Energías renovables y no renovables

Compromiso con el planeta

Uno de los principales objetivos de Enérgya-VM es concienciar y educar sobre las energías renovables y limpias.
Todavía hay mucho trabajo que hacer y, a veces, se confunde el concepto de energías renovables con el de limpias, cuando no son lo mismo. Además, en ocasiones, hay confusión sobre si una fuente de energía es inagotable o no.
Por eso, te explicamos fácilmente la diferencia entre energías renovables y no renovables, cuáles son y alguna curiosidad al respecto.

La diferencia entre energías renovables y no renovables

Las energías renovables son aquellas que provienen de fuentes inagotables. Pueden ser ilimitadas porque siempre van a estar ahí, como por ejemplo el viento, o bien porque se pueden renovar en poco tiempo, como por ejemplo, la biomasa.
Si nos fijamos, hay grandes diferencias entre esas dos energías renovables del ejemplo. La biomasa, que consiste en quemar materia orgánica (sobre todo vegetal) para producir calor, se considera inagotable porque esos cultivos se pueden reponer.
Es decir, en realidad la materia utilizada se termina, pero existe la capacidad de plantar de nuevo y obtener más en un corto espacio de tiempo. El viento, o el sol, sin embargo, sopla y sale cada día, siendo también energías renovables, pero porque no se agotan.
Las energías no renovables son aquellas que provienen de fuentes de las que hay una cantidad limitada. Así que, cuando se terminan, no se pueden reponer.
El petróleo, el carbón y el gas son las energías no renovables tradicionales que han movido el mundo desde la revolución industrial y, de hecho, todavía lo hacen.
Estos combustibles fósiles se llaman así porque se produjeron a partir de restos orgánicos de animales y plantas muy antiguos. Ese proceso natural sigue sucediendo, pero tarda demasiado tiempo como para que se considere renovable.
Si se pueden obtener, por ejemplo, varias cosechas en un año y usar los restos de ellas como biomasa, en combustibles fósiles estamos hablando de millones de años para que se dé el proceso de transformación de materia orgánica en petróleo y carbón.
Por todos esos años que tardan en formarse el petróleo o el carbón, no son fuentes de energías renovables.

Qué energías son renovables

Las principales energías renovables son:

Podemos considerar que la hidráulica es toda energía proveniente del agua e incluir en esa clasificación la energía de los océanos en sus diversas formas (mareomotriz, termal oceánica, etc).
generador electricidad viento

Qué energías no son renovables

Principalmente, las que hemos visto que son combustibles de origen fósil:

  • Carbón.
  • Petróleo.
  • Gas natural.

El curioso debate de la energía nuclear

¿Es la energía nuclear renovable o no renovable? Lo cierto es que, normalmente, se la considera no renovable.
La energía atómica de las centrales procede de dividir los átomos de un tipo de uranio especial, el U-235, que además, no es el tipo de uranio más común en nuestro planeta.
Por eso, se suele considerar casi siempre no renovable, ya que, además de ser un recurso que se acaba, ni siquiera hay mucho.
Sin embargo, hay un cierto debate porque si, técnicamente, el uranio que hay pudiera dar energía durante, por ejemplo, los 5.000 millones de años de vida que le quedan al sol, debería considerarse tan renovable como la energía solar.
Se ha calculado que los yacimientos de uranio actuales pueden dar energía para unos 1.000 años. Sin embargo, considerando todo el que hay realmente, y usando cierto tipo de reactores especiales, podría haber energía nuclear hasta que se apagara el sol.
Además, hay otros expertos que consideran que, si las energías renovables son también aquellas cuyo objetivo es reducir las emisiones y luchar contra el cambio climático, debería incluirse a la nuclear como una de ellas. Al fin y al cabo, solo emite vapor de agua a la atmósfera.
A pesar de esta curiosidad, la nuclear es considerada no renovable casi siempre y esto nos lleva al último tema importante.

La diferencia entre energías renovables y energías limpias

Aunque energías renovables y energías limpias suelen ir de la mano, no son exactamente lo mismo. Una energía renovable es inagotable, mientrs que una energía limpia produce cero residuos y emisiones a la atmósfera de gases como el CO2, que producen el efecto invernadero.
Sin embargo, no todas las renovables son totalmente limpias.
Por ejemplo, la biomasa se usa quemándola y eso emite gases, con lo que no se podría considerar limpia. Del mismo modo, una energía renovable, cuyo proceso de fabricación no fuera óptimo, podría considerarse no limpia. Aunque a la hora de generar energía sí lo sea, a la hora de construirse o repararse podría estar contaminando más de lo que debería.
Como vemos, es importante tener claros los conceptos de energías renovables y energías limpias, ya que se trata de un tema lleno de matices y curiosidades.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso