Qué es la ropa ecológica

Compromiso con el planeta

La ecología y la sostenibilidad están extendiéndose a todos los ámbitos. Si ya vimos la construcción de casas sostenibles en su día, ahora te hablamos de la ropa ecológica.

¿Por qué es importante la ropa ecológica?

La moda es uno de los sectores con más demanda, y su fabricación se suele hacer en países en desarrollo de África, Asia o Sudamérica. Y muchas veces, las condiciones de trabajo en esos lugares no son las mejores, a fin de fabricar a precios muy bajos.
Por eso, la ropa ecológica tiene una importancia vital. Elegirla no solo es contribuir a la sostenibilidad y la conservación de los recursos, sino que también es apostar por modos de producción justos. Eso aporta condiciones de trabajo dignas a quienes forman la mano de obra y les permite prosperar.
Como vemos, la ropa ecológica va más allá de recursos y medio ambiente, para englobar una cuestión de justicia social. Por eso, elegirla resulta un poderoso mensaje solidario, para que la industria tome nota.
Sin embargo, de nuevo nos solemos encontrar con muchas etiquetas y denominaciones de ropa ecológica.
¿Cómo saber que lo es de verdad?

Los requisitos de la ropa ecológica

La Unión Europea, a través de su iniciativa de etiqueta ecológica para diversos productos, establece una serie de normas para que las prendas de ropa puedan tener ese distintivo. Por eso, es uno de los mejores estándares a la hora de determinar si la moda es ecológica o no.
Para ello, la Unión considera que la ropa ecológica debe de:

  • Realizar una producción sostenible de las fibras de la ropa. Desde su cultivo inicial, al tratarse casi siempre de fibras naturales, pasando por el resto de etapas, como procesado, cosido, etc. Eso implica también modos de producción justos para los trabajadores.
  • Un producto más resistente. Que, como veremos, es una de las ventajas principales de usar ropa ecológica.
  • Reducir la contaminación y los desechos durante el proceso de producción.
  • Restringir de manera muy estricta el uso de sustancias peligrosas y químicos nocivos durante la producción.

La etiqueta europea no es la única norma respecto a la ropa ecológica, pero es una guía excelente. Elegir prendas que la tengan es saber que se han seguido unos procedimientos sostenibles.

Qué materiales se usan en la elaboración de la ropa ecológica

Casi siempre se trata de fibras naturales, principalmente:

  • Algodón y algodón biológico.
  • Seda.
  • Bambú.
  • Cáñamo, que está experimentando un resurgimiento, debido a la resistencia de sus fibras.
  • Lino.
  • Lana.
  • Soja y otros materiales derivados de cultivos sostenibles.

Es posible que, de todas esas materias primas, hayas visto sobre todo el algodón biológico o algodón «Bio». Esto significa que ese material está cultivado de manera sostenible. Eso sí, los materiales y sus sostenibilidad son solo una parte de todo lo que implica la ropa ecológica.
 

banner showroom

 

Ventajas de la ropa ecológica

Elegir prendas que han seguido un proceso de fabricación sostenible tiene muchas ventajas. Las principales son:

1. Va a durar más y ahorrarás

Hemos hablado en varias ocasiones de la Economía Circular y sus principios básicos. Reutilizar, Reducir y Reciclar son algunos de sus pilares fundamentales, junto con el Rediseño de los productos, para tener en cuenta todo eso.
La moda actual tiene una tendencia al «usar y tirar». Lo que compras dura la temporada en la que sale y, al año siguiente, se sustituye por otras. Eso provoca un gran desperdicio, un mayor gasto en tu bolsillo y unas condiciones de trabajo insostenibles en los países de origen.
La ropa ecológica, en cambio, está hecha con ese principio de reducir desechos y diseñarse para que dure. Así que, aunque el precio sea algo más elevado que el de la moda tradicional más barata, la ropa ecológica está hecha para resistir, con diseños que no quedan desfasados rápidamente. Eso hace que, no solo dure más, sino que ahorres.

2. Ayudas a combatir el cambio climático

En Enérgya-VM apoyamos todas las acciones e iniciativas encaminadas a reducir el efecto del cambio climático. Sus consecuencias son devastadoras, especialmente en los países más humildes.
Por eso, elegir ropa ecológica contribuye a reducir la contaminación y el calentamiento global.

3. Estás cambiando el mundo para mejor, literalmente

Elegir ropa ecológica transmite un mensaje muy poderoso al mercado de la moda.
Puede parecer un pequeño gesto, pero es la única manera en la que cambiará la manera insostenible de hacer las cosas hoy en día.
Si cada vez más gente prefiere ropa ecológica, la industria de la moda tomará nota y se adaptará. No solo cambias el mundo de la moda, sino el mundo en general, haciéndolo mejor. Ese es un gran poder.
En definitiva, la ropa ecológica es una manera de ahorrar dinero, sentirte mejor y construir un mañana más limpio y justo. Es difícil hacer tanto con tan poco.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso