¿Cuál es el coste de una instalación fotovoltaica por kWh?

Mercado eléctrico

Mucha gente se pregunta cuál es el coste de una instalación fotovoltaica por kWh que consume al año, de manera que puedan calibrar lo que les va a costar. Por eso, vamos a hacer una aproximación media de este coste aunque, como verás, es muy variable según los casos.

Por esa razón, te vamos a explicar de la manera más sencilla posible de qué depende ese coste y por qué puede ser tan diferente, incluso para dos hogares que instalen los mismos kWh al año.

¿Por qué el coste de una instalación fotovoltaica es muy diferente entre unas y otras?

El cálculo del coste de una instalación solar siempre debe ser personalizado y realizado por un experto. Él será capaz de manejar los datos y cálculos necesarios, que se nos pueden escapar a los que no dominamos el tema.

Además, el coste de una instalación es diferente siempre porque depende:

  • De la zona geográfica en la que estemos y su radiación solar.
  • De la ubicación y orientación de la vivienda dentro de esa zona.
  • Del consumo que hacemos de electricidad.
  • De cuánto de ese consumo queremos ahorrar con la instalación fotovoltaica.

Así, una casa que consuma 6.000 kWh anuales de energía, que esté en Galicia y en zona de sombra, precisará una instalación más grande que una vivienda con el mismo consumo ubicada en un lugar soleado de Málaga, por ejemplo.

A pesar de eso, vamos a hacer una aproximación con datos generales.

Los paneles solares

Los paneles solares son la columna vertebral de una instalación fotovoltaica. ¿Cuántos harán falta? Depende de los aspectos que te hemos comentado sobre la climatología en tu zona e incidencia del sol en la ubicación concreta de los paneles.

Para los más puestos en temas técnicos, se puede usar esta herramienta de la Unión Europea que calcula radiación y energía que se puede generar con paneles fotovoltaicos.

En general, y sin ir tan a lo específico, podemos usar cifras medias.

¿Qué capacidad y precio medio tiene un panel solar?

Cuando compre un panel, verá que se especifican los vatios (panel de 250W, de 350W, etc). Cuantos más tenga, más energía genera, pero también son más caros. 

Si cogemos cifras de 2019, el coste que se pagó en paneles solares estaba alrededor de 1,2 euros por vatio, pero ese coste baja cada día. Hoy, se pueden encontrar paneles de 300W por menos de 300€ (e incluso por unos 250€), pero vamos a redondear a 1€ por W para nuestro cálculo.

De esta manera, el coste medio de un panel de 300 vatios sería de unos 300€ por panel (300 W x 1€).

¿Cuánta energía genera mi panel? 

Imaginemos una zona muy cálida de España en la que el panel recibe de media 5 horas de sol a plena potencia durante el día. Eso serían 5 horas x 300 W = 1,5 kWh al día, o lo que es lo mismo 547 kWh al año por panel (1,5 kWh x 365 días). 

La cifra media de consumo de un hogar español es de unos 8.000 kWh al año. Para igualar eso, necesitaríamos unos 15 paneles en esta instalación (8000 kWh / 547 kWh anuales que genera cada panel).

Ahora calculamos lo que nos cuestan: 15 paneles x 300€ de media por panel = 4.500€ en paneles.

Si los paneles representan en este caso un 50% del coste de la instalación total (algo habitual), la instalación total sería de 9.000 €.

Eso significa que el coste de la instalación por kWh anual sería de 1,125€ por kWh en esta ubicación. Es decir, 9.000€ de coste total divididos por los 8.000 kWh anuales de la instalación.

En una zona menos soleada, con 3 horas al día de media, precisaría 24 paneles para igualar a la anterior instalación, o sea, 7,200€ en paneles. Si estos fueran el 60% del coste de la instalación, el gasto total sería de 12.000€ y de 1,5€ por kWh en este otro supuesto.

Como decíamos, un coste muy variable.

Sin embargo, probablemente no sería óptimo montar una instalación que aporte toda esa energía, sino una cantidad menor. ¿Por qué? Por el llamado balance neto.

El balance neto a la hora de tener en cuenta el coste de tu instalación fotovoltaica

Actualmente, podemos configurar una instalación fotovoltaica de 2 maneras principales:

  • Aislada de la red. De manera que no inyectamos ningún sobrante a la misma.
  • Conectada a la red y volcando excedente. Desde la abolición del impuesto al sol, esta es la opción más atractiva.

¿Por qué? Porque aunque no podremos «vender» esa energía a la compañía eléctrica y ganar dinero directamente, dicha compañía nos compensa en la factura mediante el balance neto (la energía que consumimos de la red menos la energía que nos sobra y volcamos en ella). 

Se suele estimar que una instalación que no vuelque excedentes puede ahorrarse un 30% – 40% de la factura, mientras que otra que sí los vuelque podría ahorrarse entre un 60% y un 70%.

Por eso, hoy día nos convendría más una instalación de este tipo, ya que con el mayor ahorro recuperaremos antes la inversión.

Pero aquí viene el punto clave que nos interesa: No te compensan por toda la energía que vuelques en la red, sino solo por una parte. 

Esto significa que, en la práctica, conviene no realizar una instalación sobredimensionada que cubra todo el consumo que realizamos, ya que perderemos mucha energía volcada a la red que no se compensa.

En la práctica, esto significa que podríamos hacer una instalación de menor potencia para optimizar el aspecto económico. Aunque el coste por kWh se mantendría más o menos estable (bajan los euros de coste, pero también bajan los kWh por los que dividimos), menor potencia implica menor coste total.

El tema de las subvenciones y el coste de la instalación fotovoltaica por kWh

Puede ser que se ofrezcan subvenciones al autoconsumo fotovoltaico por parte de las administraciones locales, autonómicas o estatales. Esto reduce el coste que estamos viendo, tanto globalmente como por kWh de la instalación.

Imaginemos que conseguimos una subvención que nos ahorre el 20% o el 25% de lo que hemos visto. Ese coste por kWh descendería también proporcionalmente.

Como vemos, dicho coste por kWh es muy variable y, por suerte, desciende cada día gracias a paneles más baratos, subvenciones y otras facilidades, como posibles descuentos de la empresa instaladora. 

Es por eso que siempre recomendamos un proyecto personalizado realizado por un experto. De esa manera sabremos cuál será el coste de la instalación fotovoltaica por kWh en nuestro caso particular.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso