¿Cómo nos afecta el smog fotoquímico?

Compromiso con el planeta

Quizá hayas oído hablar del smog fotoquímico ya que, por desgracia, es un tema de actualidad debido a la contaminación de las ciudades. 

Con el tiempo, se ha convertido en un problema importante que ha acaparado noticias y se puede apreciar a simple vista.

¿Qué es el smog fotoquímico y por qué se produce? Y sobre todo, ¿cómo afecta a nuestra salud? 

¿Qué es el smog fotoquímico?

El smog es un término en inglés que se traduce, literalmente, como niebla tóxica. De hecho, es una palabra formada por la unión de smoke (humo) y fog (niebla).

El smog fotoquímico está compuesto de elementos que se producen cuando la radiación ultravioleta del sol interactúa con contaminantes en suspensión (de ahí la denominación de fotoquímica, por esa mezcla de luz y química).

El smog fotoquímico se observa a simple vista como una bruma de color marrón, más apreciable durante el principio de la mañana y la tarde. Este fenómeno es típico de ciudades muy pobladas, contaminadas, secas y soleadas. 

Los Ángeles, Pekín o Ciudad de Méjico son ejemplos de urbes afectadas por smog fotoquímico.

¿Por qué se produce el smog fotoquímico?

Principalmente, por la acumulación de los llamados contaminantes primarios y secundarios. 

Los contaminantes primarios son el óxido de nitrógeno y otras partículas en suspensión emitidas, principalmente, por el tráfico o las plantas de generación de energía que usan combustibles fósiles, como el carbón.

Los contaminantes secundarios, como por ejemplo el ozono, se producen por la reacción de los contaminantes primarios con la luz ultravioleta.

Básicamente, el smog fotoquímico en las ciudades se produce por su tráfico de vehículos (y eventualmente por alguna fábrica o planta de energía contaminante que pudiera haber cerca).

¿Por qué se produce más smog fotoquímico por las mañanas y a ciertas horas?

El smog fotoquímico suele ser más aparente a primeras horas de la mañana por la gran cantidad de gente que conduce su coche al trabajo en ese momento. 

El smog es más apreciable cuanta mayor densidad de tráfico y emisiones hay.

¿Por qué hay más smog en unas ciudades que en otras?

La principal diferencia es la cantidad de contaminación y emisiones que haya en esas ciudades, pero también el clima

Si llueve mucho, el smog no se forma o no es tan aparente porque las partículas en suspensión caen al suelo con la lluvia.

Si la ciudad no es soleada, puede tener smog contaminante, pero al no interactuar tanto con el sol, la parte fotoquímica no es igual de patente y no tiene esa apariencia tan característica del fenómeno que estamos tratando.

¿Qué consecuencias tiene el smog fotoquímico para la salud?

Muy negativas, el smog fotoquímico produce toda una serie de efectos nocivos en la salud de personas y animales que habitan en la ciudad. 

Algunos de esos efectos son:

  • Las afecciones respiratorias habituales producidas por las partículas contaminantes en la atmósfera, desde empeoramiento de alergias, hasta dificultades para respirar, cáncer, etc.
  • Reducción de la visibilidad en la ciudad e irritación ocular.
  • Irritación pulmonar y otras enfermedades respiratorias debido al ozono a nivel del suelo.

El smog fotoquímico y este ozono a nivel del suelo están muy relacionados y, por eso, conviene hablar más a fondo de él.

¿Qué problemas de salud produce el ozono a nivel del suelo?

Cuando los contaminantes primarios (hidrocarburos y óxido de nitrógeno emitidos por vehículos de combustible fósil) reaccionan con la luz solar, se producen contaminantes secundarios, como el ozono a nivel del suelo. De ahí el hecho de que ciudades soleadas y secas aporten un plus de contaminación a la habitual en cualquier urbe muy poblada y llena de vehículos.

Ese ozono a nivel del suelo es uno de los principales componentes del smog fotoquímico (de hecho, en muchas ciudades puede componer hasta el 90% de la contaminación).

Este ozono tiene un olor desagradable característico y también se ha comprobado que su irritación pulmonar produce afecciones en este órgano, especialmente en los niños pequeños.

Además, el ozono a nivel del suelo también provoca:

  • Tos e irritación de ojos, nariz y garganta.
  • Síntomas agravados en personas con asma, enfisema, bronquitis y enfermedad cardíaca.
  • Inmunodepresión que aumenta las probabilidades de catarros, gripes y otras enfermedades de todo tipo.

Como vemos, las partículas contaminantes primarias, emitidas por vehículos y plantas de energía, se acumulan en las ciudades formando una niebla tóxica. Cuando esta niebla se produce en zonas soleadas y secas, la interacción con la luz ultravioleta del sol produce más contaminantes secundarios, como el ozono a nivel del suelo. Eso forma el smog fotoquímico.

Este tipo de smog es más peligroso debido a la mayor cantidad de contaminantes secundarios. Es por eso que, en ciudades de este tipo, sea más importante que nunca reducir las emisiones del tráfico y tomar medidas contra la contaminación ambiental.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso