¿Cuánta energía produce una tormenta eléctrica?

Energía Verde

Unos 100 relámpagos caen sobre la tierra cada segundo y una tormenta eléctrica es uno de los espectáculos más impresionantes que hay. Así que no es raro que nos hayamos preguntado: ¿Cuánta energía produce una tormenta eléctrica? 

Y, sobre todo, ¿podríamos aprovecharla? Porque se trata de una fuente de energía totalmente renovable y limpia.

Por eso, te contamos cuánta energía produce una tormenta eléctrica, si se puede aprovechar o no, así como otros detalles fascinantes sobre el tema. 

¿Cuánta energía contiene un relámpago?

Un relámpago típico en una tormenta eléctrica contiene unos 500 Megajulios (MJ) de energía. Traducido a términos más sencillos de entender, eso es igual a:

  • Lo que consume un hogar típico occidental en 1 semana.
  • La energía que contienen 38 litros de gasolina.

¿Cuánta energía produce una tormenta eléctrica?

Las tormentas son muy variables. Como veremos, hay lugares de la tierra donde son muy comunes y duraderas, mientras que en otros apenas se ven tormentas rápidas, con poca extensión en kilómetros. 

Del mismo modo, el número de relámpagos en una tormenta es muy variable y depende de:

  • Si la inestabilidad es alta (es decir, si la temperatura disminuye mucho con la altura).
  • La humedad.
  • La velocidad del viento y si esta cambia mucho o poco con la altura.

En ciencia, para medir la energía que contiene una tormenta, se suele utilizar el concepto de Energía Potencial de Convección Disponible (CAPE, en inglés). Normalmente, una tormenta tiene un CAPE superior a 1000 Julios por kilogramo y, en ocasiones, excede los 5000 Julios por kilogramo.  Hay que tener en cuenta que esa medida tiene en cuenta la energía total del fenómeno meteorológico.

Partiendo de esa base, se ha calculado que una tormenta típica puede contener hasta unos 10.000 Terajulios de energía. Sin embargo, recordemos que estos cálculos son de toda la energía contenida en la tormenta, no solo los relámpagos, sino también el viento, por ejemplo.

¿Se puede aprovechar la energía de los relámpagos?

En teoría, se puede. Sería complejo, pero se puede. 

Conseguirlo requeriría instalaciones avanzadas que hagan tres cosas:

  • Capturar el relámpago.
  • Almacenar su energía.
  • Distribuirla donde se necesite.

Atraerlo es más complicado que disponer un simple pararrayos. Aparte de eso, sería necesario proteger la instalación de la enorme energía que recibe en un instante. Un relámpago, además, puede tener una carga positiva o negativa, y no sabes cuál tendrá el rayo que cae. Capacitadores y rectificadores serían necesarios para igualar la corriente.

Sin embargo el principal problema es: ¿Dónde pones esas instalaciones?

Hay una zona de Venezuela, donde el río Catacumbo desemboca en el lago Maracaibo, en la que ocurren 300 tormentas al año. De hecho, producen relámpagos tan brillantes que los navegantes los usaban de faro improvisado para guiarse. También en Kampala, Uganda, escuchan el ruido del trueno más de 240 noches al año. Sin embargo, la mayoría de tormentas ocurren en lugares remotos, inaccesibles o en medio del mar.

Por eso, aprovechar la energía de la tormenta eléctrica tiene como uno de sus retos principales dónde poner las instalaciones para conseguirlo. Pero no es el único.

¿Cuánta energía obtendríamos si capturamos todos los relámpagos?

Si capturamos los 1.400 millones de relámpagos que caen al año sobre nuestro planeta, y los multiplicamos por los 500 Megajulios que produce cada uno… Da una cantidad pequeña de kilovatios hora, aunque no lo parezca. 

Estamos hablando de algo menos de 200 millones de kwh

Suena a mucho pero, por ejemplo, en España un hogar medio gasta unos 4000 kwh anuales. Eso significa que todos los relámpagos del mundo apenas alimentarían a unos 48.611 hogares españoles durante un año.

Esto nos da la respuesta clave en el tema. ¿Se puede aprovechar la energía del relámpago? Sería complejo, pero sería posible en teoría. El principal problema es que no sería rentable y apenas marcaría una diferencia en el consumo global de electricidad.

¿Entonces debemos renunciar a aprovechar la energía de una tormenta? 

Puede que una tormenta eléctrica no sea la manera de obtener la energía renovable que necesitamos… Pero hay otra opción.

Aprovechar la energía de los huracanes para alimentar al mundo con electricidad

Los huracanes son otro fenómeno natural que sí encierra una poderosa cantidad de energía. Según datos de la NASA, durante su ciclo de vida pueden generar la misma que 10.000 bombas atómicas.

Estamos hablando de unos 600 teravatios, el 25% de los cuales es en forma de viento, siendo la mayor parte restante calor, almacenado y liberado cuando el vapor se condensa en lluvia.

Imaginemos que capturamos el 25% de esa energía en forma de viento. Eso son 150 teravatios. ¿Cuántos teravatios produce el mundo actualmente? Menos de 6.

Eso significa que un huracán podría resolver nuestro suministro de energía mundial sobradamente. El problema es que no sabemos cómo aprovechar esa energía y está más allá de nuestra capacidad tecnológica… Por ahora. 

Científicos como el famoso Neil Degrasse Tyson abogan por estudiar esta vía, y en Japón están trabajando en turbinas que aprovechen la energía de los tifones que asolan sus costas.

Como vemos, una tormenta es un fenómeno tan fascinante como los datos que encierra. Y aunque no es factible como fuente de energía, puede que sus «hermanos mayores», los huracanes, sean una respuesta al desafío de energía renovable y prácticamente ilimitada.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso