¿Qué son los coches híbridos?

Eficiencia energética

Un coche híbrido es el que puede usar para funcionar, tanto combustible tradicional, como electricidad.

Por tanto, tienen dos motores diferentes. Uno es clásico, de combustión y que precisa gasolina o diesel, y otro es eléctrico, alimentado por una batería recargable.

Cómo funcionan los coches híbridos

Los coches híbridos pueden funcionar de una manera muy similar a los vehículos tradicionales, de modo que queman gasolina (o gasoil) y emiten gases a la atmósfera.

Sin embargo, el motor eléctrico hace que el funcionamiento en ciertas condiciones sea distinto y más eficiente que el de un coche normal.

Por ejemplo, la mayoría de coches híbridos funcionan de la siguiente manera:

  • En condiciones de velocidad reducida y cuando no se necesita demasiada potencia, pueden usar solamente el motor eléctrico. De esa manera funcionan perfectamente, sin necesidad de emitir gases contaminantes o gastar gasolina.
  • Cuando es necesaria una mayor velocidad y en viajes más largos, pueden usar el motor de combustión, de esa manera no se distinguen de un coche tradicional.
  • En situaciones en las que necesita más potencia, como subir un puerto de montaña, el motor eléctrico y el de combustión pueden trabajar juntos. De ese modo, el coche no requiere de tanto esfuerzo, ni emplea tanto combustible fósil.
  • Cuando se produce una desaceleración o frenado, el motor puede reciclar la energía cinética (del movimiento) para recargar la batería eléctrica.
  • Los dos motores se apagan y se encienden instantáneamente cuando el vehículo se detiene y se pone en marcha de nuevo. De esa manera, se contamina menos y se ahorra combustible.

Como podemos ver, el funcionamiento de los coches híbridos es mucho más versátil que el del coche tradicional.

coche hibrido
Los coches híbridos, en condiciones de velocidad reducida y cuando no se necesita demasiada potencia, pueden usar solamente el motor eléctrico

Ventajas de los coches híbridos frente a los vehículos tradicionales

Gracias a su manera de funcionar, sus dos motores y a poder usar dos fuentes de energía diferentes, los coches híbridos tienen una serie de ventajas.

1. Los coches híbridos contaminan menos

El hecho de poder utilizar un motor eléctrico permite realizar menos emisiones de gases contaminantes, y de efecto invernadero, a la atmósfera.

Esta ventaja se acentúa con el hecho de que, durante la conducción por ciudad, se usa casi siempre el motor eléctrico.

En las ciudades es donde se produce mayor contaminación nociva directa, tanto por la acumulación de muchos vehículos, como por la acumulación de personas.

La contaminación por emisiones directas se ha relacionado con enfermedades respiratorias, cáncer, asma y, en general, peor calidad y esperanza de vida.

Además, la contaminación acústica también es menor.

Por último, hemos de tener en cuenta que, durante el proceso de fabricación de los coches híbridos, la emisión de CO2 es menor que la del coche tradicional.

Así que, lo miremos como lo miremos, el coche híbrido es más limpio.

2. Los coches híbridos permiten ahorrar más

Si recordamos, el coche híbrido es capaz de reciclar parte de la energía cinética que produce para ir cargando la batería del motor eléctrico.

Eso permite una mayor eficiencia del uso de combustible. Es decir, que no tendremos que repostar gasolina o diesel tan a menudo como con un coche tradicional.

Además, usando a menudo el motor eléctrico, ahorraremos también porque la recarga es más económica que la del motor tradicional.

Teniendo en cuenta que, en el futuro, es de esperar que la electricidad sea cada vez más económica (sobre todo con el mayor uso y eficiencia de las energías renovables) los coches híbridos implican ahorro.

Y no solo eso. Si además te aseguras de recargar la batería con energía de fuentes 100% renovables, como la que comercializamos en Enérgya-VM, estás aumentando el efecto positivo de no contaminar.

3. Los coches híbridos más eficientes

El motor de combustión es poderoso, pero ineficiente. De toda la energía que genera, aprovecha apenas un 20-30%. El resto, se pierde.

En cambio, el uso de la energía eléctrica a partir de una batería es mucho más eficiente. Se puede aprovechar, aproximadamente, el 90%.

Eso hace que los coches híbridos derrochen menos energía, potenciando las dos ventajas anteriores.

4. Mayor capacidad de respuesta

Dos motores son mejores que uno, en este caso.

El uso conjunto de ambos permite ofrecer potencia de manera suave y también mejor respuesta cuando la necesitas, con solo pulsar un botón.

5. El tiempo está a favor de los coches híbridos

Las regulaciones de la Unión Europea intentan reducir, cada vez más, las emisiones de CO2. Además de eso, el combustible fósil no es renovable y tenderá a encarecerse o sufrir variaciones inesperadas.

En el futuro, ambas cosas tenderán a acentuarse.

Es por eso que elegir un coche híbrido nos prepara para ese futuro mucho mejor que uno tradicional.

Como vemos, los coches híbridos son una opción ventajosa para aquellos que quieren ahorrar y reducir la contaminación, sin renunciar a la potencia y la comodidad.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso