El árbol kiri y su poder para acabar con el calentamiento global

Compromiso con el planeta

Una de las principales herramientas contra el cambio climático y el daño ambiental es la reforestación. Sin embargo, no todos los árboles que se usan con este propósito son iguales y hay uno que destaca sobre los demás: el árbol kiri.

Por eso, te contamos todo sobre esta planta excepcional: qué es, qué características tiene y por qué se está hablando tanto del árbol kiri en los últimos tiempos.

Comencemos por el principio.

¿Qué es el árbol kiri?

El árbol kiri, también llamado Paulownia, es un tipo de árbol de hoja perenne originario del este de Asia y cultivado, durante siglos, en países como China o Laos. 

Con unas flores púrpura que cubren la parte superior de la copa, es una planta muy bonita, a la que se conoce como árbol de la emperatriz en Japón.

Aunque se llevó a otros continentes, y ahora el árbol kiri está presente en muchas partes del mundo, se había considerado poco menos que una planta ornamental. Sin embargo, en los últimos tiempos, hay un renovado interés por el kiri.

¿La razón? Es posible que pueda salvar al mundo del calentamiento global.

¿Por qué se dice que el árbol kiri puede acabar con el calentamiento global y salvar el planeta?

Las razones son variadas, pero se pueden agrupar en tres motivos principales.

1. Es fácil de cultivar y muy resistente

La primera razón tiene que ver con el hecho de que el árbol kiri necesita muy poco cuidado y atención para crecer fuerte y sano

Se ha visto que, en su introducción en otros países lejos de su lugar de origen, el kiri también crece mucho, rápidamente y con poca exigencia de cuidados. De hecho, en apenas un año, un árbol kiri puede alcanzar los 10 metros y, después de 5 años, puede alcanzar nada menos que 20 metros o más.

Eso contribuye a que podamos reforestar más superficie en menos tiempo y permite, por ejemplo, reducir la temperatura general y restaurar el equilibrio climático de un entorno.

Sin embargo, el árbol kiri va mucho más allá que los árboles normales.

2. Su capacidad superior de absorción de dióxido de carbono

El segundo gran motivo por el que el árbol kiri ha despertado interés en la lucha contra el efecto invernadero es su capacidad superior para absorber el principal gas que produce dicho efecto: el CO2 o dióxido de carbono.

Los estudios han demostrado su enorme ventaja en este sentido frente a otras especies. De este modo, resulta una excelente opción, tanto para reducir el CO2 de núcleos urbanos, como para una absorción general mediante la plantación de bosques de esta especie.

De la misma manera, este árbol también nos devuelve, a cambio, mayores cantidades de oxígeno, de forma que obtenemos mucha más mitigación del cambio climático por hectárea plantada que con otros árboles.

3. Su versatilidad y su capacidad de generación de madera

Finalmente, hay que destacar su excepcional producción de madera. Eso permite tener una fuente de este recurso renovable que crece más rápido y proporciona más materia prima.

Dado el gran interés en los bosques sostenibles, el uso del árbol kiri no solo hace que estos tengan un efecto climático directo superior, sino que también sean más productivos, al crecer tan rápido, tan alto, con tan poca exigencia y con una madera de calidad.

Esta ha sido utilizada tradicionalmente para la realización de muebles, instrumentos musicales, casas y toda clase de productos. Además, su corteza se usa de tinte, su madera quemada puede generar carbón vegetal y, en general, es un árbol muy versátil en todos los sentidos.

Y como es tan fácil y rápido de cultivar en cualquier ambiente, permite una independencia energética y de recursos. Por ejemplo, usando su madera para proyectos de habitabilidad local y construcción de hogares.

¿Hay alguna desventaja en el uso del árbol kiri contra el cambio climático?

Por todo lo anterior, el interés del árbol kiri en proyectos de reforestación es enorme. Sin embargo, como es normal, no todo son ventajas.

Una de las principales preocupaciones es que el árbol kiri requiere de bastante agua

Con el énfasis en su excelente captura de CO2, se están planteando proyectos de árbol kiri en algunas zonas, como Nevada, en Estados Unidos, donde dicha agua es más escasa. Cambiar mayor absorción de dióxido de carbono por mayor uso de agua puede hacer que algunos proyectos no sean ambientalmente positivos en el cómputo final.

Del mismo modo, hay una preocupación por la posible disminución de biodiversidad

Si nos centramos en plantar siempre el árbol más efectivo y rápido para mitigar el cambio climático, desequilibrando la variedad de especies vegetales en un entorno, podemos causar una posible inestabilidad en el ecosistema.

Es por eso que se hace necesario un estudio cuidadoso de los proyectos y tener en cuenta estos retos. Cuando es así, el árbol kiri es un verdadero regalo de la naturaleza que puede ayudarnos en la lucha contra el cambio climático.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso