Qué bombilla consume y contamina menos el medio ambiente

Eficiencia energética

La bombilla puede parecer un elemento pequeño que solemos pasar por alto. Pero en realidad es uno de los más importantes que contribuyen a nuestra vida cotidiana, y a la contaminación.

 

Eso se debe, sobre todo, al gran número que usamos y a la electricidad que consumen en términos globales.

 

Por eso, para reducir el impacto ambiental y el uso de energía, es importante saber qué bombilla consume y contamina menos.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de considerar cuánto contamina una bombilla

Son varios los factores por los que las bombillas contribuyen a la contaminación. Por eso, debemos considerarlos en conjunto a la hora de elegir la opción más limpia.

 

Para calcular cuánto contamina una bombilla debemos tener en cuenta:

 

1. El consumo de electricidad que realiza la bombilla

En Enérgya-VM apostamos por la energía 100% limpia y renovable para tu hogar y tu empresa pero, por desgracia, esa energía limpia no es la norma.

 

Es por eso que el consumo de electricidad influye en la generación de CO2, de otras sustancias contaminantes y en el agotamiento de recursos.

 

Por eso, cuanto menor consumo de la bombilla, mejor. Además, eso repercute en nuestro ahorro personal, algo también muy importante.

2. La durabilidad de la bombilla

Cuanto más dura una bombilla, más tiempo pasa hasta que necesitamos cambiarla. Eso contribuye a reducir los residuos y el esfuerzo de reciclaje.

 

Por eso, la longevidad de la bombilla es otro factor a considerar.

3. El contenido de sustancias peligrosas

Algunas bombillas, como veremos, contienen sustancias especialmente contaminantes. Es por eso que, lo ideal, es considerar bombillas que minimicen este aspecto.

 

Teniendo en cuenta esto, lo ideal es ver los tipos de bombilla y cómo «puntúan» en cada uno de esos factores. De esa manera, podemos determinar el tipo de bombilla que consume y contamina menos.

 

qué bombilla consume menos
Cuanto más dura una bombilla, más reducimos los residuos

 

Tipos de bombilla y cuál es su consumo y contaminación

Desde septiembre de 2012 está prohibida la fabricación, importación y distribución de bombillas incandescentes en toda la UE. Después de más de 130 años de historia, ese tipo de bombilla quedó obsoleta. El objetivo con esto es proteger el medio ambiente y reducir el consumo eléctrico.

 

Así pues, no la vamos a tener en cuenta. Sin embargo, si tenemos alguna bombilla de este tipo por casa, la reciclemos y la cambiemos por la mejor opción entre las que vamos a ver.

 

Lo mismo ocurre con las bombillas halógenas.

 

Desde 2016, la Unión Europea decretó una prohibición similar a las incandescentes. Sin embargo, hasta septiembre de 2018 esta no se hace efectiva del todo.

 

Las razones son idénticas. Las bombillas halógenas consumen menos y tienen más vida útil que las más antiguas, pero palidecen comparadas con las más modernas.

 

Como aún son comunes en muchas casas, vamos a ver cómo se comparan en consumo y durabilidad. Sin embargo, te recomendamos que, por motivos de consumo, seguridad y eficiencia energética, estas bombillas también sean cambiadas a corto plazo.

Los diferentes tipos de bombillas que podemos encontrar

  • Tubos fluorescentes: Que normalmente vemos en las cocinas de casa, así como en oficinas, almacenes y grandes superficies. Esto se debe a que pueden proporcionar gran cantidad de luz, a zonas extensas, de manera barata.
  • Bombillas fluorocompactas: Siguen el mismo principio que los tubos fluorescentes, pero tienen forma de bombilla. Las puedes reconocer porque tienen forma de bobina enroscada, o de pequeño tubo en forma de U invertida.
  • Bombillas LED: Basadas en diodos emisores de luz, son la tecnología más moderna y, al contrario que la iluminación fluorescente, de encendido instantáneo.

Qué tipo de bombilla consume menos electricidad

Cuando hablamos de consumo, así se comparan las distintas bombillas.

  • Una bombilla halógena de unos 400 lúmenes consume alrededor de 30 Watios para conseguir esa potencia iluminación.
  • Una fluorocompacta o tubo de luz necesita menos, alrededor de 12 W.
  • Una LED es más eficiente aún, necesita unos 9 W.

Como vemos, las bombillas LED son las que menos consumen.

Qué tipo bombilla dura más

Recordemos que esto es importante. Si usamos las que más duran, necesitaremos cambiar menos bombillas. Con eso ahorramos en la compra y generamos menos residuos.

 

La durabilidad se suele medir en horas de luz que puede emitir antes de dejar de funcionar.

  • Las bombillas halógenas suelen emitir entre 2.000 y 5.000 horas.
  • Las bombillas fluorocompactas, o tubos de luz, entre 10.000 y 20.000 horas.
  • Las bombillas LED entre 15.000 y 50.000 horas, dependiendo de la calidad de la misma.

Como vemos, la bombilla LED es la ganadora de nuevo.

 

A la durabilidad podríamos añadir los ciclos de encendido y apagado de los que son capaces. Es decir, cuántas veces podemos encender y apagar antes de que falle.

 

De nuevo, las LED son superiores en este aspecto.

 

Hemos de tener en cuenta que el coste de las fluorocompactas puede ser menor que las de LED. Sin embargo, no compensan a la larga según los cálculos.

 

Necesitaremos más bombillas fluorocompactas para conseguir lo mismo y, además, las bombillas LED se están abaratando progresivamente.

Qué tipo de bombilla tiene más sustancias contaminantes

Por último, debemos considerar que las bombillas fluorocompactas y los tubos de luz contienen mercurio. Esta es una sustancia peligrosa y por tanto hace falta tratarla con cuidado, pues cuando se rompen, el mercurio escapa.

 

Las bombillas LED también contienen sustancias peligrosas pero, cuando se rompen, no hay una exposición directa.

 

Eso hace que, considerando el último criterio de contaminación, las fluorocompactas no sean las más adecuadas por el mayor riesgo.

 

Esto último nos deja, definitivamente, a la bombilla LED como la que consume y contamina menos. Es por tanto la más recomendable según todos los criterios.

 

Además, la tecnología LED está mejorando cada vez más para reducir costes y evitar problemas de contaminación lumínica.

 

Es por esto que, si quieres ahorrar en tu factura de la luz, y contribuir a la conservación del planeta, desde Enérgya-VM te recomendamos las bombillas LED.

 

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso