¿Cuál es la diferencia entre energía renovable y energía limpia?

Compromiso con el planeta

Muchas veces, los términos de energía renovable y energía limpia se usan como sinónimos, pero no significan lo mismo. Por eso, te explicamos cuál es la diferencia entre energía renovable y energía limpia.

Como veremos, en muchos casos los conceptos se solapan, pero en otros no. Por eso, es importante conocer los matices y diferencias.

La principal diferencia entre energía renovable y energía limpia

Energía renovable y energía limpia son dos conceptos que hacen referencia a dos cosas muy distintas. 

  • Una energía renovable no se agota, pero puede ser limpia o no, en el sentido de que realiza emisiones de gases de invernadero o se contamina de cualquier otra manera.
  • Una energía limpia es aquella que no realiza emisiones a la atmósfera ni contamina de otro modo. O bien realiza esas emisiones, pero resulta climáticamente neutral.

Esto último quiere decir que las emisiones quedan compensadas. De esa manera, este tipo de energía no altera las condiciones del clima o contamina su entorno.

Entonces, ¿por qué se confunden energía renovable y energía limpia?

Por el hecho de que muchas renovables pueden ser limpias y muchas limpias pueden ser a la vez renovables

Es decir, que hay fuentes de energía que tienen las dos características a la vez, sobre todo la eólica y la solar, las que más escuchamos hoy día. Es por eso que las confundimos en nuestra percepción y que, a veces, empleamos los dos términos como si fueran sinónimos. 

Pero no lo son, así que vamos a ver las sutilezas más a fondo. Como podremos comprobar, la línea que las separa es muy fina y hay detalles francamente curiosos. De hecho, incluso puede suceder que una misma fuente de energía pueda ser a la vez limpia, no limpia, renovable y no renovable, dependiendo de cómo se genere.

Qué es exactamente una energía renovable

Una energía renovable es aquella que se obtiene a partir de una fuente que no se acaba

Esto puede deberse a que dicha fuente es por naturaleza inagotable, como el sol o el viento, que estarán ahí al menos millones y millones de años. Sin embargo, también puede ser inagotable porque el ritmo al que se repone naturalmente la fuente de energía es mayor que el ritmo de gasto. 

Un ejemplo de este último caso podría ser la biomasa a partir de la madera. Esta podría ser 100% renovable si se van reponiendo los recursos que generan madera (es decir, se reforesta) a un ritmo mayor del que se gastan.

Qué es exactamente una energía limpia

Aquella que no realiza emisiones nocivas a la atmósfera o no contamina de otras maneras. 

En el ejemplo anterior de biomasa renovable a partir de madera, cuando esta se quema, se realizan emisiones a la atmósfera que contribuyen al efecto invernadero. 

Del mismo modo, algunas de esas sustancias también son nocivas si se respiran directamente. Así pues, estaríamos ante un ejemplo de fuente de energía renovable, pero que no sería del todo limpia.

El curioso caso de las fuentes de energía que pueden ser renovables, no renovables, limpias y no limpias

Siendo estrictos, habría que analizar en detalle cada fuente de energía, cómo se genera y cómo se procesa, para decir con seguridad si es limpia y/o renovable.

Veamos algunos casos curiosos de fuentes de energía. 

La biomasa a partir de madera que hemos visto puede ser renovable si se reforesta a mayor ritmo del que se gasta, pero también puede ser no renovable si no es así. De este modo, ¿es la biomasa renovable o no? Depende de cómo se gestione.

Un caso todavía más curioso es el del hidrógeno, que puede ser todo a la vez, dependiendo de cómo se produzca. El hidrógeno se suele tener por una fuente renovable y limpia, pero resulta que puede generarse de muchas formas.

Si se extrae por electrólisis a partir del agua, entonces es limpia y además renovable. Pero la forma más barata de hacerlo hoy día es a partir del gas y el carbón. En este caso no es renovable, y tampoco sería 100% limpia durante su producción, pero sí cuando se usa para mover, por ejemplo, el motor de un coche.

Como vemos, una misma fuente de energía puede ser muchas cosas.

Técnicamente, de hecho, una fuente no limpia porque realiza emisiones de efecto invernadero podría serlo (o al menos ser climáticamente neutra) si se aplican a la vez tecnologías de captura del dióxido de carbono, de manera que se compensan esas emisiones.

Puede parecer complejo, porque las fuentes de energía renovables, y la tecnología que se usa para gestionarlas, puede colocarlas en una definición o en otra, pero en realidad es muy fácil.

Energía renovable hace referencia a un concepto y energía limpia a otro muy distinto. Muchas renovables modernas, como la solar, son a la vez limpias durante la generación de energía. Por eso, a veces solapamos las definiciones, pero es importante tenerlas claros y ser críticos con lo que se nos dice.

Teniendo en cuenta las diferencias entre energía renovable y limpia que hemos visto, ya no nos confundiremos más.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso