Cómo ahorrar en la factura de la luz en vacaciones

Compromiso con el planeta

Una de las épocas más propicias para ahorrar energía son las vacaciones. Nos vamos de viaje y pasamos menos tiempo en casa, con lo que es ideal para reducir un poco la factura de la luz. En Enérgya-VM siempre hemos apostado por el consumo responsable y, por eso, te ofrecemos unos sencillos consejos de ahorro en vacaciones.

Con ellos, cuidarás tu bolsillo, realizarás un consumo sostenible y ayudarás a conservar el planeta.

1. Ten muy en cuenta el frigorífico

Nuestra nevera está funcionando 24 horas, los 7 días de la semana. De hecho, suele ser el electrodoméstico que más electricidad consume a lo largo del año. Por eso, los mejores consejos de ahorro en vacaciones tienen que empezar, necesariamente, con el frigorífico.

Si nos vamos de viaje, puede ser interesante aprovechar y darle también a él un merecido descanso. Vaciar de comida la nevera y desenchufarla, dará un respiro al aparato y nos permitirá ahorrar en vacaciones.

Si no queremos desenchufarlo del todo, entonces lo ideal es vaciarlo de la comida más perecedera y subirle algún grado la temperatura. Eso reducirá el consumo de luz, sin arruinar lo que haya dentro.

Del mismo modo, podemos aprovechar el periodo vacacional para hacer un poco de mantenimiento y limpiar la parte trasera del frigorífico. Eso permitirá que el motor funcione de manera más eficiente, y ahorremos en la factura.

2. Invierte en domótica que permita controlar la casa de manera remota

Otro de los consejos de ahorro en vacaciones es invertir en domótica que nos permita manejar, de manera remota, los aparatos eléctricos de casa.

Así, aunque estemos viajando lejos, podremos controlar nuestro hogar desde cualquier lugar con conexión a Internet. Si nos hemos dejado plantas, o al gato, dentro de la casa, podremos controlar mejor la temperatura si es necesario. Gracias a la domótica podremos incluso simular presencia con luces, sin necesidad de dejarnos los aparatos encendidos. De esa manera, los «amigos de lo ajeno» no sabrán que estamos ausentes por vacaciones.

Además, si hemos salido de viaje estas vacaciones, esto también nos permitirá ver si nos hemos dejado algo enchufado o encendido… y apagarlo remotamente.

¿Una alternativa más económica? Los temporizadores.

No podrás controlar igual todos los aparatos pero, por ejemplo, podrás poner el ventilador un par de horas por la noche para refrescarte si pasas las vacaciones en casa, en vez de tenerlo encendido todo el tiempo.

ahorro
Un buen aislamiento mantendrá la temperatura en nuestra ausencia, así no se arruinarán las plantas ni las mascotas lo pasarán mal

3. Cierra todo y da descanso a los aparatos que nunca desenchufas

La televisión, el ordenador, la lavadora y secadora, los cargadores que tenemos siempre en los enchufes… En vacaciones, podemos aprovechar para desenchufar todo eso que no va a ser necesario, de modo que no hagan sigan haciendo ese pequeño «consumo fantasma».

Además, podemos cerrar puertas y ventanas para que la casa mantenga la temperatura y no haya que aclimatarla tanto a la vuelta.

Esto también es importante si nos hemos dejado plantas o mascotas en casa. Si hemos invertido en domótica para el control remoto, mantener cerrada la casa permitirá que, si enchufamos el aire acondicionado a distancia, por ejemplo, haga su trabajo sin perderse por ventanas o puertas abiertas.

4. Usa otras opciones de refrigeración que no sean el aire acondicionado

Este es uno de los consejos de ahorro en vacaciones que más vamos a notar en la factura. El aire acondicionado es uno de los aparatos que más consume en verano y, muchas veces, lo usamos más de lo necesario.

Ventiladores, o climatizadores evaporativos, son alternativas que consumen mucha menos energía. Si estamos de vacaciones en casa, usarlos a ciertas horas, o en días de menos calor, nos proporcionarán bienestar, ahorrando luz al mismo tiempo.

Y si ponemos el aire acondicionado, no hace falta ponerlo a temperaturas muy bajas. En un intervalo de entre 24 y 26 grados, nos acostumbraremos pronto y nos resultará agradable, siendo este otro de los consejos de ahorro en vacaciones más importantes.

5. Mejora el aislamiento térmico de la casa

Un buen aislamiento es fundamental. Por un lado, mantendrá la temperatura en nuestra ausencia, así no se arruinarán las plantas ni las mascotas lo pasarán mal. Por otro lado, ahorraremos luz durante nuestras vacaciones en casa.

Muchos consejos de ahorro en vacaciones se centran en los electrodomésticos, cuando en realidad, invertir en el aislamiento de la casa es igual de importante. Si no disponemos de él, tendremos que tener funcionando, todo el tiempo, el aire acondicionado para mantener un ambiente agradable.

Lo ideal, de cara a las vacaciones, es disponer de unas buenas ventanas aislantes. A largo plazo, ahorraremos en la factura de la luz.

Sin embargo, si no podemos cambiarlas ahora mismo, podemos invertir en otras opciones. Cortinas y persianas aislantes, por ejemplo, son alternativas mucho más económicas (sobre todo las primeras) y que nos permitirán ahorrar en la factura de la luz.

Como vemos, los consejos de ahorro en vacaciones que mejor funcionan también son muy sencillos. Si los seguimos, nos podremos ir de viaje tranquilos, cuidar de plantas o mascotas que dejemos y estar bien en casa el resto de las vacaciones… además de pagar menos.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso