¿Cuánto consume un horno? Con estas recetas, ¡muy poco!

Eficiencia energética

Si eres de los que les gusta la cocina y, a la vez, te apuntas al consumo responsable, te habrás preguntado cuánto consume un horno en más de una ocasión.

En Enérgya-VM te vamos a dar la respuesta y, además, también alguna que otra receta para que no tengas que elegir entre ahorrar y cocinar platos deliciosos.

Cuánto consume un horno eléctrico

El consumo, obviamente, es muy variable y depende de la potencia del horno y del calor que queramos obtener. Un horno eléctrico suele tener una potencia de entre 950 W y 1.500 W.

De esa manera, si tenemos encendido un horno de unos 1.300 vatios (un valor medio y habitual) durante una hora, a plena potencia, nos consumirá ese 1,3 kilovatios / hora. Para saber cuánto nos costaría, deberíamos mirar el precio de ese kilovatio / hora en la tarifa de nuestra comercializadora y multiplicarlo por 1,3.

Sin embargo, el cálculo real es más complejo. Depende de la eficiencia del horno y de la temperatura que queremos conseguir. Normalmente, se suele considerar que un horno eficiente, para una temperatura de 180 grados, precisa unos 0,85 kWh.

Si tienes contratada la fórmula luz online de Enérgya-VM, sabes siempre exactamente qué precio tiene el kWh y no te llevarás sorpresas.

El horno eléctrico es de los aparatos que más gasta en el hogar. Debido a que lo solemos necesitar mucho tiempo y de manera habitual, contribuye a la factura y, por eso, es ideal que hagamos un consumo responsable con él.


Un horno eficiente, para una temperatura de 180 grados, precisa unos 0,85 kWh.

Cuánto consume un horno microondas

Puede que, además de horno eléctrico, tengas también un microondas. En ese caso, es probable que, si apuestas por el consumo responsable, quieras usarlo más.

Según algunos cálculos, el microondas gasta hasta un 75% menos de energía que un eléctrico tradicional al calcular cuánto consume un horno, por ejemplo, para cocinar una patata.

¿Cómo es posible si los microondas suelen tener una potencia similar de más de 1000 vatios? Por su modo de funcionamiento. El horno microondas no calienta toda la superficie del horno y el ambiente, sino solo el alimento. De esa manera, no se desperdicia energía.

Cuánto consume un horno de gas natural

El kWh de gas natural es más barato que el de la electricidad. Eso hace hace que, si usamos mucho el horno, merezca la pena plantearse el gas, ya que ese kWh aproximado que podemos necesitar para una hora de horneado a 200 grados nos sale más barato.

Así pues, si nos preocupa el consumo responsable, ya sabemos las claves principales:

  • Usar más el microondas.
  • Elegir horno de gas si lo usamos mucho, lo que también puede permitirnos bajar un poco la potencia eléctrica contratada.
  • Elegir un horno eficiente. Fijarnos en su etiqueta energética, y que tenga una luz para no estar abriendo la puerta durante el horneado, es esencial.

Algunas recetas para que no te preocupe cuánto consume un horno

Si quieres combinar platos deliciosos y consumo responsable, atento a estas recetas, son muy sencillas y no gastarás apenas:

1. Caballa al horno con verduras

Necesitarás: 2 caballas por persona, 1 cabeza de ajo por persona, zanahoria, puerro y cebolla, además de especias y aceite. Se hace muy fácil, con la técnica del papillote.

  1. Limpia bien la caballa y corta las verduras en juliana (finas y alargadas).
  2. Pica el ajo y haz una cama de verduras sobre papel de horno, junto con el ajo y las especias: romero, tomillo, laurel y perejil.
  3. Pon la caballa encima de esa cama y sazona al gusto con sal, pimienta y unas gotas de limón.
  4. Ahora, envuelve la caballa con el papel de estraza formando una especie de paquete llamado papillote (puedes buscar en Internet si quieres saber más sobre esta técnica). También puedes usar papel de aluminio si no tienes de horno.
  5. Mete 10 minutos en un horno caliente a 250º y estará lista para comer.

Como ves, se usa poco tiempo de horno, aunque sea a alta temperatura, y además es una receta muy sana.

2. huevo frito al microondas

Imposible algo más rápido y sencillo, además de ser más sano que freír en sartén.

  1. Coge un bol y echa un poco de aceite, extendiendo con un pincel para cubrir la superficie.
  2. Casca el huevo en el bol y añade sal y un poco de pimienta encima si te gusta.
  3. Mete el recipiente 40 segundos a potencia media, saca el huevo y revisa que esté hecho. Si no te gusta la yema líquida, puedes ponerlo más.

Sencillísimo, y sin haber gastado nada.

3. Merluza con mayonesa gratinada al horno

De nuevo un plato fácil, sano y barato.

  1. Colocamos la merluza fresca y limpia en un recipiente para horno, con sal por los dos lados.
  2. Rayamos encima un huevo duro, añadimos gambas peladas y trocitos de surimi.
  3. Cubrimos con mayonesa o salsa ligera, añadiendo unas gotas de limón.
  4. Metemos al horno precalentado a 200 grados durante 10 minutos y listo.

Como ves, no es necesario cocinar horas y horas para unos platos deliciosos, sanos y que nos permitan ahorrar. Así, no te preocuparás de cuánto consume un horno.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso