¿Cómo de importante es la energía solar en el autoconsumo?

Eficiencia energética

El autoconsumo es un tema que despierta cada vez mayor interés. No solo por el ahorro en la factura eléctrica, sino también porque puede ser fundamental en la lucha contra el cambio climático e incluso cambiar completamente el panorama de la producción de energía.

En este escenario, la energía solar tiene el mayor papel dentro del autoconsumo. Te contamos cómo, por qué y qué otras formas de producción de energía para el autoconsumo existen.

La energía solar y el autoconsumo

La mayor parte de la energía solar para autoconsumo que se está popularizando es fotovoltaica, es decir, con placas solares colocadas en nuestro hogar o comunidad. Sin embargo, también puede tener un componente de energía solar térmica, siendo entonces un proyecto híbrido.

Esta energía solar térmica, de la que ya te hemos hablado en Enérgya-VM, permite captar también el calor del sol y almacenarlo en colectores, de manera que tengamos agua caliente y calefacción, independientemente de la instalación fotovoltaica.

¿Es la energía solar la única forma de renovable de autoconsumo?

No, la otra gran energía renovable moderna para el autoconsumo es la eólica. O mejor dicho, la minieólica.

Este tipo de energía sigue el mismo funcionamiento que la eólica tradicional, de manera que montamos un aerogenerador (molino), aunque más pequeño y que puede instalarse en el tejado de una casa.

En el caso de la minieólica hay que realizar un estudio de los vientos, como se hace con el sol en la fotovoltaica. Hace falta que sean habituales y, al menos, de 4 o 5 metros por segundo para ser viable.

La ventaja de la minieólica sobre la solar es que, aunque también es intermitente, el viento no deja de soplar por la noche. Eso hace que la minieólica pueda ser, en algunos casos, un buen complemento de la energía solar de autoconsumo con una instalación mixta.

Además de la mini eólica, también existen instalaciones de autoconsumo de biogás / biomasa. Estas suelen estar en el campo, granjas e instalaciones similares, donde hay abundancia de combustible natural.

Por último, también se construyen instalaciones de energía minihidráulica. Estas deben estar situadas en un salto de agua que permita suficiente generación de energía, al igual que sus hermanas mayores.

El autoconsumo de energía a partir de fuentes no renovables

El autoconsumo no es algo nuevo y, en muchos casos, supone la única opción en zonas remotas y aisladas donde la red eléctrica no puede llegar. 

Las principales formas de autoconsumo, hasta que se produjo la mejora tecnológica en las renovables, eran mediante la quema de combustibles fósiles: carbón, petróleo y biomasa (madera) usados para alimentar generadores eléctricos.

Con la evolución del autoconsumo solar, y en menor medida del eólico, por fin se podrá ir cambiando esa forma contaminante de producir energía.

¿Cómo de importante será la energía solar de autoconsumo?

La energía solar está llamada a ser la columna vertebral del autoconsumo.

Dos motivos principales para ello:

  • Es la forma más asequible y sencilla para la mayoría de hogares. Especialmente en un país como España, que tiene tanto sol. Eso hará que sea la forma más adoptada y que más contribuya al autoconsumo total. Del mismo modo, puede ser la mejor opción también para zonas aisladas.
  • Las mejoras tecnológicas se están produciendo más en la energía solar que en el resto de renovables. Esto implica aumento de la eficiencia en las placas, la creación nuevos materiales o mejores formas de almacenamiento. Por este motivo, las instalaciones pueden ser cada vez más productivas, más pequeñas y más asequibles.

¿Puede una instalación de autoconsumo funcionar solo con energía solar?

Aunque hemos visto que la energía solar de autoconsumo se puede ver beneficiada por instalaciones híbridas, la respuesta es que sí, una instalación de autoconsumo puede funcionar solo con energía solar.

De hecho, ya son factibles. 

Por un lado, para solucionar las limitaciones de la energía solar está la opción más fácil que es seguir conectados a la red eléctrica general. Eso permite coger energía de ahí cuando la precisemos e incluso volcar el excedente a la red en caso de generar más de la que usamos.

Sin embargo, la energía solar de autoconsumo al 100% también es posible actualmente. 

El avance en baterías, especialmente a nivel particular para nuestros hogares, ya lo permite. Soluciones como las Powerball de Tesla, especializadas en este aspecto, permiten el autoconsumo solar sin necesidad de soluciones mixtas o conexión a la red.

Como vemos, la generación de energía para autoconsumo puede ser de muchos tipos, pero la solar es, y será a futuro, la solución más importante. Sin duda, en el ámbito particular será la opción adoptada de manera masiva. 

Esto cambiará la forma en que producimos energía hacia una generación distribuida y local. Además, contribuirá a luchar contra el cambio climático y reducir la contaminación, objetivos que nos pusimos en Enérgya-VM desde el día uno.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso