La importancia de la energía sostenible para el planeta

Compromiso con el planeta

En Enérgya-VM, siempre hemos apostado por la energía sostenible por muchos motivos. Pero el principal es la importancia que tiene para conservar el planeta y, sobre todo, garantizar que dejamos un mundo mejor a las nuevas generaciones que vengan.

 

Porque esa es una de las principales ventajas de la energía sostenible, que hace mejor al mundo en muchos sentidos.

 

Actualmente, con el agotamiento de las fuentes fósiles de combustible y los problemas de precio, contaminación y dependencia de otros países que esto provoca, el presente y el futuro están escritos en forma de energía sostenible.

 

Y esto no es algo que solo suena bien en teoría.

 

Los últimos estudios están corroborando la apuesta que siempre se ha hecho en Enérgya-VM y mostrando que es posible, y positivo para todos, el salto a generar totalmente la energía de forma sostenible en un futuro cercano.

 

Eso implicaría dar primero un giro a alimentar todo con electricidad, mucho más eficiente que la combustión, algo que ya se está viendo en industrias como la automoción, por ejemplo.

 

Y es que la energía sostenible es fundamental para el planeta, principalmente debido a estas razones:

1. Tiene menor impacto ambiental y no contamina

La contaminación es uno de los mayores problemas hoy día y, sin embargo, se está hablando demasiado poco de ella. Suele ser así porque muchos de los perjuicios que produce en nosotros, y en el ecosistema, no se perciben al instante.

 

Hay miles de muertes por contaminación cada año que se podrían evitar. Se están extinguiendo especies también por este mismo motivo, o por la alteración de sus hábitats, debido a la extracción de fuentes de energía no renovables.

 

El calentamiento global está en boca de todos y produciendo fenómenos meteorológicos cada vez más extremos, a la vez que está subiendo las temperaturas y cambiando el equilibrio del planeta.

 

El desastre, ecológico y de salud pública, es muy importante. Pero, sobre todo, es evitable gracias a la energía sostenible, que tiene un impacto ambiental insignificante en comparación con la energía no renovable, y no contamina apenas.

 

Ahorro de gasto en sanidad, recuperación de ecosistemas, disminución del calentamiento global y un importante aumento de la calidad de vida, son solo algunos de los motivos por los cuales la energía sostenible es fundamental para el planeta.

2. Es garantizar el futuro para nuestros hijos y nietos

La energía sostenible es, por definición, renovable. Eso quiere decir que no se agota y que, la misma energía que nos mueve en la dirección correcta, también podrá ser la energía de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos.

 

Eso permite dejarles un planeta limpio, donde no tengan que pasar dificultades porque hemos agotado las fuentes de energía. Un lugar donde no heredarán conflictos derivados de competir por recursos escasos.

 

No hay mejor motivo, y menos egoísta, que dejar el mundo mejor de lo que nos lo encontramos. Se lo debemos a los que más queremos y, sin duda, esta es una de las razones que nos movieron, en Enérgya-VM, a apostar por una labor que contribuya a eso.

3. Es garantizar una independencia energética

En mayor o menor medida, todos los países del mundo tienen la capacidad de generar su energía de fuentes renovables con lo que disponen en sus territorios.

 

En algunos será el sol, en otros será el viento o el agua. Ahora bien, el potencial para generar energía sostenible, e inagotable, dentro de las fronteras, hace que se reduzcan los conflictos entre países y contribuyen a un mundo más estable.

 

Y no solo nos referimos a conflictos en los que se compite por recursos, sino a económicos por motivos de precio o suministro, por ejemplo.

 

Con una generación de energía sostenible, los países no estarán a merced de quien les suministra, o no se verán tan afectados por conflictos y desastres que se produzcan en países productores de energías y combustibles no renovables.

4. Es apostar por el empleo y la riqueza

No solo la energía sostenible garantiza un planeta más limpio, el futuro de nuestros hijos y menos conflictos, es que permite una mayor riqueza, principalmente por la creación de más empleo.

 

La generación de energía verde requiere invertir en capital humano para la construcción y el mantenimiento de las granjas de placas solares o los aerogeneradores de energía eólica.

 

Ese mayor nivel de empleo produce más riqueza e, incluso, más consumo de energía, lo que no causa ningún problema si esta es renovable. Todo eso produce un «círculo virtuoso» que contribuye a un mayor bienestar cada vez.

 

Como vemos, la energía sostenible cuida del planeta, cuida a los que más queremos y nos cuida a nosotros mismos, garantizando un presente más limpio y un futuro mejor, sostenible.

 

Y no solo desde el punto de vista ecológico, sino también del económico y el político, reduciendo focos y motivos de tensión habituales en la historia de la humanidad.

 

Estos son solo algunos de los motivos por los que en Enérgya-VM creemos que la energía verde es el presente y el futuro del planeta.

 

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso