Coches eléctricos: ¿Como se clasifican y qué significan sus etiquetas?

Compromiso con el planeta

El coche eléctrico es el futuro de la movilidad. Por eso, seguramente te interese saber cómo se clasifican y qué significan las etiquetas que aparecen en ellos, como EV, HEV, etc.

Ten muy en cuenta que hablamos aquí de etiquetas técnicas que clasifican los distintos tipos de coches eléctricos y su funcionamiento. Estas no tienen que ver con otros tipos de etiquetas administrativas, como puede ser la Etiqueta 0 (de cero emisiones) que emite la Dirección General de Tráfico, por ejemplo.

¿Qué significa la etiqueta EV de los coches eléctricos?

EV es una abreviatura general que significa Electric Vehicle, es decir, vehículo eléctrico. Por eso, todo coche que lleve un motor de este tipo tendrá esas dos letras en su etiqueta identificativa.

Lo que ocurre es que no verás solo ese acrónimo de EV, sino otros como PHEV, etc. Sabiendo que la parte de EV significa vehículo eléctrico en general, examinemos las demás etiquetas. Viéndolas, sabrás distinguir perfectamente ante qué tipo de vehículo eléctrico estás.

¿Qué significa la etiqueta BEV?

Comencemos por una de las etiquetas más interesantes: BEV. Su significado es Battery Electric Vehicle, es decir, Vehículo Eléctrico de Batería o vehículo 100% eléctrico

Este tipo de vehículos no usa ningún otro combustible ni mecanismo de propulsión que no sea la energía eléctrica almacenada en su batería recargable y enchufable.

Es por eso que, a veces, se les denomina también Vehículos Eléctricos Puros, Vehículos solamente eléctricos o Vehículos 100% eléctricos.

Cuando estés ante un BEV, sabrás que es un coche que no produce ninguna emisión mientras circula y puedes enchufar a la red para repostar.

¿Qué significa la etiqueta HEV de un coche eléctrico?

Aquí cambiamos la B inicial por una H y es muy importante porque significa: Hybrid Electric Vehicle. Es decir, vehículo eléctrico híbrido.

Ten muy en cuenta que, si ves HEV en un coche, significa que se trata de un vehículo eléctrico no enchufable. Es decir, el vehículo tiene un motor de combustión tradicional y también uno eléctrico, pero este no se recarga enchufando, sino con el movimiento cuando circula.

Esto tiene una implicación muy importante, aunque puede funcionar en modo 100% eléctrico y, por tanto, no realizar emisiones durante la circulación, tiene una autonomía muy limitada cuando circula así.

¿Qué significa la etiqueta PHEV de un coche eléctrico?

PHEV significa Plug-in Hybrid Electric Vehicle, es decir, Vehículo eléctrico híbrido enchufable. Esto significa que la batería que alimenta al motor eléctrico del vehículo sí se puede recargar en este caso, conectándolo a una toma de corriente.

Estos vehículos pueden funcionar con combustible fósil y electricidad. En el segundo caso, no realizan emisiones y, como curiosidad, esta clase concreta de vehículos tiene más de cien años, aunque no lo parezca. El Lohner-Porsche Mixto, nacido nada menos que en 1889, fue el primer coche de este tipo por parte de la legendaria marca Porsche.

A partir de aquí, ya vemos etiquetas menos comunes, pero igual de interesantes.

¿Qué significa la etiqueta MHEV?

MHEV significa Mild Hybrid Electric Vehicle, o Vehículo Eléctrico Semi-Híbrido. La etiqueta MHEV es un poco más compleja, porque define a un vehículo híbrido (que por tanto tiene dos fuentes de energía, una de combustible fósil y otra eléctrica). Sin embargo, el motor eléctrico, en este caso, solamente apoya al motor tradicional en su funcionamiento.

Eso permite asistirle en los giros, mejorar el rendimiento del tren de potencia o reducir la emisión de CO2. Es decir, aquí el motor eléctrico no funciona solo, sino que optimiza al motor de combustión.

Según Continental, un vehículo MHEV tiene:

  • Una potencia eléctrica disponible de entre 10 y 20 kW.
  • Una batería de 48 V.
  • Un ahorro de emisiones de CO2 durante su consumo de entre un 13% y un 22%, en comparación con un vehículo 100% de combustión fósil.

¿Qué significa la etiqueta FCEV?

FCEV significa Fuel Cell Electric Vehicle. Es decir, vehículo eléctrico con pila de combustible. Esto quiere decir que el vehículo usa una pila de combustible como fuente de energía, sola o en combinación con una batería eléctrica.

El motor eléctrico se ve alimentado por el combustible de esa pila, que suele ser de hidrógeno. Este hidrógeno, cuando se usa para generar la energía que mueve el vehículo no produce emisiones. 

Sin embargo, el hidrógeno se suele crear a partir del gas natural. Eso significa que, durante la producción de dicho hidrógeno, sí se realizan emisiones. Del mismo modo, transportar y almacenar dicho hidrógeno también puede provocar emisiones a la atmósfera.

Como vemos, los términos que definen el funcionamiento de un coche eléctrico y los clasifican pueden ser muy parecidos, pero con esta guía ya sabrás qué significa cada uno y qué implicaciones tienen. Tanto prácticas en el día a día, como respecto a sus posibles emisiones nocivas.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso