Placas fotovoltaicas: ¿Qué importancia tendrán en el futuro?

Generación

La energía solar y la eólica son las dos renovables destinadas a liderar un futuro limpio en la generación de electricidad. Dentro de la solar, las placas fotovoltaicas son, sin duda, las que han experimentado un mayor desarrollo en estos últimos tiempos.

Por eso, su importancia en los próximos años será fundamental, siendo el principal tipo de energía solar que utilizaremos.

Te contamos cómo será ese futuro inmediato y qué impacto tendrán las placas fotovoltaicas en nuestras vidas.

Las placas fotovoltaicas y la innovación tecnológica

Uno de los principales motivos por los que las placas fotovoltaicas serán más importantes cada vez es la innovación tecnológica.

Esta se está centrando en la energía solar porque permite mayores avances que, por ejemplo, en la eólica. Aunque esta última seguirá siendo poderosa y barata, sus mecanismos son muy sencillos y, por tanto, más complicados de optimizar con nuevos descubrimientos.

En el caso de las placas fotovoltaicas, estamos asistiendo, constantemente, a avances en la química de los materiales que componen las placas. Estos permiten construirlos de manera más barata, a la vez que son capaces de generar más energía.

He aquí un par de ejemplos de estos avances, solo en los últimos meses de este 2019:

  • Placas solares con una nueva disposición de cristales optimizada, con un material llamado tandem perovskite, que puede sustituir al silicio actual.
  • Disulfuro de molibdeno que puede ser combinado con los polímeros orgánicos de la placa para hacerlas más baratas y eficientes.

Los avances en tecnología de almacenamiento y lo que implican para las placas solares

Uno de los grandes retos de la generación eléctrica es el almacenaje de la energía generada. A eso hay que unir que la energía solar es intermitente (es decir, no siempre está disponible, como por ejemplo, durante la noche). 

Sin embargo, estamos empezando a superar ese reto de almacenamiento, al menos a niveles suficientes para que hogares y pequeños negocios no tengan problema.

Los grandes descubrimientos en tecnología de baterías (que además tienen a ser cada vez más sostenibles) está provocando que el coste de la energía solar se reduzca enormemente. Tanto, que en algunos casos se plantea ya como sustituta del gas natural, una de las fuentes más baratas.

Esta sinergia entre la innovación en baterías y placas fotovoltaicas está provocando que los avances sean constantes y, casi cada mes, haya alguno nuevo.

Las placas fotovoltaicas y la energía sostenible en los hogares

Las placas fotovoltaicas tienen también un papel fundamental en el futuro porque representan la forma más cómoda, efectiva y rentable de obtener energía renovable en nuestros hogares. Por eso, serán la clave para la generalización de la energía limpia en cada casa.

Debido a su tamaño, y a la cada vez mayor eficiencia de esas placas, son ideales para poder adaptarse a todo tipo de hogares, desde bloques de pisos hasta viviendas unifamiliares. Esto, sin importar si están ubicadas en la ciudad o son casas más aisladas en el entorno rural.

La energía eólica es una fantástica fuente renovable, pero la tecnología de molinos de viento suele requerir grandes instalaciones de aerogeneradores de gran tamaño. Además, suelen estar ubicados en entornos más aislados donde el viento sopla con fuerza. Eso permite aprovechar al máximo este recurso natural. Aunque hay molinos de menor tamaño, esta energía no es viable para todo el que quiera tener electricidad renovable, sin importar su coste, tamaño o ubicación.

Por eso, las placas fotovoltaicas son la gran revolución que hace la energía limpia accesible a todos.

Las placas fotovoltaicas y la nueva legislación sobre energías renovables

Ese futuro limpio liderado por las renovables está siendo incentivado cada vez más por legislación de muchos países, incluyendo la española. Con la abolición del llamado «Impuesto al sol» y el incentivo de las energías limpias, está previsto que la adopción de placas fotovoltaicas crezca cada vez más.

Por ejemplo, ciertas medidas de la nueva legislación prevén que proyectos de energía solar puedan ser llevados a cabo por varias comunidades de vecinos en conjunto. 

Cada vez más, vivimos en las ciudades. Por eso, es incluso posible que la instalación de las placas fotovoltaicas sea realizada físicamente en un edificio orientado óptimamente y que pueda dar energía a dicho edificio y otros cercanos. 

Esto permite maximizar la energía obtenida y que el proyecto sea más asequible al ser financiado por más personas.

No son las únicas medidas. Tanto entidades públicas como empresas instaladoras están tratando de dar cada vez más facilidades. Estas son tanto económicas como de trámites.

Las placas fotovoltaicas están llamadas a cambiar, no solo el panorama de la generación de energía, sino el aspecto de nuestras ciudades y pueblos. Debido a los constantes avances tecnológicos, y a la adaptabilidad de las placas, serán la columna vertebral de la energía limpia en el futuro más cercano.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso