¿Cómo funciona la energía solar híbrida?

Eficiencia energética

Quizá hayas oído hablar de la energía solar híbrida. Es una solución muy interesante que, en ciertos casos, ayuda a superar las limitaciones de la energía 100% solar.

Por eso, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la energía solar híbrida: qué es, cómo funciona, etc.

¿Qué es la energía solar híbrida?

Es la que combina energía solar con otro tipo de energía en una misma instalación o sistema dedicado a generar electricidad.

Las combinaciones en el caso de la energía solar híbrida pueden ser diversas. Las más comunes son las instalaciones que utilizan energía solar y diesel, o energía solar y energía eólica. En este último caso, ese sistema de generación seguiría siendo limpio.

¿Qué es un inversor solar híbrido?

Para hablar de energía solar híbrida, hemos de hablar del inversor.

Un inversor es una parte fundamental en una instalación de energía solar. Cuando hablamos de un inversor solar híbrido, hablamos de un aparato capaz de gestionar la energía proveniente de varios sistemas. Por un lado, la que generan las placas solares, por otro lado, la que tengan almacenadas las baterías o la de la red eléctrica a la que estemos conectados, si fuera necesaria.

Es por eso que los inversores solares de este tipo los solemos encontrar en instalaciones solares híbridas, para gestionar adecuadamente los dos tipos de energía que usen.

¿Cómo funciona la energía solar híbrida?

Un sistema de generación de este tipo tendrá dos fuentes de energía. Por un lado, estarán las placas fotovoltaicas habituales. Estas placas generan la energía eléctrica a partir del sol y el inversor almacena la energía en baterías, convierte la corriente continua en alterna para poder usarla, etc.

Además de las placas fotovoltaicas, la instalación híbrida tendrá otra fuente de energía. Una de las más habituales es combinar con combustible diesel. 

Cuando la energía que proporciona el sol no sea suficiente, o en algunos casos sea menos rentable (porque, por ejemplo, la hora del día ya no es óptima en cuanto a luz solar) el sistema híbrido echa mano de ese combustible diesel para generar energía.

Si se trata de energía solar híbrida combinada con eólica, el sistema puede ir cogiendo de una u otra según la disponibilidad.

Con estos conceptos claros, vemos que la energía solar híbrida presenta una serie de ventajas respecto a la energía 100% solar, aunque también algunos inconvenientes.

Vamos a verlos en detalle.

Ventajas de la energía solar híbrida

El hecho de tener más de un tipo de energía a nuestra disposición produce estos beneficios:

  • Se tiene energía siempre disponible. La energía solar es intermitente y variable. Eso significa que por la noche no es posible aprovecharla, o que en ciertas horas y situaciones no proporciona toda la que podemos necesitar. Teniendo una fuente de reserva, habrá energía siempre que la precisemos.
  • Puede ser una solución para zonas remotas o más pobres. En las que no se puedan poner instalaciones solares lo suficientemente poderosas por cómo es el territorio, la dificultad de construcción o el coste. En esos casos, tener al menos una parte de energía solar ayuda a reducir las emisiones y la dependencia de combustibles fósiles.
  • Permite almacenar energía en baterías. Para ser usada al final de la tarde o durante la noche, gracias a los inversores híbridos.
  • Permite reducir el consumo de la red eléctrica general. Así, no es necesario arriesgarse con una instalación 100% solar de autoconsumo.
  • Se puede optimizar el coste de la energía. Accediendo a la fuente más barata según el momento.
  • El mantenimiento es más sencillo, limpio y barato comparado con generadores tradicionales de diesel. No precisas transporte de gasóleo, almacenamiento, gestionar limpieza y desechos…
  • Mejor gestión de la energía  en comparación con sistemas tradicionales. Uno de combustible, por ejemplo, proporciona toda la energía de la que es capaz nada más encenderlo, ese no es un uso eficiente. Un sistema híbrido puede adecuar la energía a la necesidad, según lo que estemos consumiendo.

Desventajas de la energía solar híbrida

A pesar de lo que hemos visto, la energía solar híbrida tiene ciertas desventajas:

  • Puede no ser 100% limpia si se combina con fuentes de energía como el diesel.
  • El coste de instalación es más alto comparado con la energía 100% solar. Aunque el mantenimiento es barato, la instalación es más compleja y costosa que en un sistema totalmente solar.
  • Tienen un funcionamiento más complejo que los sistemas con una sola fuente de energía. Al tener que gestionar varias de esas fuentes según necesidades, hora, etc. 

Como vemos, la energía solar híbrida puede ser una opción muy interesante. Supera la limitación de la intermitencia del sol y, para zonas remotas o más pobres, combinar al menos una parte de energía solar puede reducir costes y emisiones. En ciertos lugares en los que la energía solar no sea óptima, un sistema híbrido también puede ser una solución más barata y limpia que usar fuentes de energía tradicionales y contaminantes.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso