¿Cuáles son los beneficios del autoconsumo colectivo?

Eficiencia energética

El interés por la energía solar no deja de crecer, pero muchas personas tienen difícil sufragar el coste inicial o encontrar un lugar adecuado para la instalación. En estos casos, el autoconsumo colectivo es una excelente opción.

Cada vez más en auge, esta posibilidad de iniciarse en las energías limpias empieza a ser la solución para muchos. 

Por eso, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el autoconsumo colectivo.

¿Qué es el autoconsumo colectivo?

Es la posibilidad de poner y usar una instalación de generación de energía renovable entre varias personas a la vez, aunque vivan o trabajen en distintos lugares.

Como veremos, con el autoconsumo colectivo, que casi siempre será solar, varios pisos de una finca o varias empresas de un polígono pueden generar y consumir conjuntamente energía renovable.

De esta manera, podemos reducir costes iniciales y algunos pasos se hacen más fáciles que en el caso del autoconsumo individual.

¿Cómo se regula el autoconsumo colectivo?

El autoconsumo colectivo está regido por el Real Decreto 244/2019, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

Ahí aparece la figura específica del autoconsumo colectivo

Este paso fue muy importante porque, anteriormente, con el llamado «Impuesto al sol», esta posibilidad no estaba contemplada, lo que impedía la adopción de energía renovable por varias personas a la vez.

Esta imposibilidad hacía que la mayoría de la población, que vive en pisos ubicados en ciudades, tuviera difícil acceder al autoconsumo. Con este decreto, el autoconsumo colectivo es posible y supone bajar la barrera de entrada para adoptar energías renovables en nuestro día a día.

¿Quién puede acogerse al autoconsumo colectivo?

En general, varias personas (lo que incluye personas jurídicas, como empresas, por ejemplo) asociadas entre sí para instalar y aprovechar la generación de energías limpias.

Esto incluye, por ejemplo:

  • Comunidades de vecinos.
  • Empresas que se ubican en un mismo polígono o edificio de oficinas.
  • Otras agrupaciones sin necesidad de tener personalidad jurídica. 
  • Comunidades de bienes. 
  • Empresarios individuales y pymes que constituyan una comunidad energética renovable, etc.

¿Qué ventajas tiene el autoconsumo colectivo?

Muchas, entre las que cabe destacar:

1. Menor inversión inicial

Es indudable que casi siempre cuesta menos una instalación entre varias personas que realizada por una sola. 

Se pueden poner más paneles solares para abarcar la mayor demanda, pero otros elementos clave de la instalación, como el inversor, no hace falta duplicarlos.

De modo individual, cada persona tiene que hacer frente a una instalación completa y dos empresas que estén una al lado de la otra deben pagar por todo, en vez de tener una estructura común e ir ampliando solamente paneles y cableados para obtener mayor potencia.

2. Mayor rentabilidad

Lo anterior hace que la inversión del autoconsumo colectivo se recupere antes en el tiempo.

3. Ahorro de energía

Por supuesto, todos ahorramos en la factura eléctrica con el autoconsumo colectivo.

4. Cuidado del medio ambiente

Para nosotros, la razón principal sin duda. Generar energía limpia y que no se agota contribuye a un mundo mejor y a luchar contra el cambio climático.

5. Mayor facilidad de instalación

Si vives en un piso, como casi todo el mundo, seguramente no tienes espacio para una instalación de autoconsumo lo bastante potente.

Con el autoconsumo colectivo, tienes la posibilidad de usar espacios comunes de tu comunidad de vecinos, como por ejemplo terrazas o techados. También puedes ubicar en  los terrenos más idóneos si tu empresa está en un polígono.

De hecho, se reconoce incluso el derecho al autoconsumo colectivo con una instalación que no necesariamente esté en nuestro terreno. 

Por ejemplo, dos comunidades de vecinos se unen para el autoconsumo colectivo. Todos colaboran económicamente para la instalación, pero puede que solo una de las comunidades tenga el espacio idóneo para colocarla.

No pasa nada, ambas comunidades pueden emprender la inversión conjunta, poner la instalación en una de ellas y llevar la energía también hasta la otra.

6. Posibilidad de ayudas y subvenciones

Las comunidades autónomas y ayuntamientos están dando subvenciones, bonificaciones y ayudas para el autoconsumo. 

El colectivo también tiene posibilidad de acogerse a algunas de ellas, con lo que conviene informarse para que nos salga más rentable aún.

¿Qué modalidad de autoconsumo colectivo conviene más?

Al igual que en el autoconsumo individual, tenemos varias opciones para nuestra instalación de autoconsumo colectivo.

Por supuesto, siempre se debe realizar un estudio personalizado de cada proyecto para decidir. Sin embargo, para una mayoría, lo más conveniente suele ser el autoconsumo colectivo con excedentes acogidos a compensación.

Esto significa que la energía generada por la instalación, y que no se use por los asociados, se vuelca a la red y la empresa eléctrica nos compensa en la factura por esos excedentes. 

También es lo que menos trámites y permisos requiere, de manera que podemos iniciarnos en el autoconsumo colectivo de manera rápida y cómoda.

Como vemos, con la bajada de precio de las instalaciones solares, y las posibilidades que permite el autoconsumo colectivo con la nueva legislación, esta forma de ahorrar y ayudar al medio ambiente será clave en el salto a las energías limpias.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso