Energía renovable: Los mayores avances de la última década y qué nos depara el futuro

Compromiso con el planeta

La década que hemos dejado atrás ha sido una de las más importantes en cuanto a energías renovables. Aunque puede que todavía no hayan alcanzado su tan necesaria posición de liderazgo, han puesto por fin las bases necesarias y conseguido varios hitos históricos.

Por eso, queremos hacer un repaso a los avances más importantes en energía renovable de los últimos 10 años, además de dar unas pinceladas de lo que nos depara el futuro.

Los mayores avances han sido:

1. Las políticas medioambientales y energéticas

Los mayores avances de la década en energía renovable no siempre han sido tecnológicos. Por eso, como bien declaraba Neha Palmer, jefa de estrategia energética de Google, uno de los avances más importantes de los últimos 10 años es la importancia de las políticas en el apoyo al auge de las renovables.

Estas políticas, tanto públicas de los gobiernos e instituciones, como privadas de muchas empresas, han sido el gran viraje que ha permitido un gran avance de las energías limpias. Y sobre todo, un cambio de tendencia inevitable.

Este cambio de políticas ha venido acompañado de una enorme inversión, que ya está dando sus frutos y debe alcanzar todo su potencial en los próximos 10 años.

2. El descenso del coste de las renovables, siendo por fin más baratas que las fósiles

Otro gran avance de la década ha sido, sin duda, el descenso de costes de las renovables. Lideradas por la solar y la eólica, se han abaratado enormemente.

Sonia Aggarwal, vicepresidenta de Energy Innovation, es una de las creyentes en este gran hito. Destaca que en la década de los 10 se consiguió el llamado Cruce del coste del carbón. Esto implica que, por fin, se puede producir de forma más barata electricidad sin emisiones que con ellas.

Eso provocará un cambio total en la manera de gestionar el sistema eléctrico en los próximos años. De hecho, se espera que este hito se asiente y, para 2030, sea siempre más barato generar electricidad renovable que a partir del carbón.

3. El boom del almacenamiento de energía

Como con los costes, ha habido avances muy importantes en almacenamiento de energía. Este resulta un punto crucial que, de hecho, es el gran talón de Aquiles de la generación y uso de electricidad.

Como bien dice Jigar Shah, presidente y cofundador de Generate Capital, las industrias de la energía solar y la eólica son las principales responsables del despliegue y la integración del almacenaje en baterías.

Por ejemplo, según las cifras de mercado de IHS Markit, la capacidad de almacenamiento global instalado creció exponencialmente de 0,34 GW instalados en 2012 y 2013 a 6 GW en 2017.

A finales de 2018, según datos de la IEA, se habían añadido 3GW más solamente durante ese año.

4. La descentralización

Hace muy poco te hablábamos de las micro redes inteligentes y de cómo van a cambiar el paradigma de la generación de energía. Durante la década pasada comenzó ese cambio que se acentuará en los próximos años.

Así, pasaremos de un modelo centralizado, con grandes plantas generadoras y una red global, a una generación distribuida, con micro redes locales que pueden operar individualmente y aisladas, si es necesario.

Eso hace más robusta la generación de energía y, por supuesto, más limpia y eficaz.

5. La digitalización y las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías lo están cambiando todo. Es por eso que, aplicadas al campo de la energía renovable, han sido otro de los grandes avances de los últimos 10 años.

Las nuevas tecnologías permiten optimizar la gestión de energía, los nuevos materiales permiten una generación más eficiente… Cada día que pasa, nuevos avances son aplicados a las renovables, acelerando su implantación.

6. El avance imparable de la energía solar

La energía solar está llamada, en la próxima década, a tomar el liderazgo de las renovables y ser la punta de lanza. Uno de los principales motivos que la han aupado ha sido, precisamente, el avance anterior, las nuevas tecnologías.

Estas se han aplicado más en energía solar que en otras renovables, como la eólica o hidráulica. Esto se debe a que las características de la solar permiten una mayor innovación, tanto en materiales como en otros aspectos.

¿Y qué nos depararán los próximos 10 años?

Es imposible predecir el futuro concreto. La tecnología actual está cambiando las cosas a un nivel exponencial y, hace 10 años, no podíamos imaginar muchos de los avances que tenemos ahora. De hecho, hace 10 años aún no había iPads, aunque nacerían pronto, ni veíamos coches que se conducen solos por nuestras carreteras.

Sin duda, en los próximos 10 años veremos cómo se asientan todos los grandes avances de la década pasada. Así, asistiremos a mejoras increíbles en almacenamiento, descenso de costes, innovación, digitalización e inteligencia artificial.

Además, el cambio político y social será global. Las semillas plantadas en la década de los 10 florecerán del todo y ya no entenderemos cómo podíamos generar energía deteriorando nuestra salud y el planeta entero.

La electrificación masiva del transporte de personas y mercancías (además siempre conectados), el mayor uso de la inteligencia artificial y, con suerte, descubrimientos importantísimos en nuevas fuentes de energía limpia, también marcarán sin duda nuestros próximos 10 años.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso