¿Cuánta energía genera un beso? ¡Feliz Día de la energía!

Energía Verde

Quizá no lo sabías, pero el 14 de febrero es a la vez el Día de los Enamorados y el Día de la Energía. Y en Enérgya-VM creemos que ambos tienen más en común de lo que parece.

Podríamos decir que el amor es la energía que mueve el mundo, pero vamos ceñirnos a datos más concretos y fascinantes, sobre la relación entre los dos motivos de celebración.

¿Cuánta energía generamos con un beso? ¿Y con otras cosas relacionadas con el amor? ¿Puede darnos también energía un abrazo?

Te contamos estas y otras curiosidades, para un día que merece celebrarse por partida doble.

¿Cuánta energía quemamos con un beso?

Los científicos lo miden prácticamente todo, y los besos no podían ser la excepción. El doctor Bryant Stamford, profesor y director del Centro de Promoción de la Salud en la Universidad de Louisville, afirma que, durante un beso verdaderamente apasionado, podemos quemar unas dos calorías por minuto.

Puede no parecer demasiado, pero eso es el doble de lo que nuestro metabolismo quema en su estado normal.

Sin embargo, la generación de energía de un beso no es el único de sus beneficios, ni mucho menos. Se ha demostrado que besarse reduce el estrés, mejora el equilibrio hormonal, refuerza el sistema inmunitario, incluso puede ayudar contra la caries… y mucho más.

Así que, como ves, no hay motivo para no besarse más a menudo con nuestra pareja, e incluso ir más allá.

¿Cuánta energía se quema durante el sexo?

Esta es una pregunta habitual y la tecnología y la ciencia se han unido para dar una respuesta precisa. 100 y 69 son los números que estás buscando, y es que esa es la energía (en kcal) que quemaron de media hombres y mujeres, respectivamente, en este fascinante estudio de una sesión de 25 minutos.

En él, parejas jóvenes, que usaban una pulsera medidora de actividad participaron para dar respuesta a esa pregunta que, de nuevo, une a la energía y el amor.


El amor es, literalmente, una fuente de energía limpia según la ciencia

El subestimado poder de los abrazos… y de la naturaleza

Por supuesto, en Enérgya-VM no apostamos por cualquier clase de energía, sino por la limpia y renovable, por aquella que conserva la naturaleza. Por eso cuando nos ponemos del lado de la conservación de la naturaleza, lo hacemos por motivos beneficiosos y más que demostrados.

Para empezar, los abrazos nos pueden dar esa energía extra, porque se ha demostrado que estimulan la hormona oxitocina y bajan la presión arterial. La oxitocina es la hormona relacionada con el amor, la unión y el bienestar. De esa manera, se activa el sistema de recompensas en el cerebro y nos da energía para soportar esos días en los que no tenemos tanto que celebrar como en el 14 de febrero.

¿Y cómo se relacionan naturaleza y energía en todo esto?

Pues resulta que eso de abrazar a los árboles y los supuestos beneficios que tiene han sido demostrados también por la ciencia.

Mejora de la depresión, de la concentración e incluso de los dolores de cabeza son algunos de los efectos positivos de conservar toda esa naturaleza por la que apostamos en Enérgya-VM. Al final, ser unos «abrazaárboles» es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud.

Pero no solo abrazarlos, sino disfrutar de este maravilloso planeta hace que nos sintamos bien y mejor nuestra salud.

En su libro Blinded by science, el autor Matthew Silverstone muestra varios estudios que demuestran los radicales cambios positivos en la salud de los niños que tiene el contacto con la naturaleza. Y no solo en niños, un paseo por la naturaleza, como por ejemplo un parque, mejora los síntomas de depresión y bienestar en adultos.

Es más, hasta se ha demostrado que la mera presencia de una planta en una habitación puede hacernos más inteligentes literalmente, aumentando nuestra capacidad de atención.

Como podemos ver, la relación entre plantas, ecología, salud y energía es mucho más íntima de lo que parece.

El amor es, literalmente, una fuente de energía limpia según la ciencia

Hemos visto como todos esos actos de afecto generan fuerza y salud, y es que el amor es una fuente de energía inagotable y limpia, como nos gusta en Enérgya-VM.

Esto no es una forma de hablar romántica. En otro curioso estudio con casi 200 doscientas personas, a las que se les pidió que pensaran en su pareja sentimental, se descubrió que el cuerpo, durante ese proceso, comenzaba a generar más energía.

Aparte de la felicidad psicológica al hacerlo (un motivo más que suficiente), los niveles de glucosa y cortisol aumentaron. El cuerpo, literalmente, empezaba a bombear energía. El cortisol es la hormona relacionada con el estrés, pero no todo el estrés es negativo.

También sirve para afrontar retos como hacer deporte o un esfuerzo. A eso se le llama técnicamente euestrés, que es la forma de estrés positivo que nos prepara y permite superar retos.

Y es que, como podemos ver, no es casualidad que el 14 de febrero sea a la vez el Día de los Enamorados y el Día de la Energía. La ciencia es muy clara al respecto, y ambos están íntimamente relacionados de la mejor forma posible.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso