¿Cuánta energía renovable se produce en España?

Generación

El desarrollo de las energías renovables es uno de los objetivos del plan Clean Energy propuesto por la Unión Europea y de las diferentes Cumbres del Clima. En España, el sector eléctrico está evolucionando hacia un modelo descarbonizado adecuadamente, incluso con comercializadoras suministradoras exclusivamente de electricidad renovable ya. Sin embargo, en materia de climatización y transporte aún queda mucho por avanzar.

Son muchos los retos que hay por delante hasta conseguir un sector energético impulsado principalmente por energías renovables. Pero, también es mucho lo que se ha avanzado hasta la fecha, y eso no hay que olvidarlo. España es una potencia mundial en producción de energía renovable, por lo que tiene una fuerte base sobre la que impulsarse.

En este artículo vamos a descubrir qué cantidad de energía proveniente de fuentes renovables se está generando, y consumiendo, en España. También, comparemos el nivel de España respecto a otros países europeos y del resto del mundo. Por último, analizaremos los desafíos más importantes de cara al futuro cercano.

generación de energía renovable
Aún queda un largo camino en la producción de energías renovables en España

 

¿Cómo va la producción de energía renovable?

El sector energético está dividido en tres subsectores, que en lo que a desarrollo de energías renovables presentan una polarización muy clara. Por un lado, encontramos el sector eléctrico, con un alto nivel de inclusión de fuentes limpias. Pero, en el otro lado están la climatización y el transporte, en los que las energías renovables apenas tienen impacto.

La producción eléctrica proveniente de fuentes renovables alcanzó en 2016 casi el 39% de la generación total. Esta alta producción es gracias a la gran presencia de energías renovables dentro del mix de generación eléctrica del sistema español. En total, la potencia instalada de origen renovable asciende a 47.921 MW, lo que supone casi la mitad del total de la potencia total.

Dentro de todo el conjunto de tecnologías limpias, la que tiene un mayor peso es la energía eólica, tanto desde el punto de vista de generación como de potencia instalada. En 2016 produjo el 47.3% de toda la electricidad renovable, y a nivel global tan solo fue superada por la energía nuclear. En segundo lugar se sitúa la energía hidráulica, con una gran tradición en España debido a la amplia presencia de embalses en nuestro territorio nacional. Cerrando el podio está la energía solar, que incluye tanto la fotovoltaica como la térmica, con un mayor desarrollo en Castilla-La Mancha y Andalucía, respectivamente.

El uso de energías renovables en el sector de la climatización está cobrando cada vez más peso. En el año 2016, cubrió el 17.7% de la demanda térmica en España, acercándose a la demanda cubierta por el gas natural y los productos petrolíferos. Dentro de las fuentes renovables, la opción mayoritaria con gran diferencia es la biomasa. En ella se engloban el carbón vegetal, la leña, el pellet y otras formas de biomasa sólida.

A parte, también se utilizan la energía solar térmica, principalmente para agua caliente sanitaria, y la geotermia, aunque de una manera testimonial. Hay que destacar, además, que un 35% de la demanda térmica en España está cubierta por la electricidad. Por lo que una mayor integración de energías renovables en el sector eléctrico también tendría su repercusión en la climatización de las viviendas,

Por último, es el sector de transportes en el que más queda por avanzar en cuanto a la presencia de energías renovables. Apenas el 2% de la energía consumida provenía de fuentes renovables. El impacto de los biocarburantes no está siendo el esperado, tras su máximo en el año 2010, la tendencia actual es negativa.

climatización por biomasa
La biomasa es la principal energía renovable utilizada para la climatización de las viviendas españolas

 

Posición en el ámbito internacional

España es una de las potencias mundiales en energías renovables, a pesar de las dos moratorias en los años 2012 y 2014 a la instalación de más potencia. Dichos parones se justificaron en el alto coste que suponían las fuentes limpias, ya que España apostó por ellas desde el principio, cuando no eran tan económicamente viables y sus costes de implantación eran superiores. Esto ha conllevado que las energías renovables en nuestro país carguen con una fama de inviabilidad económica muy alejada de la realidad. Han pasado los años y las tecnologías renovables se han abaratado notablemente, por lo que esa justificación ya no es válida.

Aún así, España es el séptimo país con mayor potencia renovable instalada sin tener en cuenta la energía hidráulica, con un total de 32 GW. Por delante de nosotros tan solo se encuentran China, Estados Unidos, Alemania, Japón, India e Italia. Teniendo en cuenta que España es el país que menos potencia ha instalado del top diez de países con mayor capacidad en los últimos años, la séptima posición cobra una mayor relevancia.

Pero en potencia de energías renovables per cápita, España asciende hasta el cuarto puesto mundial, con 0,7 kW por persona. En este aspecto, el país a la cabeza es Dinamarca, con 1,4 kW por habitante, seguido de Alemania y Suecia, con 1,1 kW y 1 kW por persona, respectivamente. La media mundial se encuentra en 0,1 kW, es decir, siete veces por debajo de la española; mientras que la europea está es 0,5 kW, dos décimas por debajo de la nacional.

Gran parte de esta importancia de España en el sector de las energías renovables se debe a la energía eólica, ya que de los 32 GW de potencia renovable instalados sin tener en cuenta la hidráulica, 23 GW corresponden a la eólica. Esto la sitúa en el quinto puesto en lo que a capacidad eólica instalada, solo por detrás de China, Estados Unidos, Alemania e India. Se encuentra quinta también en potencia instalada por habitante, clasificación liderada por Dinamarca, Suecia, Alemania e Irlanda.

España se mantiene como la primera potencia mundial en potencia instalada en energía solar térmica, aún estando desde el 2013 sin añadir ni una sola central. En nuestro país, se encuentra principalmente en Andalucía y Extremadura, con 997 MW y 849 MW, respectivamente. La suma de ambas comunidades supone cuatro quintas partes del total de capacidad instalada en nuestro país.

importancia energía eólica
La energía eólica tiene un gran peso en el sistema eléctrico español

Retos de cara al futuro

El principal desafío en el sector energético a corto plazo que tiene que encarar España son los objetivos 20-20-20 que plantea la Unión Europea. Este paquete de medidas fija que para el año 2020, se reduzcan en un 20% las emisiones de efecto invernadero, se mejore la eficiencia energética un 20% y que las fuentes renovables generen un 20% de la energía total.

A apenas poco más de dos años para finalizar el plazo, los resultados están aún alejados. Tan solo en generación de energía renovable se puede ser optimista, y en gran medida debido a todo el desarrollo previo, ya que en los últimos años apenas se ha aumentado la potencia instalada, como ya hemos comentado previamente.

Sin embargo, en materia de reducción de las emisiones aún hay mucho en lo que mejorar. Más aún tras el repunte en las emisiones de los últimos dos años, que rompen con la tendencia decreciente que estaba teniendo España. Esto lleva a preguntarse si la reducción de emisiones en los últimos años fue fruto simplemente de la crisis económica y no del éxito de las políticas contra el cambio climático.

Pero las metas impuestas por la Unión Europea en producción de energía renovable vas más allá de 2020. Para el año 2030 está fijado que un mínimo del 27% de la energía provenga de fuentes renovables, mientras que para el año 2050 se habrá conseguido la descarbonización total del sistema energético.

Pero España no solo tiene que cumplir con los acuerdos emitidos por la Unión Europea, sino que también ha formado siempre parte de las famosas Cumbres por el Clima y firmado los acuerdos allí alcanzados. Dichas cumbres, cuyo objetivo principal es la reducción de las emisiones de efecto invernadero, siempre apuestan por una mayor participación de las energías renovables en los diferentes países.

objetivos energéticos mundiales
España tiene que cumplir los acuerdos europeos y mundiales en materia energética.

 

En resumen, a pesar del parón en los últimos años en la instalación de energías renovables en nuestro país, y gracias al buen trabajo realizado anteriormente, hay motivos para ser optimista. España se ha situado en cuarto lugar en volumen de generación renovable en el ámbito europeo. Es también la cuarta potencia en potencia instalada por habitante del mundo. Sin embargo, los valores aún no han alcanzado los objetivos establecidos por la Unión Europea, y los plazos están llegando a su fin.

Por ello, se vuelve más esencial que nunca apostar por las fuentes limpias de energía, tal y como hace Enérgya-VM. Nuestro compromiso con el medio ambiente y las generaciones futuras nos ha empujado siempre a suministrar electricidad 100% renovable a todos nuestros clientes, y así lo llevamos haciendo desde 2007.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso