¿En qué consisten las bombillas inteligentes?

Energía Verde

Las bombillas inteligentes son principalmente las que poseen de alguna clase de conectividad y representan la evolución más actual de las bombillas. La principal característica de las bombillas inteligentes es que se pueden controlar a distancia, aunque también tienen otras prestaciones cada vez más avanzadas.

Qué puede hacer una bombilla inteligente

1. Conectarse a distancia

La conexión de una bombilla inteligente permite que pueda ser manejada con el móvil o con el centro de mando de nuestra domótica.

Por ejemplo, actualmente se están poniendo muy de moda los altavoces inteligentes, como Amazon Echo o Google Home, que pueden conectarse a bombillas inteligentes. Eso permite que el manejo pueda ser por voz.

Así, podemos decirle al altavoz que encienda las luces del comedor. Las bombillas inteligentes de la estancia recibirán la orden del altavoz al que están conectadas y se encenderán. Del mismo modo se pueden apagar, o regular la intensidad si también tienen esta característica.

2. El cambio de intensidad y color de las bombillas inteligentes

Esta es otra característica de este tipo de iluminación. La mayoría, actualmente, permite que se regule la intensidad y el color de la luz que emite la bombilla inteligente. De ese modo podemos darle el ambiente deseado a una estancia y también modificar la potencia de esa luz.

Esto último es interesante desde el punto de vista del consumo responsable. No siempre necesitaremos todas las luces dadas o a plena potencia, y las bombillas inteligentes se adaptan a esto.

3. El encendido y apagado automático por sensores

Hay diversas clases de bombillas inteligentes. Algunas de ellas ya disponen de sensores de luz o proximidad, que detectan el movimiento cuando alguien se acerca y se encienden y apagan a su paso.

Estas bombillas inteligentes son útiles, por ejemplo, en pasillos de casa. Si nos levantamos por la noche al baño, cuando nos acercamos se van encendiendo las bombillas automáticamente al detectarnos. Eso hace que no tengamos que estar buscando el interruptor o el móvil para manejarlas.

Esta clase de bombillas también se usan en jardines exteriores y en alumbrado público de caminos menos transitados, que solo se iluminan cuando alguien circula por ellos.

Como vemos, la variedad de bombillas inteligentes es amplia. Desde las más básicas que tienen solo conectividad, hasta las nuevas generaciones de iluminación.

¿Cómo elegir las bombillas inteligentes adecuadas para nuestro caso?

Con tanta variedad, es importante elegir las que necesitamos en nuestra situación particular. Para eso, tenemos que ver:

1. Qué manera de controlar las bombillas deseamos

Normalmente, la mayoría siempre funcionan mediante una aplicación de domótica que llevaremos en el móvil. Sin embargo, hemos de pensar si vamos a adquirir un altavoz inteligente, o algún centro de mando para esa domótica.

En ese caso, es muy importante comprobar la compatibilidad de las bombillas inteligentes, y asegurarnos de que tienen la que necesitamos, y también la máxima posible de cara al futuro.

De esa manera, no nos quedaremos con bombillas obsoletas en poco tiempo.


Las necesidades de cada habitación son diferentes

2. Qué necesidades concretas de iluminación inteligente tenemos

¿Disponemos de un jardín y queremos luces con sensor de presencia? ¿Hay personas mayores en casa que se levantan por la noche y necesitan luz automática que les detecte? ¿Tenemos escaleras que queremos que estén siempre iluminadas cuando alguien está cerca?

En esos casos, no basta con la conexión, necesitamos bombillas con sensores de proximidad. Otra alternativa son centros de domótica inteligentes, que detectan dónde estamos mediante sensores externos a la bombilla y conectan con ellas para encenderlas.

Del mismo modo, ¿queremos encenderlas y apagarlas cuando estemos fuera de casa para simular presencia? En ese caso, hemos de asegurarnos de que la conectividad no es básica y disponen de WiFi.

3. Qué habitaciones concretas vamos a iluminar

Las necesidades de cada habitación son diferentes. No es lo mismo cocina y baño, donde querremos luz blanca y potente que muestre la higiene de la estancia y nuestro rostro con detalle en el espejo (para afeitado o maquillaje, por ejemplo), que un comedor en el que a lo mejor queremos dividir ambientes.

Del mismo modo, además de colores, querremos elegir adecuadamente la intensidad, dependiendo del tamaño de la habitación.

La potencia de luz se mide en lúmenes. Si compramos bombillas inteligentes con poca potencia para una gran estancia, crearemos penumbra y sombras involuntarias. Por el contrario, demasiada iluminación en una habitación pequeña producirá molestia y no permitirá estar cómodos.

Aquí también influyen los colores de la estancia, no solo para combinar, sino por su efecto en la intensidad. Una habitación pequeña, con una bombilla demasiado potente y paredes blancas que reflejen la luz será muy incómoda.

Las mayores potencias están sobre los 500 lúmenes, ideales para cocina y baño. De todas maneras, la recomendación si no lo tienes claro es sencilla: compra una bombilla inteligente de suficiente potencia, que sea regulable y permita dar luz de cualquier color (algo que puedes controlar con tu móvil). De esa manera, no fallarás porque siempre podrás adaptar las bombillas inteligentes a la estancia en la que se encuentran.

4. Comprender las distintas clases de iluminación

A la hora de elegir, hemos de entender que hay varias clases de iluminación desde el punto de vista de la decoración y la comodidad:

  • Las luces principales que iluminan la estancia.
  • Las luces de acentuación para decorar o ambientar una zona. Normalmente, mediante lámparas de pie o de mesilla.
  • Las luces de tarea. Específicas para una labor, como leer en un determinado sitio, trabajar en una mesa, etc.

Por eso, a la hora de comprar tus bombillas inteligentes debes considerar, en cada habitación, qué clase (o clases) de luz vas a necesitar.

Como ves, las bombillas inteligentes son una gran evolución en lo que se refiere a iluminación y consumo responsable, ya que son LED, además de ajustables. Y si sigues estas sencillas indicaciones, no deberías tener dudas a la hora de elegirlas.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso