Objetivos de la transición energética

Eficiencia energética

Es indudable que nos encontramos en un momento clave en cuanto a transición energética. Esa transición implica dejar atrás los combustibles fósiles y contaminantes, pasando a energías limpias y renovables.

Tanto en España como en la Unión Europea se han planteado objetivos ambiciosos, y muy necesarios, para luchar contra el cambio climático, proteger los ecosistemas y mejorar la vida de las personas.

¿Cuáles son esos objetivos de la transición energética? ¿Qué planes hay previstos y cuál es su situación actual?

Te lo explicamos de manera sencilla, en un momento importante para España, ya que el nuevo gobierno que ha de llevarlos a cabo no se conocerá hasta la primavera.


Los principales objetivos de transición energética vienen dados por la Unión Europea

Los objetivos de la transición energética de la Unión Europea

Los principales objetivos de transición energética vienen dados por la Unión Europea. Esta ha establecido una estrategia a medio y largo plazo con las siguientes metas.

1. La construcción de la «Unión Energética»

Es decir, de la Unión Europea de la Energía, el concepto de una Unión que provea de energía limpia y asequible a los ciudadanos y empresas de la UE.

2. Proveer de energía limpia a todos los europeos

Objetivo fundamental de la transición energética, que se quiere conseguir mediante un marco legal que facilite el cambio a las energías limpias.

3. Cumplir la estrategia a largo plazo para 2050

La visión principal que guía esta transición energética es la de una economía de la Unión moderna, próspera, competitiva y neutral en su impacto climático.

4. Asegurar el suministro de energía para todos los países

Mediante la Estrategia de Seguridad de la Energía en la UE, que asegure un suministro confiable de energía para todos los países de la Unión.

5. Asegurar la energía limpia para las islas de la Unión

Mediante la iniciativa «Energía Limpia para las islas de la UE» se quiere conseguir que los territorios insulares generen su propia energía sostenible a bajo coste.

6. Establecer la gobernanza de la Unión Energética

Es decir, crear las nuevas reglas de gobierno y de acción climática que permitan asegurar todos los objetivos anteriores.

Cómo están yendo los objetivos de transición energética de la Unión Europea

Entre los objetivos de energía renovable para 2020 de la Unión, destacan dos principales.

  • Un 20% del consumo de energía tiene que provenir de fuentes renovables.
  • Un 10% de los combustibles de transportes deben venir de fuentes renovables.

El cumplimiento está siendo muy variable, desde el 10% de Malta, hasta el 49% que ya se da en Suecia. Sin embargo, a pesar de la irregularidad, la Unión Europea lidera la transición energética a fuentes limpias según datos del Eurostat.

De hecho, en 2014 se plantearon nuevos objetivos fundamentales para 2030, por los que un 27% del consumo de energía tiene que provenir de fuentes renovables para ese año 30.

En junio de 2018, la Comisión el Parlamento y el Consejo de Europa alcanzaron un acuerdo que subía ese objetivo vinculante para 2030 hasta el 32%, con una cláusula de revisión al alza para 2023.

De este modo, Europa va encaminada hacia sus objetivos de transición energética, aunque de manera desigual.

Teniendo en cuenta ese contexto, ¿cuál es esa situación en cuanto a España?

Los objetivos de transición energética en España

España ha vivido unos años de parón en cuanto a incentivo de las renovables. Si nos fijamos en esos datos anteriores del Eurostat, y también en los del INE, el consumo de renovables respecto al total está en un 17,3%, prácticamente en la media europea del 17%.

Recientemente, con las medidas de fomento del autoconsumo, se iniciaba una etapa en la que este tema iba a pasar a primer plano. De hecho, el propio ministerio se renombró para llamarse de Transición Energética.

En la práctica, se planteaban tres iniciativas para cumplir esos objetivos de transición energética:

  • La ley de cambio climático.
  • El plan de energía y clima.
  • La estrategia de transición justa.

Sin embargo, con la convocatoria de elecciones, esas iniciativas quedan en el aire, en espera del nuevo gobierno. Este decidirá si sigue por ese camino o plantea otras estrategias y legislaciones.

El futuro de los objetivos de transición energética en España

Como decimos, el futuro es incierto, pero una cosa es clara, la Unión Europea es la que marca el paso de la transición energética. De hecho, los objetivos que hemos visto, especialmente para 2030, tienen un carácter vinculante.

Sin embargo, también está en el aire cómo se forzará en la práctica a que se cumplan y cuáles serán las consecuencias finales en caso de no hacerlo.

En definitiva, los objetivos de transición energética están claros y determinados, pero su cumplimiento es desigual, situándose España en la media de la Unión, pero por debajo de lo previsto.

No obstante, el compromiso de Europa, su liderazgo en cuanto a energías limpias y el ejemplo de algunos países, abre un horizonte muy optimista.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso