Cuida del medio ambiente este verano. 8 consejos fáciles y efectivos

Eficiencia energética

El verano está a la vuelta de la esquina y no dejamos de pensar en las vacaciones. Por eso queremos que, a la vez que descansas, cuides el medio ambiente.

Ambas cosas son posibles con pequeños gestos que producirán grandes resultados. Con ellos, cuidarás de lo que te rodea, conservarás la belleza del lugar y tendrás tu verano más sostenible.

Y como ves, son actos realmente sencillos que marcarán una gran diferencia en el medio ambiente estas vacaciones.

1. Limpia siempre lo que lleves y deja todo como lo encontraste

Tanto si vas de acampada, como si pasas un día de playa, no olvides limpiar siempre lo que ensucies. Es normal llevarte un bocadillo o bebida, y también alguna servilleta. La regla de oro es que todo lo que lleves lo traigas de vuelta o lo recicles allí mismo.

Cada vez más zonas tienen contenedores habilitados para depositar la basura según corresponda reciclar.

2. Participa en el Trashtag Challenge y deja todo mejor de lo que lo encontraste

Si quieres cuidar el medio ambiente este verano, apúntate al reto viral ecológico más de moda. El Trashtag Challenge es el desafío por el que miles de personas, en todo el mundo, están visitando parajes naturales, como bosques o playas, y limpiándolos.

Las fotos y vídeos de grupos de gente con bolsas de basura llenas de lo que han recogido se ha hecho virales en las redes sociales. No dejemos morir el mejor desafío que hemos inventado y no dudes en subir tu foto y retar a tus amigos.

Si hay algo que pueda superar a la regla de dejar todo como lo encontraste es la de dejar todo mejor de lo que lo encontraste. Así cuidarás el medio ambiente y, ¿quién sabe? Quizá de paso te conviertas en el próximo influencer.

3. Mira bien tu crema solar y elige una respetuosa con el medio ambiente

La crema solar es imprescindible este verano. Protege tu piel y te permite lucir un moreno perfecto sin preocupaciones, pero tiene un inconveniente que mucha gente desconoce.  Algunas cremas solares pueden contener oxibenzona y octinoxato. Estas dos sustancias pueden resultar tóxicas y, de hecho, también tienen efectos nocivos en el medio ambiente marino.

Los estudios demostraron hace tiempo que estos químicos contribuyen a la desaparición rápida y total de corales, incluso cuando las concentraciones son bajas.

Por eso, lo ideal es que eches un vistazo a los ingredientes de tu crema solar y elijas una que cuide el medio ambiente y no presente estas sustancias. En contacto con el agua, afectamos al ecosistema marino.

4. Usa botellas reutilizables

Este verano es importante permanecer siempre hidratados. Ya sea en la playa o en paseos por la naturaleza, debemos beber más agua que nunca, especialmente en las horas de sol. Por eso, es importante que invirtamos en una buena botella reutilizable. En las tiendas de deporte las encontrarás de varios tipos.

No solo el agua nos sabrá mejor y se mantendrá más tiempo fresca (si la compramos con cualidades de refrigeración) sino que evitaremos el plástico.

En 2017 surgió una estadística terrible: Usamos más de 1 millón de botellas de plástico por minuto, y el 91% no se recicla. Rompamos esa tendencia este verano y tengamos unas vacaciones sostenibles.

5. Evita las duchas demasiado largas

El calor aprieta y no hay momento más esperado que una buena ducha. Sin embargo, puedes cuidar el medio ambiente a la vez si la acortas un poco. Especialmente en las épocas de calor, conservar el agua es fundamental.

Del mismo modo, recuerda no tener el agua corriendo si no la estás usando porque, por ejemplo, te estás enjabonando.

6. Aprovecha bien las tardes frescas, los ventiladores y las ventanas abiertas

No todos los días de verano son iguales y no es necesario tener el aire acondicionado siempre encendido. Si la noche es fresca, ventila la casa abriendo las ventanas y apaga el aire. No solo ahorrarás en tu factura eléctrica, sino que cuidarás el medio ambiente con un consumo responsable.

En muchas ocasiones, el fresco de la calle refrigerará la casa por la noche y en las tardes más suaves un ventilador puede sustituir al aire acondicionado.

7. No utilices nada de «usar y tirar» y pasa del plástico

A veces es tentador, sales a pasar el día y no quieres complicarte, así que compras platos y cubiertos de usar y tirar. Así ahorras fregar, pero lo cierto es que dañas el medio ambiente.

Para evitarlo, no compres nada desechable. O al menos, si vas a hacerlo, compra platos y vasos reciclables hechos con cartón, en vez de con plástico, y llévate cubiertos de casa.

8. Aprovecha la luz del día

El verano significa días largos y noches cortas. Algo ideal para ahorrar en luz y hacer un consumo respetuoso con el medio ambiente.

Sal y disfruta del sol, sube la persiana cuando ya no haga calor y deja entrar la luz. De esa manera, le darás menos al interruptor y tu entorno te lo agradecerá.

Como ves, son pequeños gestos para cuidar el medio ambiente, muy fáciles y que no cuestan nada. Con ellos, tendrás el verano más sostenible de tu vida.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso