con la herramienta que te hemos dicho, podrías conocer el coste, el consumo y las emisiones de CO2 de tu vivienda.

Esto depende de los metros de la vivienda y la ubicación, entre otras cosas, y también hay varias calculadoras online que te permiten hacerlo.

Esta de la OCU es una buena opción. Solo hay que entrar, contestar unas preguntas y especificar la letra de tu certificado energético para obtener los datos.

Eso nos permitirá ser conscientes del ahorro energético en el hogar y de nuestras emisiones.

Cómo se obtiene un certificado energético, paso a paso

Además de ser una herramienta para concienciarnos de nuestro consumo y posible ahorro, el certificado energético es obligatorio si queremos alquilar o vender la casa.

Si queremos obtenerlo, y conocer qué podemos hacer para aumentar el ahorro energético del hogar, hemos de seguir estos pasos:

  1. Contactar con un técnico certificador y concertar una visita: En ella el técnico trazará un plano del inmueble y analizará materiales, ubicación, orientación, etc.
  2. Esperar el cálculo de la letra: El técnico usa los datos recopilados para calcular la eficiencia energética de nuestra casa, calificando con una de las letras (desde la A a la G).
  3. Recibir el informe: Adicionalmente a la letra, el propietario recibe un documento con detalles y recomendaciones para mejorar la eficiencia energética de la vivienda.
  4. Registrar el certificado en el organismo autonómico: El certificado energético se registra en el organismo que corresponde en cada autonomía. Este paso es obligatorio por parte del propietario, ya que, si no se hace, el certificado sigue sin ser válido a efectos legales.

Siguiendo estos pasos, obtenemos una certificación válida durante los 10 años siguientes.

Como vemos, calcular la eficiencia energética de nuestro hogar es un buen primer paso para tomar medidas de ahorro efectivas. Gran parte de ese ahorro, tanto en calefacción como en iluminación, viene determinado por las características de la vivienda.

Aunque algunas de ellas, como la orientación o la ubicación, no podremos cambiarlas, sí tenemos un amplio margen para mejorar la conservación de la energía en la vivienda. Eso nos permite también disminuir nuestra huella ecológica y realizar un consumo responsable.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso