Los principales problemas medioambientales en el mundo

Compromiso con el planeta

Cada vez estamos más concienciados con el hecho de que solo tenemos un planeta y hay que cuidarlo. Por eso, te mostramos cuáles son los principales problemas medioambientales del mundo.

Conocerlos es el primer paso para ayudar a resolverlos. Y es que, como hemos visto a menudo en Enérgya-VM, podemos hacer mucho más de lo que creemos y toda acción cuenta.

1. El calentamiento global por la acción humana

Este es uno de los principales problemas medioambientales, porque afecta a todo el mundo de manera muy importante

Cambios bruscos del clima, deshielo de los polos y subida del nivel de los océanos, especies invasoras de flora y fauna… Todo el planeta se ve afectado por el cambio climático, a veces, de maneras que no esperamos.

Este cambio climático provocado por la acción humana procede de la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero, que atrapan el calor del sol más de lo normal y aumentan la temperatura. El dióxido de carbono (CO2) es el principal gas de este tipo, pero no es el único.

Estos gases se emiten especialmente en algunas actividades, como la generación de energía eléctrica a partir de fuentes no renovables, los viajes en avión o coche y, en general, en muchas de las actividades de construcción o fabricación.

Qué podemos hacer para ayudar

Algunas de las actividades principales para luchar contra el cambio climático son:

  • Elegir para nuestros hogares y empresas compañías que generen electricidad renovable.
  • Un uso racional del coche, el avión y elegir medios menos contaminantes, como trenes y transporte público.
  • Caminar más y coger la bicicleta.
  • No comprar cosas innecesarias.

2. La contaminación del aire

Especialmente en las ciudades, donde cada vez vivimos más personas, la calidad del aire ha bajado y se estima que hasta 5 millones de muertes anuales en el mundo son derivadas de esta polución. De hecho, ya se considera el factor de riesgo más grande actualmente.

Además, la contaminación del aire causa toda clase de dolencias y aumenta la incidencia y gravedad del asma, dificultades respiratorias, cardíacas, neurológicas, etc.

Qué podemos hacer para ayudar

Especialmente si vivimos en ciudades y zonas más contaminadas, debemos concienciarnos para:

  • Caminar, ir en bici o en patinete siempre que podamos.
  • Usar el transporte público más a menudo, reduciendo el uso del coche particular.
  • Apoyar las políticas y proyectos medioambientales que se propongan.

3. La deforestación

Actualmente, los bosques y selvas del mundo se reducen en nada menos que 20 campos de fútbol al día.

Esta deforestación causa muchos problemas, porque cambia todo el ecosistema. Las especies animales se ven obligadas a emigrar o se extinguen, el clima cambia y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

Los bosques son la base de nuestro ecosistema y su desaparición es una gran amenaza.

Qué podemos hacer para ayudar

  • Apoyar a organizaciones que trabajen para la conservación y reforestación de los bosques y selvas.
  • Apoyar políticas y acciones encaminadas a la preservación de espacios naturales, rechazando aquellas que pretendan lo contrario.
  • En la medida de lo posible, usar menos papel y elegir reciclado.
  • Consumir de manera responsable, solo lo necesario y en lo posible, reciclado también.
  • No consumir productos que fomenten el monocultivo a costa de talar bosques, como el aceite de palma.

4. La pérdida de biodiversidad y la extinción acelerada de especies

No solo estamos deforestando el planeta, también estamos produciendo una extinción de muchas especies, vegetales y animales. De hecho, libros como La sexta extinción muestran cómo la acción humana está a punto de provocar una desaparición masiva y veloz que tendrá terribles consecuencias.

Además, la biodiversidad es necesaria y, si se rompe este equilibrio, se producen también consecuencias más desconocidas. Por ejemplo, una mayor probabilidad de pandemias

Qué podemos hacer para ayudar

Una vez más, debemos recordar que podemos influir mucho en estos temas, no solo con nuestra acción individual y apoyando iniciativas a favor de solucionar estos problemas, sino también «votando» con nuestro bolsillo. 

Si elegimos productos respetuosos, las empresas que no lo son tomarán nota y se verán obligadas a cambiar. Además de eso, las actividades que solemos recomendar en Enérgya-VM suelen tener un impacto en más de un problema a la vez. Esto significa que podemos cuidar la biodiversidad de algunas de estas formas:

  • Escogiendo comida cultivada o producida de manera sostenible.
  • Aplicando la Economía Circular que te hemos explicado alguna vez, basada en Reducir, Reutilizar y Reciclar.
  • El resto de actividades que estamos viendo en este artículo.

5. La contaminación a causa del plástico

Dentro del problema de la contaminación, el plástico tiene un lugar propio, debido a que lo fabricamos y usamos tanto, que nos ahogamos en él.

Nuestros océanos están llenos, hay verdaderas «islas de plástico», es ingerido por especies marinas y eso llega a nuestra mesa. Además de que también hay mucho desechado en tierra que tardará siglos en desaparecer.

Qué podemos hacer para ayudar

Por supuesto, reducir el consumo de plástico. Esto implica:

  • Elegir envases reutilizables y reciclables, como el vidrio o papel.
  • Comprar productos a granel y rechazar los que están muy envasados.
  • Escribir a empresas o contactarlas por redes sociales, para que apliquen políticas de reducción del plástico.

Estos son los principales problemas medioambientales del mundo y, por desgracia, no son los únicos, aunque sí los más importantes. Sin embargo, podemos hacer mucho para solucionarlos. Toda acción cuenta, no importa lo pequeña que parezca, porque en realidad no lo es.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso