Cómo saber qué potencia contratar para tu negocio

Generación

Calcular bien qué potencia contratar para tu negocio es muy importante, porque una parte significativa de la factura de la luz es el llamado término de potencia.

Ese término de potencia es lo que pagas por la capacidad energética total contratada en tu negocio. Es decir, la potencia máxima que puedes consumir, simultáneamente, con los aparatos eléctricos de tu empresa.

Este término será más caro cuanto más elevado sea, por eso es muy importante calcular bien qué potencia contratar.

También hay que tener en cuenta que la potencia contratada es un coste fijo en la factura de la luz. Es decir, que pagas lo mismo independientemente de que aproveches al máximo tu capacidad o no.

Si el término de potencia es demasiado pequeño para lo que consumes en tu negocio, estará saltando el automático todo el tiempo, y no podrás trabajar.

Si el término de potencia contratado es demasiado elevado, estarás pagando por una capacidad que, en realidad, no usas.

Veamos pues qué necesitas para calcular qué potencia contratar con tu comercializadora.

Qué datos necesitamos para saber qué potencia contratar en nuestro negocio

Para hacerlo, necesitaremos lo siguiente:

  • El consumo en watios de los principales aparatos eléctricos de tu negocio. Al menos, de los que más gastan, como maquinaria, servidores informáticos, etc.
  • Estimar qué porcentaje de esos aparatos eléctricos estará funcionando a la vez.

Este segundo punto es muy importante y conviene que lo expliquemos bien.

A la hora de ver qué potencia contratar no es una cuestión de sumar toda la de los aparatos eléctricos del negocio, sino toda la que vayamos a usar a la vez.

A efectos prácticos, significa estimar un porcentaje de aparatos que estará funcionando al mismo tiempo, y añadir un margen de seguridad.

Con ese margen adicional cubriríamos, por ejemplo, la iluminación habitual de la oficina.

Así, qué potencia contratar podría responderse con esta fórmula:

Consumo total en watios de los aparatos eléctricos de nuestro negocio multiplicado por un porcentaje de uso simultáneo que hacemos.

potencia
Si el término de potencia contratado es demasiado elevado, estarás pagando por una capacidad que, en realidad, no usas

La importancia de la simultaneidad para saber qué potencia contratar para tu negocio

A veces se suele decir que se use un 0,3 o un 30% como porcentaje de simultaneidad, pero esta cifra no sirve para todos los negocios.

Puede haber una empresa informática que tenga sus servidores funcionando 24 horas, todos los días, además de, por ejemplo, 20 puestos informáticos durante horario de oficina.

Por otro lado, si eres un pequeño emprendedor, puede que necesites solo la potencia de un par de máquinas, varias horas al día y nunca a la vez.

En un caso y en otro, los porcentajes tendrían que ser distintos para ajustar bien qué potencia contratar.

O imaginemos este otro ejemplo.

Tenemos dos grandes máquinas que imprimen papel en nuestra imprenta durante horario de oficina. También un letrero luminoso encendido toda la jornada, más un pequeño ordenador y la luz.

En esos casos, donde hay tres aparatos encendidos casi todo el tiempo que consumen mucho, aplicar un porcentaje del 30% sobre la suma de las potencias se quedaría corto. En otros casos, aunque sería más raro, podría resultar que ese 30% fuera incluso demasiado.

Por eso, a la hora de calcular qué potencia contratar para tu negocio, no debemos confiar en cifras genéricas para la simultaneidad.

Analiza bien un día de trabajo típico en tu empresa y calcula qué potencia máxima, a la vez, se alcanza.

Merecerá la pena hacer ese trabajo bien, porque el ahorro mensual en el término de potencia puede ser importante.

Cómo funciona la potencia en watios

Para tener claro el tema de la potencia y el consumo, hay que explicar mejor cómo funciona esa potencia.

Imaginemos que tenemos una bombilla y, cuando miramos su consumo en watios, nos dice que son 8. ¿Qué significa exactamente eso?

Que cuando la bombilla esté encendida durante una hora, habremos consumido 8 watios de potencia.

Es decir, que la cifra que vemos en los aparatos eléctricos significa watios de consumo por hora.

Qué potencia contratar puede influir en la tarifa de consumo

Aunque calculemos una potencia determinada, no podremos contratar un término de potencia exactamente igual a esa cifra.

Hay una serie de potencias fijas entre las que escoger, y habremos de elegir la que encaje en nuestro cálculo.

Los negocios suelen tener necesidades de energía mayores que los hogares. Por eso pueden llegar a contratar potencias que están por debajo de 10 kW, entre 10 y 15 kW o mayores de 15 kW.

Y según esa potencia contratada, en Energya-VM, puedes tener diversos descuentos sobre el término de energía (la parte de consumo de la factura) y también diversos precios por el kWh consumido.

Es decir, que según la tarifa elegida, la potencia puede influir también en el precio del consumo.

Como vemos, calcular bien qué potencia contratar para tu negocio es algo importante, por eso esperamos que te haya quedado claro.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso