La instalación solar de autoconsumo, sus costos y beneficios

Eficiencia energética

Con la abolición del llamado «Impuesto al sol» en España, las medidas para incentivar las energías renovables hacen que muchos estén pensando en una instalación solar de autoconsumo.

Por eso, te contamos lo que necesitas saber sobre el tema en cuanto a costos y beneficios del autoconsumo solar.

Como verás, hay que tener en cuenta cosas importantes y los costes son muy variados. Pero no te preocupes, porque vamos a ir paso a paso y explicar todo muy fácilmente.

Paso 1: Saber dónde vives

Lo primero a tener en cuenta en una instalación solar de autoconsumo es la zona de España en la que te encuentras. No es lo mismo La Coruña que Sevilla, por ejemplo, siendo la primera mucho más lluviosa y con menos sol a lo largo del año que la segunda.

Por eso, debemos ver en qué zona climática se ubicará. Estas zonas climáticas se especifican en el Código Técnico de la Edificación, dentro de su sección HE 5.

Si nos fijamos en el documento que hemos enlazado, Sevilla sería zona V (máxima exposición solar) y La Coruña sería Zona I (mínima exposición). Es por eso que, para obtener la misma energía, La Coruña requiere de una instalación más poderosa y cara.

Eso significa más paneles solares para generar la misma energía. Hay que tener en cuenta que dichos paneles suponen entre el 40% y el 55% del coste de la instalación.

Además, es importante conocer la ubicación exacta de la vivienda, el tipo, la orientación, etc. No es lo mismo una que recibe gran cantidad de luz que otra ubicada a la sombra.

Paso 2: Saber cuál es tu consumo mensual en KwH

El segundo gran dato necesario para calcular costes y beneficios de una instalación de autoconsumo solar es cuánta electricidad gastas al mes y cuánta potencia contratada necesitas.

Lógicamente, tampoco es lo mismo un piso en el que vives solo que una casa unifamiliar con jardín y cuatro miembros.

La instalación solar de autoconsumo necesitará igualar o acercarse a la capacidad de la red general para tu caso particular. De esta manera, a mayor exigencia, mayor inversión inicial.

Paso 3: Determinar el tipo de instalación que necesitas

En general, hay 2 grandes clases de instalación solar de autoconsumo:

  • Conectadas a la red. De modo que puedas usarla en caso de que la instalación no  proporcione toda la potencia necesaria.
  • Independientes de la red. De modo que estás aislado de la misma y puedes operar al margen de ella.

De cara a costes y beneficios, esto es importante porque, si eres independiente, el ahorro en la factura será del 100%, pero también se incrementará el coste por la necesidad de incluir baterías con capacidad suficiente. En este último caso, también es verdad que no necesitarías un conmutador (que gestiona la interacción entre tu instalación de autoconsumo y la red).

Generalmente, la enorme mayoría de instalaciones solares de autoconsumo, especialmente en núcleos urbanos, están conectadas a la red.

¿Cuál es el coste medio de una instalación de autoconsumo solar?

Como vemos, el coste de una instalación de autoconsumo solar va a ser muy variable según los casos. Por eso, las empresas realizan un presupuesto personalizado, casi siempre sin compromiso alguno. Debemos aprovechar esto y pedir varios.

Sin embargo para hacernos una idea, podemos recurrir a algunas cifras medias de coste.

Según datos de algunas empresas solares, el perfil típico de instalación de autoconsumo es, en un 90%, el de una vivienda particular de más de 100 m2 y con más de 100 euros de gasto mensual en electricidad.

El coste medio de la instalación para una vivienda así ronda los 4000 euros, pero hay una gran desviación entre proyectos. Otras cifras calculan que el coste medio está en torno a los 5.400 euros, pero con desviaciones que bajan a los 1.600 euros en el caso más barato y suben a unos 14.700 euros en la parte más cara del intervalo.

¿Cuánto se tarda en recuperar la inversión de una instalación de autoconsumo?

De nuevo, depende del gasto en electricidad que se tenía, el ahorro que produce la instalación y el coste final de esta.

Imaginemos una instalación «típica» de 5000 euros. Con un gasto de 100 euros mensuales de electricidad, y un recorte del 70% de la factura gracias al autoconsumo, esto implica el ahorro de unos 840 euros anuales (70 euros al mes x 12 meses).

De esta manera, recuperamos la inversión del ejemplo en poco menos de 6 años (esto significa que el ahorro conseguido iguala lo que nos costó la instalación). 

Teniendo en cuenta que los paneles tienen una vida útil de unos 25-30 años, podremos seguir disfrutando de ese ahorro neto del 70% mucho tiempo más.

¿Qué beneficios tiene una instalación de autoconsumo solar?

Dos principalmente. Como hemos visto, uno es el ahorro neto en electricidad una vez recuperamos la inversión que hemos hecho. Pero también, y esto nos parece fundamental en Enérgya-VM, está el beneficio ambiental y la lucha contra el cambio climático.

Y es que una instalación de autoconsumo solar puede ser, en muchos casos, una de las mejores inversiones que hagamos.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso