Las energías renovables para niños

Energía Verde

Parece que las energías limpias son un asunto serio de adultos, pero nada más lejos de la realidad. También son muy importantes para los más pequeños y, por eso, te hablamos de las energías renovables para niños.

Ellos vivirán en un futuro movido por energía inagotable y es fundamental que, desde muy temprano, sean conscientes de la importancia que tienen y del impacto que ejercemos en el medio ambiente.

¿Y cómo acercar las energías renovables a los niños? Hay muchas maneras de hacerlo que resultarán divertidas e instructivas para todos.

La clave principal para acercar las energías renovables a los niños

Si queremos concienciar a nuestros hijos de la importancia de las renovables (y del cuidado del medio ambiente), la primera regla es hacerlo entretenido.

La buena noticia es que no es necesario que la energía renovable para niños parezca una asignatura más del colegio. El secreto es hacer ese acercamiento divertido y participativo.

Así podrán apreciarlo en primera persona, porque se nos suele olvidar lo que nos dicen, pero pocas veces lo que vivimos o creamos con nuestras manos.

Por eso, la energía renovable para niños debe educar, pero estar basada en el entretenimiento y la experimentación

Afortunadamente, no faltan actividades que podemos hacer en familia o incluso en el colegio, si es que somos educadores o queremos proponer que se introduzca más esa energía renovable para niños.

Lo más sencillo: vídeos y libros para acercar las renovables a nuestros hijos

Siempre es recomendable ir poco a poco y empezar por lo más fácil y sencillo. En este caso, tenemos dos opciones muy accesibles:

  • Vídeos sobre energías renovables.
  • Libros educativos sobre este tema, o cuentos en los que estas energías sean una parte importante de la historia.

Youtube está lleno de vídeos adecuados e interesantes, hechos especialmente para acercar las energías renovables a los niños. Verlos con ellos y estar abiertos a las preguntas que nos hagan es una excelente manera de despertar su interés y curiosidad.

Del mismo modo, hay libros educativos que son muy interesantes y tratan el tema de forma amena. Un vistazo en Internet, o la opinión de un librero de confianza, nos guiarán fácilmente sobre las mejores opciones según la edad y el interés de los niños.

En el caso de libros o vídeos, tampoco es necesario que sean siempre documentales educativos. De hecho, una de las mejores maneras de inspirar a los niños son las historias excitantes donde las energías renovables tengan importancia.

Pueden ser cuentos que muestren la importancia de cuidar el planeta o las consecuencias de no hacerlo, o películas y animación donde se muestren los valores de una energía renovable y la importancia de no derrochar. Un ejemplo de esto es la famosa película Wall-E, donde se muestran las consecuencias de no cuidar lo que tenemos.

Lo más divertido: juegos educativos sobre energías renovables

Lo ideal, como hemos dicho ya, es que los niños participen. Los vídeos y libros son un primer paso, pero el papel del niño puede ser de un consumo pasivo. Por eso también es importante fomentar el debate posterior, preguntando la opinión y hablando de estos temas al terminar.

Sin embargo, la participación más activa es fundamental y un buen comienzo pueden ser los juegos educativos que tengan como trasfondo estas energías renovables

De nuevo, una búsqueda en Internet nos puede revelar opciones adecuadas según nuestro caso y suponer un entretenimiento en familia o con otros niños.

Lo mejor para un fin de semana: excursiones y visitas

Siguiendo con esa participación en primera persona, nada mejor que combinar una salida al campo o un pequeño viaje, con la visita a un parque eólico o una instalación solar.

Es posible hacerlo de manera organizada o por nuestra cuenta, y lo ideal sería enterarnos un poco sobre el lugar, así como del funcionamiento de lo que vamos a ver. De esta manera, podremos explicar historias a los niños mientras ellos mismos ven de dónde sale la electricidad que llega a casa.

Estas actividades pueden combinar lo mejor del cuidado del medio ambiente con el aprendizaje y puesta en práctica. Así, también estaremos en contacto con la naturaleza, mostrando a los niños cómo respetarla y dejarla como estaba. 

Lo mejor para toda la familia: pequeños experimentos y proyectos

Otra de las mejores maneras de aprender sobre energías renovables es hacer pequeños experimentos y proyectos relacionados con ellas. Antiguamente, era todo un clásico poder encender una bombilla con patatas, gracias al ácido fosfórico que contienen. 

Por suerte, hoy día hay muchas más opciones de experimentos prácticos o pequeños dispositivos microeólicos o solares. Estos pueden mostrar cómo carga el móvil con una pequeña placa, o bien cómo las aspas de lo que estamos construyendo generan electricidad.

Fabricar estos pequeños aparatos y, sobre todo, ver lo que puedes lograr con tus propias manos, hace que la energía renovable para niños sea algo divertido, apasionante y educativo a la vez.

Las opciones son muchas y, si queremos acercar el futuro a nuestros hijos e inspirarlos, es hora de que lo vivan ya, para que ayuden a construirlo mañana.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso