La evolución de los trenes hacia la sostenibilidad

Compromiso con el planeta

La movilidad debe ser sostenible si queremos revertir el cambio climático. Para ello, se habla mucho del coche eléctrico y los nuevos medios de transporte en la ciudad, pero en ese puzzle, los trenes sostenibles son otra pieza fundamental.

Aunque un tren consume entre 2 y 5 veces menos que otros medios por unidad transportada, además de producir menos emisiones y contaminación acústica, el objetivo es seguir avanzando con trenes más sostenibles.

Con casi 7.500 millones de toneladas transportadas (más de 10.400 millones de toneladas / km netas) y más de 33,6 millones de viajeros en 2018 (solamente en largas distancias según el INE) la sostenibilidad de los trenes está sobre la mesa. Por eso, te explicamos qué se está haciendo para mitigar su impacto ambiental.

¿Cómo es un tren sostenible?

Las medidas actuales para el uso y fabricación de trenes sostenibles pasan, principalmente, por centrarse en 3 características fundamentales:

1.La reducción de emisiones. Tanto directas como indirectas, durante todos los procesos necesarios para que el tren se construya y funcione. Para ello, se calcula la huella de carbono y se establecen objetivos de reducción.

2.La disminución del consumo energético. No solo del tren, sino también de lo que le rodea, como su fabricación. En 2018, por ejemplo, se realizó un cambio de iluminación en todas las fábricas de Talgo, que permitió un consumo más responsable y un ahorro importante.

3.Una mayor reciclabilidad y reusabilidad de materiales. Ya desde el principio, teniendo esto en cuenta en la fase de diseño de los trenes sostenibles.

Como vemos, el compromiso va más allá de la reducción de la contaminación directa del tren durante su trayecto.

Principales iniciativas de trenes sostenibles

Con el auge de las compras online y la mayor globalización del comercio, se espera un crecimiento del transporte por tierra de nada menos que el 30% para el año 2030. La única manera de que ese crecimiento no tenga un impacto negativo en emisiones a la atmósfera pasa por enfocarlo en el transporte con trenes sostenibles. De ahí, una de las principales iniciativas a nivel europeo.

El «Tren de Noé» de la Rail Freight Forward

La organización europea Rail Freight Forward es una de las principales activistas para que ese aumento del transporte se haga de manera sostenible. El primer paso es concienciar del tema a usuarios y organizaciones, algo que se está haciendo mediante la iniciativa del Tren de Noé.

Denominada como: «la obra de arte móvil más grande del mundo para la protección climática», su objetivo es atraer la atención y fomentar los trenes sostenibles para mercancías. Para ello, hace tours por diversas ciudades europeas.

La legislación europea sobre trenes sostenibles

La Unión Europea también es activa a la hora de fomentar trenes sostenibles. Algunas de las iniciativas más recientes tienen que ver con las medidas para la reducción del ruido.

Recordemos que la contaminación acústica también es contaminación. De hecho, provoca un impacto ambiental en la fauna y la flora de los lugares por los que pasa el tren.

Del mismo modo, se quieren ampliar las líneas, la competencia y la operabilidad de la red ferroviaria. Además, se destinan fondos constantemente, como los 117 millones de euros recientes para mejorar infraestructuras y fomentar trenes más respetuosos con el medio ambiente.

Las principales innovaciones en cuanto a trenes sostenibles

No solo la legislación y la concienciación contribuyen a esta causa, también lo hace la tecnología. Por eso, estas son algunas las principales innovaciones que están dando forma al tren como medio de transporte cada vez más limpio.

1. Trenes sostenibles más rápidos y tecnologías innovadoras

Los proyectos de trenes sostenibles están constantemente en el candelero. En China, el tren Maglev de Sanghai lleva desde 2003 operando a 500 km/h. Los trenes bala japoneses y sus variantes, como el innovador Hyperloop de Elon Musk, hacen del tren algo cada vez más limpio y rápido.

Esa rapidez contribuye a la sostenibilidad, porque lo convierte en un medio atractivo que se elige en lugar de otros más contaminantes, como aviones o camiones.

2. Viajes sin tickets y big data

La tecnología también hace a los trenes más sostenibles con viajes sin billetes (con el ahorro de recursos y desperdicios que produce), así como con el uso de big data. Estos datos masivos que los trenes emiten y se van gestionando, permiten optimizar el transporte y la logística

Esto significa un consumo de energía óptimo, reduciendo desperdicio, viajes y emisiones, además de una mejora del servicio. Eso lo convierte, de nuevo, en atractivo ante otras alternativas más contaminantes.

3. Mejora de las infraestructuras y comunicaciones

Esto incluye estaciones más ergonómicas para gestionar el aumento de pasajeros, WiFi y LiFi en el tren (además de 4G) mejoras en el entretenimiento y la comodidad en los viajes… 

Como vemos, los trenes sostenibles tienen mucho que decir y un papel fundamental en el futuro inmediato. Son una pieza clave en el transporte de mercancías y personas, que sigue creciendo imparable. Por eso, se están esforzando en ser cada vez más limpios, silenciosos y cómodos.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso