¿Qué es y cómo funciona un parque eólico marino?

Compromiso con el planeta

¿Sabías que 2 de los 10 mayores parques eólicos del mundo están situados en el mar y no en tierra? Algunas de las infraestructuras más importantes de este tipo están en los océanos. Por eso, te contamos todo lo que quieres saber sobre un parque eólico marino y por qué el interés por ellos es cada vez mayor.

Como verás, tienen algunas ventajas sobre los aerogeneradores situados en tierra y algunas curiosidades muy interesantes.

¿Por qué se construyen parques eólicos marinos?

Instalar grandes aerogeneradores en el agua resulta interesante y atractivo porque presentan dos ventajas principales sobre los parques ubicados en tierra.

Estas son:

  • Una mayor capacidad de generación de energía respecto a la potencia total instalada.
  • Una menor oposición social a su construcción.

Veamos esto con más detalle.

¿Por qué los parques eólicos marinos generan más energía que los terrestres?

Por un motivo muy sencillo, los vientos son más poderosos en el mar si los comparamos con los que soplan en tierra y se ven afectados por la geografía. 

Eso hace que, con la misma capacidad instalada, el parque marino genere más energía porque el viento sopla más tiempo con mayor potencia.

¿Por qué hay menos oposición a su instalación?

Todos comprendemos la necesidad de generar energía limpia para combatir el cambio climático, sin renunciar a nuestro modo de vida y al avance tecnológico. Sin embargo, es cierto que grandes superficies de placas solares o aerogeneradores no resultan muy agradables a la vista.

Además de lo estético, pueden generar problemas de ruido o hacer menos atractivo el turismo para la zona. Por eso, en muchos lugares hay oposición a instalar los aerogeneradores en su terreno.

En el océano, sin embargo, resultan más aceptables socialmente porque no se ven, al no estar cerca de áreas habitadas o dentro de una comarca concreta.

Las desventajas de los parques eólicos marinos

Si bien estas ventajas son importantes, también hay una serie de desventajas que hacen que no todos los parques eólicos puedan ser marinos.

Estas son:

  • Una instalación más cara.
  • Una mayor dificultad de mantenimiento.
  • Una menor vida útil.

Veamos esto también en detalle.

¿Por qué es más caro instalar un parque eólico marino?

El principal motivo es claro, es mucho más difícil construir en medio del océano, transportar las piezas, también se precisan maquinaria y operarios más especializados… Del mismo modo, los materiales de construcción de los aerogeneradores marinos no pueden ser los mismos que en tierra.

Gran parte de la torre está sumergida, con lo que tienen que aguantar condiciones extremas de humedad y salinidad. Del mismo modo, han de ser más resistentes al resto de elementos.

Todo eso hace que la inversión inicial sea más cara que en el caso de aerogeneradores situados en tierra.

¿Por qué es más difícil mantener un parque eólico marino?

Principalmente, por la dificultad de acceso al lugar. Este debe ser mediante helicóptero o barco, mientras que llegar a un parque eólico en tierra se puede hacer con un automóvil. 

Además, si se ha producido una avería bajo el agua, es preciso usar buceadores más especializados y, en caso de cambios de piezas, hay que recordar que estas son más caras, porque tienen que soportar mayores inclemencias climáticas.

¿Por qué tienen menor vida útil?

Precisamente por ese mayor desgaste al encontrarse en zonas más azotadas por viento y temporal. Eso hace necesario cuidar más de las piezas y que se realicen más sustituciones, de manera que esa vida útil se reduce.

Al final, estos mayores costes de operación y mantenimiento son los que impiden que los parques eólicos marinos se encuentren más extendidos.

¿Cuáles son los mayores parques eólicos marinos del mundo?

Gran Bretaña ha realizado una enorme inversión en energías renovables durante los últimos años. Siendo una isla, no es raro que uno de sus principales objetivos haya sido la energía eólica situada en el mar.

Es por eso que dentro de las aguas británicas se sitúan los dos parques eólicos marinos más grandes del mundo y que, como comentábamos al principio, son tan enormes que están entre los 10 más grandes del planeta.

El más moderno de ellos es la Granja Eólica de Walney Extension. Situada en el Mar de Irlanda (a 19 kilómetros de la Isla Walney), esta planta tiene una capacidad instalada de 659 MW y ocupa nada menos que 145 kilómetros cuadrados.

Desde septiembre de 2018, es capaz de suministrar energía a 600.000 hogares británicos.

Además, también está el parque eólico marino London Array, el más grande del mundo, aunque con algo menos de potencia instalada, 630 MW. Está situado en el estuario externo del Támesis, a algo más de 20 kilómetros de las costas de Kent y Essex.

Inaugurado en 2013, se compone de 175 turbinas Siemens capaces de dar energía a dos tercios de la ciudad de Essex.

Como vemos, los parques eólicos marinos son muy importantes, especialmente para zonas y países que, como Gran Bretaña, tienen mayor potencial para generar energía en sus mares que en su tierra. Pieza clave de la generación limpia, las nuevas tecnologías en materiales pueden hacer que en el futuro sean más sencillos y rentables de instalar.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso