¿Cómo poner paneles solares en casa?

Generación

Con la mejora constante de los paneles solares, estos son cada vez más eficientes y económicos. Por eso, el interés en el autoconsumo solar aumenta cada día. ¿Cómo poner paneles solares en casa si tú también lo estás pensando?

Te explicamos paso a paso todo lo que necesitas para poner esos paneles fotovoltaicos en tu hogar.

Paso 1. Decidir el tipo de instalación solar

En caso de instalaciones muy pequeñas

Lo primero que tenemos que decidir es qué tipo de instalación fotovoltaica queremos. Por un lado, existen pequeños kits de autoconsumo que no precisan de nada especial, ni siquiera herramientas profesionales o un conocimiento de instalación.

Eso sí, estos kits generan una pequeña cantidad de energía que puede servir para alimentar a algún electrodoméstico aislado, la iluminación LED del jardín o cargar dispositivos electrónicos. Sin embargo, no tienen potencia para más.

En estos casos, son kits que no requieren apenas espacio ni la instalación en el tejado. No son complicados y cada uno viene con instrucciones sencillas que implican conectar los componentes y poco más.

Sin embargo, este tipo de microinstalaciones no son suficientes para alimentar nuestro hogar, sino más bien, soluciones concretas para iniciarse muy poco a poco.

En caso de instalaciones más grandes

Si lo que quieres es ahondar en el autoconsumo para reducir tu factura y tu huella de carbono, necesitarás instalar placas de mayor tamaño, normalmente en el tejado. En estos casos, el proyecto de autoconsumo y la instalación del mismo lo hará una empresa especializada.

Lo bueno es que ahora hay más opciones y facilidades que nunca. Así que no dudes en pedir varios presupuestos y opiniones.

Ellos te asesorarán también en el tipo de instalación que te conviene más respecto a si es mejor aislada de la red o con volcado y compensación de factura. En este paso, también se calculan tus necesidades eléctricas y el presupuesto del que dispones, para dimensionar adecuadamente la instalación solar

Para eso, se tendrá en cuenta la ubicación de la casa, el espacio disponible, cuántos paneles puedes poner, etc.

Si vives en un piso, probablemente no podrás colocarlo en el tejado o la terraza porque serán comunitarios. En ese caso, siempre puedes optar por proponer un autoconsumo compartido con el resto de la comunidad. Necesitarás plantear el tema y que se apruebe en junta de vecinos. Así podréis repartir la inversión y también disfrutar entre todos de energía renovable.

Tras este paso, tendrás una memoria del proyecto y es hora de hablar con la administración.

Paso 2. Pedir los permisos de instalación

Para poder instalar las placas solares, tendrás que ir con tu proyecto y pedir los permisos correspondientes en tu ayuntamiento. Esto implicará el pago de las tasas municipales que estén estipuladas.

Muchos ayuntamientos también ofrecen incentivos al autoconsumo, con lo que puedes aprovechar este paso para informarte y aplicarlos.

Si has optado por una instalación conectada a la red, también deberás hablar con la distribuidora. Es un trámite más, pero compensa porque te bonificarán en la factura por la energía de sobra que produzcas y vuelques a la red.

Paso 3. Colocación de los paneles solares por un instalador autorizado

Con todo en regla, el instalador autorizado comenzará a colocar los paneles solares en el sitio que se haya dispuesto.

Este suele ser el tejado de la vivienda, de modo que ha de seguir los siguientes pasos:

3.1 Colocación de los soportes

Los paneles no van directamente en el tejado, sino que necesitan unos soportes. Estos aseguran que no saldrán volando por el viento y que la inclinación y colocación son correctas. 

Nuestro tejado puede no tener la pendiente ideal para optimizar el funcionamiento de los paneles, de manera que los soportes también pueden compensar eso.

Del mismo modo, si instalamos en el suelo, o incluso verticalmente en una pared o fachada, el sistema de soportes es fundamental.

3.2 Colocación de la cubierta y los paneles

Sobre los soportes se instala la cubierta y en ella los paneles solares que hemos adquirido. En este paso, el instalador también conectará los paneles entre ellos, de manera que toda la energía que generen se derive hacia el inversor. 

3.3 Colocación del inversor y el resto de elementos de la instalación

A continuación, se instalará el inversor y el resto de elementos de nuestro proyecto. 

Por ejemplo, si hemos optado por una instalación aislada, habrá que colocar el sistema antivertido. Si queremos baterías, también se instalan en este paso.

3.4 Conexión y comprobación de los equipos

Los paneles solares se conectan finalmente al inversor. Del mismo modo, también se conectan y prueban el resto de elementos de la instalación, asegurándose de que operan de manera segura y eficiente.

A partir de aquí, ya puedes empezar a generar y consumir tu propia energía limpia. 

Las placas solares tienen una vida útil muy larga y su mantenimiento es sencillo. Eso sí, deberás hacerlo de vez en cuando, limpiando la superficie de los paneles y comprobando que las conexiones siguen bien ajustadas.

Como ves, a menos que queramos instalar un pequeño kit que apenas requiera espacio y genere poca energía, tendremos que consultar con un instalador autorizado. La ventaja es que, una vez realizados estos pasos, nuestro autoconsumo solar nos durará muchos años.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso