Patinete eléctrico: ¿una nueva moda en las ciudades?

Compromiso con el planeta

No hay duda de que estamos asistiendo a un momento de cambio radical en la movilidad de las ciudades. Y uno de los elementos más inesperados, que ha surgido con fuerza, es el patinete eléctrico.
Las ciudades se están recuperando para las personas. Capitales como Madrid están cerrando el centro a los vehículos, excepto a los eléctricos, y ciudades como Valencia están haciendo inversiones en más carriles bici (el anillo ciclista). Además, el transporte público se incentiva y se vuelve más limpio.
Afortunadamente, esos cambios no vienen solamente desde la administración. Cada vez estamos más concienciados con el medio ambiente, y con la insostenibilidad del coche.
De ahí parte el éxito inesperado del patinete eléctrico. De pronto, este vehículo ha sido adoptado por más y más gente gente como su medio de transporte en la ciudad, y los empiezas a ver por todas partes.

Los tipos de patinete eléctrico
Hay dos clases principales de patinete eléctrico:

  • El estilo hoverboard. Este tipo de patinete eléctrico no suele tener manillar y funciona con el peso del cuerpo. Si lo echas hacia adelante, avanza, si es hacia atrás, frena o da marcha atrás, y echando el peso en una pierna u otra, gira en esa dirección.
  • El patinete eléctrico de estilo clásico. Este recoge el diseño tradicional de una rueda delante y otra detrás, en vez de dos en paralelo como el hoverboard. También tiene un manillar que permite la dirección y manejar la velocidad y los frenos desde ahí.

En las ciudades estamos viendo, sobre todo, el auge del segundo tipo de patinete eléctrico, y es que sus ventajas lo están haciendo uno de los medios preferidos.

Las causas del éxito del patinete eléctrico
A algunos les ha sorprendido la popularidad repentina de este transporte, pero es que tiene muchas ventajas frente a otros.

  • Es más pequeño y manejable que la bicicleta.
  • Es más rápido que el transporte público debido a que su tamaño hace que no tengas problemas de atascos.
  • Alcanza velocidades de entre 10 y 45 km/h (aunque lo normal es que tengan el límite entre 25 y 30 km/h), lo que lo hace ideal para ir y volver del trabajo, donde puedes guardarlo y recargarlo sin ocupar apenas espacio.
  • Es totalmente limpio y silencioso, lo que lo hace un medio de transporte sostenible.
  • La autonomía es cada vez mejor, llegando a unos 30 kms en modelos medios.
  • Su precio es cada vez más asequible, pudiendo encontrar patinetes excelentes por menos de 400 euros.

Cómo funciona el patinete eléctrico

En realidad, es muy sencillo. Un motor eléctrico impulsa el patinete de una manera similar a un ciclomotor de baja potencia.
Son impermeables y se conectan por bluetooth a tu teléfono, de modo que siempre puedes tener controlado el patinete y la carga de su batería. Algunos modelos, incluso, pueden ser localizables por GPS.
Siendo fabricados en aluminio y otros materiales modernos y ligeros, suelen tener un peso de entre 10 y 15 kilogramos, lo que los hace extremadamente portátiles a la hora de subir escaleras estrechas o guardar en cualquier lugar.
patinete eléctrico en la calle

Los retos del patinete eléctrico en la ciudad

Aunque el patinete eléctrico ha surgido con fuerza, debido a todas las ventajas que tiene, tampoco está exento de retos de cara al futuro.
Como la tecnología y la innovación suelen ir más adelantadas que las leyes, el patinete eléctrico se encuentra en una «zona gris» en cuanto a legislación. ¿Se debe llevar casco o no? ¿Se puede ir por acera para evitar los peligros de la calzada?
Muchos ayuntamientos no han legislado al respecto del patinete eléctrico, aunque ya te anticipamos que, en teoría y según la ley, el patinete eléctrico no puede ir por la acera. Ese espacio está exclusivamente reservado a peatones y cualquier vehículo, motorizado o no, no puede circular, a menos que lo lleves sujeto del manillar y caminando a su lado.
Sin embargo, la mayoría de patinetes eléctricos circulan por la acera, lo que ha creado una cierta invasión de ese espacio por los nuevos modos de desplazamiento en ciudad, como bicicletas y patinetes. En algunos sitios, ya se ha aprobado que usen el carril bici.
Del mismo modo, el patinete eléctrico es candidato a ser un buen medio de transporte como servicio de alquiler. Al igual que bicicletasmotos y pequeños coches eléctricos, algunas empresas han visto el filón del patinete eléctrico.
Sin embargo, ese campo aún está por explorar y han sido famosas las imágenes de la policía en ciudades como Valencia, recogiendo patinetes eléctricos de alquiler que ocupaban la vía pública sin permiso.
En definitiva, el patinete eléctrico ha sorprendido por su éxito repentino. Aunque es un invento que surgió hace tiempo, y no cuajó demasiado al principio, ahora parece ser su momento.
El cambio de la movilidad en las ciudades, y la mayor concienciación por el medio ambiente, (además de sus otras grandes ventajas) hacen al patinete eléctrico un candidato ideal de medio de transporte limpio en ciudad.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso