Los acuerdos de París y los objetivos del cambio climático para 2030

Compromiso con el planeta

El 12 de diciembre de 2015, se acordó mundialmente un objetivo histórico de reducción de emisiones para combatir el efecto invernadero. Se conoce como los Acuerdos de París para el cambio climático.

Estos acuerdos son fundamentales y establecieron una serie de metas, algunas de las cuales están ligadas al año 2030.

¿En qué consisten esos Acuerdos de París para el cambio climático y qué objetivos se plantearon? ¿Qué fecha de cumplimiento tienen? ¿Cuál es el estado de esos acuerdos?

Te respondemos a todo eso y mucho más de una manera clara y sencilla.

¿En qué consisten los Acuerdos de París para el cambio climático?

En la firma a nivel mundial de unos compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Se acordaron en la 21 Convención del Cambio Climático celebrada en París del 30 de noviembre al 13 de diciembre de 2015. 

Esos acuerdos estuvieron abiertos para su firma desde el 22 de abril de 2016 al 21 de abril de 2017 en la sede de Naciones Unidas de Nueva York, entrando en vigor desde el 4 de noviembre de 2016.

195 signatarios (aquí se puede consultar el listado) ratificaron los acuerdos.

¿Cuáles son los objetivos principales de los acuerdos de París?

Lo que los firmantes acordaron en ese tratado fue:

  • El objetivo «a largo plazo» de conseguir que la temperatura global del planeta no crezca más de 2 grados Celsius respecto a la temperatura de los tiempos pre-industriales. 
  • Aspirar a que ese crecimiento sea incluso menor que 1,5 grados.
  • La necesidad de no elevar más las emisiones globales de países y organizaciones (como la Unión Europea), reconociendo que a los países en desarrollo les costará más tiempo.
  • Emprender reducciones rápidas, usando la mejor ciencia disponible, para alcanzar un equilibrio entre emisiones y capturas de CO2 de la atmósfera en la segunda mitad del siglo XXI.

¿Cómo se pretenden conseguir esos objetivos?

Como no hay un único organismo de gobierno global en el mundo, no es posible establecer metas centralizadas para todos los países y obligarlos a que cumplan. 

Por eso, los Acuerdos de París sobre cambio climático se quieren conseguir mediante la coordinación de las llamadas Contribuciones Determinadas Nacionalmente (CDN), que se piden a cada firmante. 

Básicamente, esto significa que cada país hace su plan (su CDN) según sus capacidades, determinado sus acciones para reducir emisiones y afrontar las consecuencias del cambio climático.

Teóricamente, esos CDN se coordinan y, entre todos, deben conseguir el objetivo a largo plazo. Las guías sobre cómo hacer esos planes nacionales se negocian actualmente según el Punto 3 del acuerdo.

¿Qué relación hay entre los Acuerdos de París y los objetivos de 2030?

Como vemos, los Acuerdos de París son ambiciosos, pero también algo difusos. Se habla de «largo plazo» en los períodos de cumplimiento y, por eso, organizaciones como las Naciones Unidas, o la Unión Europea, han alineado los acuerdos de París y los han concretado en proyectos con objetivos iniciales para el año 2030.

El Marco de Trabajo de Clima y Energía para 2030 de la UE y la Agenda de desarrollo sostenible de 2030 de las Naciones Unidas son el resultado de esos esfuerzos por concretar mejor los Acuerdos de París.

De esta manera, por ejemplo, en los objetivos para 2030 de la Unión Europea (que son los que afectan a España) encontramos:

  • Una reducción de al menos el 40% de emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a los niveles de 1990.
  • Al menos un porcentaje de participación del 32% de energías renovables en la generación de electricidad.
  • Al menos un 32,5% de mejora en la eficiencia energética.

Además, la Unión Europea, mediante legislación, sí puede obligar a sus miembros a cumplir.

Respecto a otros países fuera la Unión, aunque también se ponen objetivos a 2030, forzar a ese cumplimiento es más complejo. A pesar de que hayan firmado los acuerdos, no hay un organismo externo con capacidad real de hacer algo en caso de que un país no consiga los objetivos de su CDN. 

Lo que lleva al siguiente punto importante.

¿Cuál es el estado de cumplimiento de los Acuerdos de París sobre el cambio climático?

Pues por desgracia, y según muchos expertos, la mayoría de firmantes no están cumpliendo esas metas para 2030.

Es más, algunos países, como Estados Unidos, ya plantearon su intención de abandonarlos y, de hecho, el 4 de noviembre de 2019 formalizaron el comienzo de dicha retirada.

Del mismo modo, las emisiones se han incrementado (yendo en contra de una de las metas principales de los Acuerdos) aunque es cierto que a menor ritmo que en años anteriores. 

Así, mientras que algunos países y organizaciones, como la Unión Europea, llevan camino de cumplir (unos miembros mejor que otros), la perspectiva global es que hay que esforzarse más.

Esperemos que sea así y que veamos una decisión firme, por parte de todos, de cumplir los Acuerdos de París sobre cambio climático.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso