Secador de pelo, maquinilla de afeitar, cepillo eléctrico… ¿Qué pequeño electrodoméstico es el que más consumo eléctrico genera?

Eficiencia energética

En Enérgya-VM apostamos por el consumo eléctrico responsable y por el hecho de que la educación y la divulgación son muy poderosas.

Una vez sabemos el consumo eléctrico de algo, somos más conscientes de lo que supone para el bolsillo, y para el planeta. Por eso, ya te hemos hablado alguna vez del consumo habitual de tu nevera, tu lavadora o tu secadora.

Sin embargo, hay otros muchos pequeños electrodomésticos que usamos a menudo y que no tenemos tan en cuenta. ¿Qué consumo eléctrico tiene un secador para el cabello? ¿Y el cepillo de dientes eléctrico?

Te damos la respuesta a estas y otras preguntas… y puede que te lleves más de una sorpresa.

Cuál es el consumo eléctrico de un calefactor

Uno de los aparatos más habituales en nuestro cuarto de baño es un pequeño calefactor. ¿Qué consumo eléctrico tiene? Pues depende de su potencia.

La más habitual es de 2.000 vatios, mientras que otros están alrededor de los 950 vatios. Eso significa, para que te hagas una idea, que si tienes una hora encendido el de 2.000 vatios, habrá consumido 2 kilovatios / hora (kWh). Así, puedes mirar cuánto te cuesta el kWh en tu factura y multiplicar ese precio por 2 para saber cuánto dinero has gastado.

Como en Enérgya-VM te ofrecemos la tarifa Fórmula Luz Online a un precio fijo por kWh muy competitivo, puedes saber siempre, y sin sorpresas, cuánto estás consumiendo.

Cuál es el consumo eléctrico de una maquinilla de afeitar

¿Y si utilizas una maquinilla eléctrica para rasurarte?

En este caso, su pequeño motor consume mucho menos, alrededor de los 30 W. Eso significa que, para igualar el consumo de los 2 kWh del calefactor del ejemplo de antes, tendrías que usar la maquinilla 67 horas seguidas.

consumo eléctrico
La maquinilla de afeitar consume alrededor de los 30 W

 

Cuánto consume un cepillo eléctrico

En el caso del cepillo eléctrico, su pequeño motor aguanta mucho tiempo con una carga. De hecho, es tan pequeño que algunas marcas dan la cifra de que, en un año de uso, consumes menos de 2 kWh.

En realidad, el bajo consumo viene porque lo usamos durante muy poco tiempo. 2 minutos por cepillado, con tres cepillados diarios, son 6 minutos al día. 6 minutos por 365 días son 2190 minutos. O lo que es lo mismo, estamos cepillándonos 36 horas y media al año.

Si el cepillo consume 2 kWh al año, eso significa que consumiría 55 W por hora, aproximadamente. En realidad gasta un poco menos, así que el consumo eléctrico estaría entre 40 y 50 W.

Cuál es el consumo eléctrico de un secador de pelo

Aparte de afeitadoras y cepillos, hay otros pequeños electrodomésticos que consumen bastante más. El secador de pelo es un ejemplo.

Muchos secadores tienen una potencia de 2.000 vatios, con lo que es similar a un calefactor a la hora del cálculo de su consumo eléctrico. Sin embargo, otros ofrecen 1.000 vatios de potencia. Eso significa que, con la mitad de consumo eléctrico, parecen ofrecer la misma potencia y calor.

¿Cómo es posible?

Por la eficiencia. La realidad es que muchos pequeños calefactores y secadores baratos no son muy eficientes. Así, necesitan 2.000 vatios de potencia para ofrecer un calor que suele ser muy similar al de otros aparatos, más eficientes, que realizan la mitad de consumo eléctrico.

Por eso, a la hora de elegir un secador, no solo tenemos que mirar la potencia bruta. Muchos de los más baratos la pierden y no dan la sensación de calor o poder que ofrecen marcas más eficientes.

El consumo eléctrico de una tostadora de pan

Si nos pasamos a la cocina, hay otros pequeños electrodomésticos a tener en cuenta para el consumo eléctrico. La tostadora es uno de ellos. Mientras que mover un motor no cuesta demasiada potencia, cuando hablamos de generar calor, la cosa sube.

Muchos modelos de tostadora están por los 950 W de potencia, aunque las hay de todas clases.

El consumo eléctrico de una batidora

De nuevo, en el caso de la batidora, encontramos potencias muy variables, pues las hay de entre 400 y 800 W de potencia. De nuevo, la clave es que la usamos durante poco tiempo y en pocas ocasiones.

¿Cuál es el consumo eléctrico de un robot de cocina?

Uno de los aparatos más de moda en muchas casas es un robot de cocina. No hay duda de la comodidad que proporcionan pero, ¿cuál es su consumo eléctrico?

Dependiendo del robot, podemos ver consumos eléctricos en una horquilla de entre 1.200 W y 1.500 W cuando necesitan máxima potencia.

La cuestión clave de todo lo que estamos viendo es esta: nos fijamos a menudo en el consumo de los grandes electrodomésticos, algo sencillo gracias a la normativa de etiquetas energéticas, pero dejamos un poco de lado el consumo de los pequeños aparatos.

Sin embargo, a la hora de comprar, si queremos hacer un consumo responsable, es hora de mirar potencias y consumos de pequeños electrodomésticos. Como vemos, hay muchas variaciones y diferentes eficiencias.

Desde Enérgya-VM creemos que todo suma, por pequeño que sea. Por eso tratamos de concienciar y ayudarte a elegir mejor, para que ahorres y, a la vez, contribuyas a un mundo más limpio.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso