Pymes: 8 Consejos para ahorrar energía este otoño en tu empresa

Compromiso con el planeta

En las pequeñas y medianas empresas, la parte de consumo de la factura eléctrica representa un porcentaje muy importante del coste total. Eso también significa que podemos ahorrar bastante si seguimos unos consejos sencillos.

Además, con la llegada del otoño, la actividad en las empresas vuelve a su nivel habitual, aumentando tras el verano. Por eso, es una época perfecta para poner en marcha medidas de ahorro de electricidad en nuestro negocio.

Sigue estos fáciles consejos para ahorrar electricidad en tu pyme este otoño, y reducirás costes.

1. Cambia la iluminación a bajo consumo

Con la llegada del otoño, las horas de luz natural se reducen. Además, la iluminación es una parte muy importante en el gasto eléctrico de una empresa. Al contrario que en casa, aquí no podemos ir apagando luces, porque casi siempre habrá alguien en todas las oficinas.

Por eso, el otoño es una época excelente para asegurarnos de que toda la iluminación de nuestra empresa sea de bajo consumo.

Además, es la inversión más rápida y sencilla, costará muy poco de cambiar y podremos hacerlo en apenas un momento.

2. Vigila el termostato

En las empresas, otro de los principales gastos eléctricos es el de climatización. Y uno de los problemas habituales es que suele estar muy frío en verano y demasiado caliente en invierno. El otoño es la época ideal para ahorrar en climatización.

La estación es cada vez más suaves, así que, muchos días, no será necesario ni siquiera encender el termostato.

Además, cuando lo hagamos, vigilemos bien la temperatura e intentemos que no haya muchos grados de diferencia con el exterior. Cuanta más haya, más tendrá que trabajar y más consumo eléctrico haremos.

Una pequeña diferencia en grados no se notará en el bienestar, pero sí en la factura.

3. Invertir en equipos de oficina de consumo eficiente

Otra gran parte de la factura en una pequeña y mediana empresa son los equipos de oficina, y también la maquinaria y otros electrodomésticos que pueda haber.

Tras el verano, y con la cercanía de final de año, es posible que nos estemos planteando inversiones y renovaciones de equipo. Debemos asegurarnos de que su consumo es eficiente. En informática, debemos buscar las certificaciones Energy-Star, en electrodomésticos, las etiquetas energéticas y no bajar de la clasificación A.

En otras inversiones de maquinaria, siempre hemos de preguntar por el consumo antes de decidirnos en la compra.

El objetivo es que, con el tiempo, seamos una empresa de consumo mínimo y responsable, ahorrando en la factura.

4. Realizar ahora cualquier arreglo necesario en la empresa

El verano es una época de inactividad en muchos negocios, por eso es difícil realizar esas reparaciones necesarias. Tapar grietas o cambiar esas ventanas es eficiente en otoño, tanto para el consumo energético, como para no alterar el ritmo de trabajo.

El tiempo es más benévolo en otoño si es necesario quitar una ventana o cambiar una caldera. Podremos estar sin ellas y que el trabajo en la oficina no se resienta. Por eso, para ahorrar energía y ganar comodidad, las reparaciones en otoño, antes de que llegue el frío.

ahorrar energía
El mantenimiento de los aparatos es fundamental para que consuman lo menos posible

5. Realizar el mantenimiento de los aparatos y la maquinaria

El mantenimiento de los aparatos es fundamental para que consuman lo menos posible.

La suciedad en los filtros y mecanismos, la falta de lubricación y, en general, el descuido, fuerza los motores y aumenta el gasto de electricidad.

Es por eso que, con el final del verano, y para que funcionen a pleno rendimiento con el mínimo consumo, lo ideal es hacer un mantenimiento y una limpieza general antes de la llegada del invierno.

6. Realiza una auditoría energética en tu empresa

Muchas veces, no sabemos el consumo real que realizamos, o qué aparatos hacen un mayor gasto. Por eso, es fundamental hacer una auditoría y saber qué aparatos son los principales consumidores de energía.

De cara al invierno, el precio de la luz puede subir. Por eso, es fundamental que sepamos por dónde se va el consumo antes de eso.

Seguramente, nos llevaremos más de una sorpresa, y descubriremos que, a lo mejor, podemos conectar cierta maquinaria a horas que nos resulten más rentables.

7. Asegurarnos de que tenemos la tarifa más adecuada

La auditoría energética también nos sirve para elegir la tarifa del mercado que nos permita ahorrar más. No hay dos empresas iguales, que precisen la misma energía a las mismas horas, por eso es importante asegurarnos de que tenemos la tarifa que mejor encaja en nuestro caso.

En Enérgya-VM, por ejemplo, tenemos las mejores tarifas de luz para empresas, sin importar si tu negocio es pequeño o grande.

Es más, de mano de un experto, te ayudamos a ahorrar, con lo que es importante plantearse si podemos hacerlo antes de que llegue el invierno.

8. Apagar todo cuando la empresa no tenga actividad

Muchas veces, ves luces encendidas durante la noche en edificios de oficinas, se quedan ordenadores conectados… Podemos evitar esos derroches. Cuando termine la jornada laboral, debemos asegurarnos de que todo lo que no sea necesario está apagado.

Este es un buen hábito de consumo en general, que conviene inculcarse.

Como vemos, el otoño es una época ideal para poner en marcha en nuestro negocio consejos de ahorro en la factura de la luz. Así, el invierno nos encontrará preparados, ahorraremos costes y seremos una empresa comprometida con el medio ambiente.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso