Qué es el bono verde

Compromiso con el planeta

El bono verde es un tipo de financiación que emiten entidades públicas y privadas. Similar a los bonos tradicionales, los bonos verdes tienen el compromiso de que el dinero que se recauda con ellos va, de una manera u otra, destinado a proyectos sostenibles, ecológicos o con fines éticos y socialmente responsables.

Quizá hayas oído hablar de ellos, pero si no es así, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los bonos verdes.

¿Qué diferencia a un bono verde de un bono tradicional?

Para comprender bien el concepto de bono verde, tenemos que explicar de manera muy sencilla qué es un bono en general.

Se trata de un instrumento de financiación. Es decir, que es algo que emite una empresa o una administración pública cuando necesita dinero.

Ese dinero que se recauda suele ser empleado en proyectos concretos para que la empresa crezca y mejore sus resultados. Los bonos se suelen emitir a un cierto número de años de plazo y a un tipo de interés fijo, que la entidad emisora promete pagar cuando termina el plazo.

Por ejemplo, hace años podías ver por televisión los anuncios de los Bonos del Estado. Eran bonos emitidos por la administración pública española a tres años, cinco, etc. Cuanto más largo fuera el plazo, más rendimiento (tipo de interés) tenía el bono.

Alguien que compra un bono no lo puede volver a convertir en dinero hasta que pase el plazo (a menos que lo venda a otra persona), y cuando se cumple dicho plazo recibe de vuelta el dinero que prestó más el que corresponda según el tipo de interés prometido.

Pues bien, el bono verde, en esencia solo se diferencia del bono tradicional en el destino de los fondos. Ese dinero siempre se emplea en proyectos ecológicos, sostenibles o de mejora social. Un bono normal no suele tener comprometido un destino especial de los fondos y la empresa o el estado los usan según creen conveniente.

¿Cuándo se emitieron los primeros bonos verdes?

Los primeros bonos verdes se emitieron en 2007. Lo hizo el Banco Europeo de Inversiones y fueron por un valor de 600 millones de euros. Desde entonces, ha emitido muchos más (por un total de unos 20.000 millones de euros, nada menos) y ese dinero ha financiado unos 160 proyectos de energía renovable en 50 países.

Hoy día, el Banco Europeo de Inversiones sigue siendo la entidad que más bonos verdes ha emitido, aunque no es la única, ni mucho menos.

Otras entidades destacadas que han emitido bonos verdes

Recientemente ha sido noticia el hecho de que, en España, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha realizado su primera emisión de bonos verdes propios. Esa emisión ha sido un éxito, ascendiendo a 500 millones de euros en bonos verdes con un plazo de 5 años.

De hecho, la demanda ha sido muy superior, más de 3.400 millones de euros. El destino de todo ese dinero emitido es la financiación de proyectos que contribuyan a la lucha contra el cambio climático.

De hecho, debido a este mismo éxito, se espera repetir la fórmula y que las empresas españolas hagan por fin la ansiada transición a una energía y un modo de operar limpio y ecológico.

Antes de estos bonos verdes, en España no había tradición de esta clase de emisión. Sin embargo, no somos los únicos que han emitido recientemente bonos verdes con éxito.

Hong Kong, por ejemplo, ha conseguido 1.000 millones de dólares en su primera oferta de bonos verdes. Mientras, en Europa, son ya unos cuantos los países los que han usado esa fórmula. Uno de los más recientes y exitosos es Holanda.

Nada menos que más de 21.000 millones de euros ha sido lo conseguido por un bono que tiene una excelente calificación Triple A entre las inversiones, lo que explica en parte su enorme demanda.

La otra gran explicación al éxito cada vez mayor del bono verde está en la conciencia social y la necesidad, cada vez más clara, de hacer una transición a energías limpias. El cambio climático está mostrando cada vez más sus efectos y es necesario detenerlo cuanto antes.

En el ámbito privado, Toyota es un ejemplo de empresa que usa el bono verde con éxito. Los fondos van destinados a la creación e investigación de coches eléctricos e híbridos.

¿A cuánto ascienden los bonos verdes emitidos hasta ahora en 2019?

Aunque no llevamos ni la mitad del año, la fortaleza del bono verde es clara. De acuerdo a los datos de Refinitiv, estas son las cifras hasta ahora:

  • 41.300 millones de dólares en bono verde de entidades privadas y empresas.
  • 31.800 millones de Dólares en bono verde de estados soberanos, contando el éxito reciente de Holanda.

Como vemos, la inversión privada supera a la pública. Esta es una muestra de la concienciación cada vez mayor del papel que tenemos las empresas y, sobre todo, la responsabilidad de construir un mundo mejor. Algo que nos guía en Enérgya-VM desde el primer día.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso