¿Cuáles son las nuevas fuentes renovables de electricidad?

Generación

La mayor concienciación ambiental de la sociedad está teniendo sus repercusiones en el ámbito económico. Prueba de ello es que la sostenibilidad ambiental se está convirtiendo en un pilar básico de todas las actividades económicas, y el sector energético no iba a ser una excepción. A día de hoy, ya puedes conseguir que tu suministro solo provenga de fuentes renovables. Un hecho que hace unos años parecía impensable.

Todos conocemos las fuentes renovables de electricidad más tradicionales: solar fotovoltaica, eólica e hidroeléctrica. Pero existen muchas más, la gran mayoría desconocidas para la población. Algunas ya están implantándose en proyectos a pequeña escala, otras aún están en fase de investigación o desarrollo. En este artículo veremos cuáles son las fuentes renovables del futuro que van a revolucionar la generación de electricidad.

energía renovable hidroeléctrica
Existen energías renovables más allá de las populares solar, eólica e hidroeléctrica.

La energía de los seres vivos

Dentro de todas estas nuevas energías renovables, quizás las más conocidas de todas es la biomasa, aunque nos encontramos lejos del máximo partido que le podemos sacar. Consiste en aprovechar la energía acumulada en la materia orgánica, de origen tanto animal como vegetal. La biomasa se trata de la energía renovable más heterogénea de todas, tanto en lo que respecta a la materia de partida, como en las aplicaciones energéticas posibles.

Aunque se incluye dentro de las energías renovables, la utilización de la biomasa puede no ser limpio, ni renovable, ni sostenible. Dependiendo de cómo y dónde la produzcamos, puede reducir el cambio climático, o puede incluso incrementarlo. Por ejemplo, existe un tipo de biomasa que proviene de cultivos energéticos, pero si la gestión de estos cultivos no es sostenible y amenaza la biodiversidad, nos encontraremos ante una biomasa no renovable.

La biomasa la podemos encontrar en los tres estados de la materia:

  • Biomasa sólida

Su principal finalidad es térmica a través de su combustión, aunque también existen casos de aprovechamiento eléctrico. Engloba tanto recursos tradicionales y naturales, la leña, como contemporáneos e industrializados, el pellet. También incluye residuos agroindustriales, por ejemplo, el hueso de aceituna, serrín, cáscara de frutos secos…

  • Biomasa líquida

Se usa en el sector del transporte como sustitutivo de los productos petrolíferos. Los más conocidos son el biodiésel y el bioetanol. El biodiésel es un biocarburante producido a partir de grasas animales y aceites vegetales, principalmente de colza, girasol y soja. Mientras, el bioetanol se origina gracias a la fermentación de cultivos agrícolas ricos en azúcar, como la caña de azúcar.

Sin embargo, existe un amplio debate en lo que a la emisión de gases se refiere, así como a los impactos ambientales en el suelo y el agua que producen los cultivos destinados a estos biocarburantes.

  • Biomasa gaseosa

Su fin más común es la generación de electricidad con motores de combustión. Los dos ejemplos más populares son el gas de síntesis y el biogás. El gas de síntesis es un producto de la gasificación, un proceso térmico que tiene lugar a 500 ºC en el que la biomasa sólida se transforma a estado gaseoso. Contiene monóxido de carbono e hidrógeno, y presenta un elevado poder calorífico.

Por su parte, el biogás es el producto de la digestión en condiciones anaerobias de materia orgánica proveniente de residuos de cultivo, ganado y estiércol. Este proceso de digestión es producido por unas bacterias productoras de metano bajo unas estrictas condiciones de temperatura.

la biomasa es una energía renovable
La biomasa no se utiliza solo para generación de electricidad, sino que también con fines térmicos.

 La energía de los mares

El mar siempre ha sido una gran fuente de recursos para el ser humano. Durante siglos, hemos echado nuestras redes a él en busca de alimento. En las últimas décadas, sin embargo, nos hemos dado cuenta del potencial energético que tiene mar. Hemos desarrollado un gran número de técnicas para explotar la energía de los mares, todas ellas bajo el nombre energías marinas. Las más importantes son:

  • Energía de las olas o undimotriz

Consiste en el aprovechamiento energético del movimiento ondulatorio de la superficie del mar, es decir, de las olas. Existen diversos métodos, el más habitual de todos consiste en una turbina instalada en el fondo del mar conectado a una boya. Esta boya, a través de transmitir el vaivén fruto de su ascenso y descenso con el oleaje, hace rotar a la turbina y genera electricidad. En la localidad cántabra de Santoña podemos encontrar un proyecto piloto que utiliza esta técnica con 10 boyas conectadas a la red eléctrica.

Otro método, denominado columna de agua oscilante, radica en unas turbinas que rotan debido a la corriente de aire producida en el ascenso y descenso de la superficie del agua. En Mutriku, País Vasco, está instalada una central con esta tecnología que genera electricidad para abastecer a 600 personas.

  • Energía de las mareas o mareomotriz

Se basa en generar electricidad a partir del movimiento ascendente y descendente del agua del mar a causa de la acción gravitacional del Sol y la Luna. Este tipo de energía utiliza grandes turbinas sumergidas bajo el mar, que rotan gracias a la fuerza de las mareas. Esta rotación es transferida a los generadores, los cuales están conectados a la red eléctrica.

La gran desventaja de la energía mareomotriz es que sea muy dependiente de la amplitud de las mareas, lo que no la hace viable para todas las partes del mundo. Por ejemplo, en la costa mediterránea las mareas suelen presentar desniveles de 20 a 40 centímetros, cantidad insuficiente para poder desarrollar esta tecnología.

  • Energía maremotérmica

Se fundamenta en transformar la diferencia de temperaturas entre la superficie del mar y las aguas profundas en electricidad. Para que se produzca una generación notable de energía, se requiere una diferencia de temperaturas de mínimo 20 ºC. Es actualmente una de las energías renovables más desconocidas, pero con un gran potencial de desarrollo en el futuro.

energía renovable producida en el mar
Los mares y océanos nos ofrecen grandes oportunidades de aprovechamiento energético

La energía del Sol

Todos hemos oído hablar o visto un panel solar fotovoltaico. Estas instalaciones llevan generando electricidad gracias a las propiedades fotoeléctricas de la luz solar desde hace ya unas décadas. Sin embargo, la radiación solar también nos permite obtener electricidad a través del calor que transmite. Esta técnica se denomina energía solar térmica, pero aún está en las primeras etapas de desarrollo.

Uno de los tipos de energía solar térmica más avanzado son las llamadas centrales de torre, compuestas por campos de espejos, heliostatos, que concentran la luz solar en un punto único. Este receptor está situado en la parte superior de una torre y alcanza temperaturas próximas a los 600 ºC. Su cometido es transferir todo este calor a un fluido, que puede ser agua, aire o sales inorgánicas, el cual se utilizará para la generación de electricidad.

La primera planta del mundo a escala comercial que utiliza esta tecnología se encuentra en Sevilla y tiene la capacidad de producir electricidad para 25.000 hogares. Utiliza como fluido térmico sales fundidas, debido a la capacidad de estas para almacenar el calor durante largos períodos de tiempo. Así, pueden seguir en funcionamiento aún en ausencia de radiación solar.

Existe otra técnica más eficiente aún, denominada generadores solares disco-parabólicos. Consiste en un reflector con forma de antena parabólica que concentra la luz solar en un receptor situado en el punto focal. En él se alcanzan temperaturas superiores a los 750 ºC. Dicho receptor está conectado a un pequeño motor, que será el responsable de generar la electricidad.

Es la tecnología solar térmica más inmadura, aunque presenta innumerables ventajas frente a otras opciones termosolares, ya que es mucho más simple y no requiere de ningún fluido circulante. Además, es la que muestra mayor rendimiento, transformando más de un cuarto de la radiación solar en energía eléctrica.

Las centrales basadas en discos concentradores parabólicos presentan muy poca complejidad operacional, debido a la gran automatización de estos generadores solares. Todos ellos funcionan como unidades productoras independientes de entre 5 y 25 MW de potencia eléctrica. Por ello, una vez que se resuelvan los problemas técnicos propios de ser una tecnología poco desarrollada, se le presentará un futuro muy prometedor.

energía renovable solar térmica
También podemos utilizar el calor que transmite la luz solar para generar electricidad.

Una de las mayores desventajas de las energías renovables que siempre se ha resaltado es su poca previsibilidad al ser dependiente de las condiciones climáticas. Pero como hemos visto, existen multitud de opciones que se pueden compatibilizar para poder garantizar en todo momento la producción de electricidad. Seguir apostando por la investigación y el desarrollo en energías renovables, así como diversificar y aumentar la eficiencia, se presentan como las claves para un futuro energético sostenible.

En Enérgya-VM estamos comprometidos con la sostenibilidad ambiental. Creemos que las energías renovables son el único camino para poder garantizar un planeta habitable a nuestras generaciones futuras. Prueba de este compromiso es que estamos suministrando a nuestros clientes electricidad 100% renovable desde el año 2007.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso