¿Cómo funcionan las tarifas de gas y cómo ahorrar en la factura?

Eficiencia energética

El gas para tu hogar es uno de los recursos más populares y cómodos a la hora de cocinar, tener agua caliente o calefacción.

Por eso, en Enérgya-VM te ofrecemos las mejores tarifas de gas para tu hogar y, además, apostamos siempre por un consumo responsable de energía. Por eso, te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tema, y algunos trucos para ahorrar en tu factura.

Cómo funcionan las tarifas de gas

Cuando recibes la factura de gas para tu hogar, verás que aparecen varios conceptos. Te los explicamos de manera muy sencilla para que sepas qué es cada cosa.

1. El término fijo de la factura del gas

Igual que en la factura de la electricidad, se cobra una parte fija por el suministro de gas para tu hogar. Esa parte fija siempre es la misma, independientemente de que consumas mucho o poco ese mes.

La parte fija se paga mensualmente o cada dos meses, dependiendo de la tarifa que tengas contratada con tu comercializadora de gas.

El término fijo que se cobra depende de la tarifa contratada. Hay dos clases principales de tarifas de gas:

  • La tarifa de acceso 3.1. Que es la tarifa para los que consumen menos de 5000 kWh al año.
  • La tarifa de acceso 3.2. Que es la de los que consumen más de 5000 kWh al año, pero menos de 50000 kWh.

Las tarifas 3.2 tienen un término fijo más elevado que las tarifas 3.1. A cambio, el kWh de gas para tu hogar (es decir, la parte variable de la factura, que veremos enseguida) es más barato en las tarifas 3.2.

Las distintas comercializadoras del mercado libre de gas ofrecen precios muy diferentes, y configuraciones de precio muy distintas, dentro de esos tipos de tarifas. Es decir, que como en todo mercado libre, puedes elegir la que más te convenga según tu tipo de consumo.

Por ejemplo, en Enérgya-VM siempre te ofrecemos un 10% de descuento en el término fijo de referencia de la tarifa de gas para tu hogar, además de precios muy competitivos por kWh en la parte variable, que es la que vamos a ver a continuación.

2. El término de energía, o término variable, de la factura del gas

Las tarifas de gas para tu hogar también tienen una parte variable que depende de los kWh de gas que hayas consumido durante el mes. Cuanto más consumas, más se te cobrará en esta parte del término de energía.

El consumo de gas también se mide en kWh, así que tendrás un precio en céntimos por cada kWh.

Todo esto es así para hogares y pequeños negocios. En el caso de grandes empresas, con un gran consumo de gas, también tenemos soluciones a medida.

gas para tu casa
Enérgya-VM siempre te ofrecemos un 10% de descuento en el término fijo de referencia de la tarifa de gas para tu hogar.

Cómo ahorrar en la factura del gas

Para hacerlo, podemos seguir estos consejos prácticos.

1. Conoce muy bien tu perfil de consumo

Como te hemos dicho, las tarifas 3.1 y 3.2 de gas son diferentes. Una es más barata en la parte fija, y la otra en la variable. Si tienes una tarifa 3.2, porque el kWh sale más barato, pero resulta que consumes muy poco gas, probablemente estarás pagando de más.

Así que mira bien las facturas y lo que consumes, para saber qué tipo de tarifas y ofertas te convienen más.

2. Compara todas las ofertas y tarifas

En Enérgya-VM creemos sinceramente que te ofrecemos tarifas competitivas con un compromiso de sostenibilidad. Además, siempre apostamos por la claridad y la comodidad, por esto tenemos nuestra fórmula gas online.

Pero no te queremos convencer, de veras, queremos que tú mismo vengas convencido después de comparar.

Por eso, si quieres ahorrar, mira bien todas las tarifas del mercado y escoge la que más te conviene para tu manera particular de consumir, que habrás averiguado siguiendo el primer consejo.

3. Ahorrar en el gas para tu hogar es una cuestión de grados

Y es que debemos mirar bien esos grados en nuestra caldera o en la calefacción, por ejemplo. Reducirlos un poco puede ayudarnos a ahorrar sin que lo notemos en nuestra comodidad.

Sobre todo, es importante que los grados del termostato, la potencia del calentador o la caldera, vayan con la época del año. En vez de regular la temperatura de la ducha abriendo más el agua fría en verano, baja grados al calentador y ahorrarás.

4. Apagar cuando estemos ausentes

¿Nos vamos de vacaciones o de viaje? Un buen hábito de consumo responsable es apagar siempre nuestros aparatos. Eso incluye los alimentados por gas.

5. Apostar por la domótica

Desde termostatos inteligentes que aprenden nuestros hábitos y regulan solos la temperatura, hasta otros más sencillos, como temporizadores. Las soluciones de domótica y automatización ayudan a ahorrar en la factura de gas para tu hogar.

6. Invertir en calderas de condensación

Que son el tipo de calderas que mejor rendimiento dan. Si estamos pensando en renovar, esta opción nos ayudará a ahorrar a medio plazo en la factura y a hacer un consumo responsable.

7. Realizar un buen mantenimiento de los aparatos

El esfuerzo de los electrodomésticos, tanto los eléctricos como los de gas, está influenciado por el mantenimiento y la limpieza. Cuando menos los cuidemos, más esfuerzo tendrán que hacer, y lo notaremos en la factura.

Como ves, ahorrar en el gas para tu hogar, y entender bien en qué consiste, puede ser muy sencillo. Solo tienes que seguir estas indicaciones y lo conseguirás, además de contribuir a una mejor conservación del medio ambiente.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso