¿Cómo influye la lluvia en el precio de la luz?

Generación

Como ya te hemos explicado alguna vez en Enérgya-VM, el precio de la luz en el mercado es variable. Cada hora, hay uno distinto.

Y las variaciones de ese precio se pueden deber a motivos muy variados.

Por ejemplo, cuando se necesita energía, el precio puede ser uno u otro según qué planta productora la suministre y a qué coste lo haga.

Lo curioso es que, entre esas razones por las que varía el precio de la luz, también está la lluvia.

Y es que las condiciones climatológicas afectan al precio de la luz. Por ejemplo, si no hay viento, la electricidad se puede encarecer. Eso es lógico porque, en ese caso, la capacidad de la energía eólica para producir electricidad disminuye, y sube el precio.

Pero lo curioso aquí es que la lluvia baja el precio de la luz, incluso cuando podría parecer que tendría que subirlo, al afectar a la capacidad de la energía solar.

precio luz
La lluvia baja el precio de la luz, a pesar de afectar a la capacidad de la energía solar.

El efecto de la lluvia en el precio de la luz

Que haya un temporal de lluvia afecta positivamente al precio de la luz, reduciéndolo, por el poder y la importancia actuales de la energía hidráulica.

Con abundantes lluvias, la potencia de generación hidroeléctrica se dispara. No hace falta racionar agua, hay «combustible» abundante y hay que recordar que la energía hidroeléctrica es muy poderosa todavía en cuanto a capacidad de generación.

Eso permite producir electricidad a un coste más barato.

Por eso, con lluvia abundante, cuando las centrales hidroeléctricas actúan a plena potencia, con grandes caudales y sin necesidad de racionar su «materia prima», el precio de la luz desciende.

Hemos de tener en cuenta que la participación de la energía hidroeléctrica en España, a día de hoy, sigue siendo mayor que la de otras renovables.

Además, en cuanto a energía solar, la reciente crisis económica, y la falta de incentivos, la han dejado en un cierto punto muerto. De esta manera, no estamos siguiendo la tendencia del resto del mundo, que está haciendo grandes inversiones en energía solar.

¿Qué ocurre entonces?

Que la dimensión de la electricidad que se puede generar mediante energía solar no puede cubrir a la hidroeléctrica en las épocas en las que no tenemos lluvias.

Y por eso se encarece el precio de la luz cuando hay sequía.

Además, la explicación de por qué la lluvia reduce el precio de la luz tiene que ver con un motivo más.

¿Qué ocurre cuando suele haber lluvias?

Que suelen estar acompañadas de otros fenómenos meteorológicos adversos, como temperaturas más bajas y, sobre todo, viento.

Eso hace que una temporada de lluvias favorezca también a la energía eólica.

Con el mal tiempo, el viento se levanta y la producción de electricidad mediante energía eólica aumenta. Eso contribuye también a una mayor generación y, por tanto, a un precio más reducido.

Como vemos, la energía hidroeléctrica y la energía eólica son dos renovables que «van de la mano». Cuando se dan condiciones favorables para la hidroeléctrica, se suelen dar para la eólica. Pero no necesariamente ocurre al revés.

Por eso, cuando hace viento solamente, el efecto en el precio de la luz no es tan grande. Es la lluvia el principal fenómeno meteorológico que influye en el coste de la electricidad en el mercado.

Y muchas veces, ese efecto es poderoso. Por ejemplo, durante marzo de 2018, dicho precio llegó a bajar hasta un 23%.

¿Cuál es el problema?

Con la lluvia, estamos dependiendo de un fenómeno difícilmente predecible.

Para solventar ese problema, habría que empezar a reinvertir en renovables que no dependan de ella. O al menos, como ocurriría con la solar, habría que invertir en energías que complementen esos periodos de sequía.

A quiénes afectan esas variaciones del precio de la luz

Es posible que te estés preguntando por qué a lo mejor tú no notas nada en el precio de la luz cuando llueve mucho, a pesar de lo que estamos explicando.

Esas variaciones de precio solo afectan a aquellos usuarios que:

  • Están en el llamado «mercado regulado», pagando el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) que depende del coste de la luz cada hora.
  • Tienen una tarifa por la que pagan el precio real de la luz en el mercado. Como por ejemplo, la tarifa Index que te ofrecemos en Enérgya-VM. Con ella pagas ese precio real, más solo 2 euros de gestión al mes.

Si tienes una tarifa de precio fijo por KwH, como los planes Fórmula Fija o Fórmula Online, que también te ofrecemos en Enérgya-VM, las variaciones de precio del mercado no te afectan.

Tú pagas el precio que has acordado con nosotros, sin importar cuál sea el del mercado en ese momento.

Así, tienes la tranquilidad de saber lo que pagas, e incluso planificar tu consumo si has elegido discriminación horaria. Y no tienes que estar pendiente de mirar el tiempo por la ventana.

Entendemos que el precio de la luz, y sus variaciones, es un tema que a veces puede ser complejo y curioso. De hecho, fenómenos tan inesperados como la lluvia pueden afectarlo de manera importante, como hemos visto.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso