Energía eólica: definición, cómo funciona y ventajas

Generación

La energía eólica es la que se obtiene del viento y una de las fuentes más antiguas de las que el hombre ha obtenido energía para su consumo. En el pasado movía barcos y molinos, en la actualidad, nos provee de electricidad limpia e inagotable.

 

En este artículo, vamos a explicar cómo funciona la energía eólica y qué ventajas tiene para que sea una de las principales fuentes de la electricidad que te ofrecemos en Enérgya-VM.

Cómo funciona la energía eólica

El mecanismo es muy sencillo. Si bien en la antigüedad la fuerza del viento se aprovechaba directamente para mover vehículos y máquinas, hoy lo hacemos de otra manera. Utilizando aerogeneradores (modernos molinos de viento) aprovechamos esa energía cinética que se produce cuando las corrientes de aire mueven las aspas si soplan por encima de unos 15 km por hora.

 

Ese movimiento hace girar el rotor del generador que hay dentro del molino, lo que permite transformar la energía cinética (la del movimiento que se produce) en energía eléctrica.

 

Esta se transmite a la red y lleva energía limpia a hogares y empresas para su consumo.

 

Los aerogeneradores se instalan en grupo, formando lo que se llama un parque eólico, que se coloca en zonas donde el viento es más aprovechable. Se trata de molinos enormes, con alturas que llegan a los 50 metros de altura y con aspas que pueden alcanzar los 23 metros.

 

A fin de aprovechar mejor la energía eólica, los aerogeneradores son cada vez más grandes y altos (cuanta más altura, más viento suele soplar). Además, se fabrican con materiales cada vez más ligeros y que permiten un mantenimiento más fácil.

 

Normalmente, los parques eólicos están instalados en tierra pero, en algunos países del norte de Europa, se han construido también en el mar, para aprovechar los vientos de ciertas zonas.

La importancia de la energía eólica en España

En 1994, se instaló el primer parque eólico en nuestro país, situado en la Sierra de El Perdón, en Navarra. Desde entonces, España tiene repartidos cientos de parques eólicos por todo su territorio y es uno de los países que más energía eólica produce, siendo el segundo de la Unión Europea y superado, solo, por Alemania.

 

Si tenemos en cuenta el mundo entero, China (que ha realizado y sigue haciendo una enorme inversión), Estados Unidos, Alemania y la India están a la cabeza de la producción mundial de electricidad mediante esta energía.

 

Como podemos ver, la fuerza del viento es una de las principales fuentes renovables en nuestro país, por delante de la solar, por detrás de la hidráulica, y tiene muchas ventajas que la hacen preferible.

Ventajas de la energía eólica

Tiene muchos aspectos positivos, algunos de ellos poco conocidos.

  1. Es una fuente energía renovable. Lo que significa que no se agota y es una de sus mayores ventajas. El viento es un fenómeno constante, especialmente en ciertas zonas, lo que permite extraer energía eléctrica de una fuente que no se gasta nunca. Mientras el sol caliente la atmósfera de la Tierra, y esta siga girando, la conjunción de ambos fenómenos, más las condiciones geográficas, siempre producirán viento.
  2. Tiene muy bajo coste de generación. De nada sirve una fuente de energía que no se agota, pero que cuesta mucho de obtener. En el caso de la energía eólica, nos encontramos con una de las energías con menor coste de generación. De hecho, una mayor producción de energía eólica ayuda a que el coste medio de la energía en el mercado baje.
  3. Crea empleo. La energía eólica crea puestos de trabajo, no solamente a la hora de construir e instalar parques eólicos, sino por el mantenimiento que precisan y las labores de apoyo necesarias en la producción de esa energía. Gran parte de la generación de electricidad a partir de fuentes no renovables se realiza mediante plantas muy automatizadas, que no requieren tanta mano de obra y no permiten tanta creación de empleo y, por tanto, de riqueza.
  4. Proporciona independencia energética. La energía eólica no solo es una fuente inagotable, es también una fuente doméstica. Es decir, se genera en el propio país y todos los países tienen, en mayor o menor medida, viento. Eso permite que apostar por ella sea también una inversión por la independencia energética y que no haya que comprar energía a otros países, dependiendo de sus precios o posibles problemas de suministro.
  5. Aumenta la riqueza en zonas rurales. Los parques eólicos suelen estar situados en zonas rurales, alejadas de las grandes ciudades. Eso produce un impacto económico positivo en zonas que lo necesitan, para no desaparecer por la falta de oportunidades y trabajo.

La energía eólica, en definitiva, es la energía procedente del viento y una de las principales fuentes de energía renovable. Dada su importancia en España y sus muchas ventajas, también es uno los principales orígenes de la electricidad, 100% limpia, que Enérgya-VM ofrece a sus clientes.

Por eso somos firmes creyentes en ella.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso