¿Quieres saber cómo instalar un sistema de placas solares en casa?

Energía Verde

Cada vez resulta más atractivo instalar un sistema de autoconsumo solar. La bajada de precios y la mejora en la eficiencia de los equipos hace que muchos se pregunten cómo instalar placas solares en casa.

Por eso, te explicamos los pasos a seguir para iniciarte en el autoconsumo

Cómo instalar placas solares, explicado paso a paso

Para que no tengas ninguna duda, vamos a desglosar todo de una manera muy sencilla.

Paso 1. Buscar el lugar idóneo para la instalación

Lo primero es encontrar el sitio adecuado en el que instalar nuestras placas solares

Si tenemos casa propia, el tejado es el primer lugar a considerar si la cubierta está en buen estado (el instalador nos lo dirá cuando venga a verla).

Si no es así, disponer de una terraza también es idóneo, aunque las placas nos quitarán ese espacio. 

Otra alternativa, en caso de que tengamos, puede ser un jardín o terreno adyacente. La ventaja es que hará el mantenimiento y la limpieza más fácil, aunque las placas estarán más expuestas a gente o animales que pasen por allí.

Si vives en un piso en la ciudad, como la mayoría de la población, el tejado o la terraza de la finca son las opciones, pero seguramente pertenecerán a la comunidad de vecinos. Es por eso que deberás plantear la opción de autoconsumo compartido en una reunión. Es posible que haya más interesados y eso permitirá repartir el coste de la inversión inicial.

Paso 2. Considerar las distintas opciones de instalaciones de autoconsumo y elegir la más adecuada

Una vez que tengamos el lugar, es hora de sondear el mercado y escuchar ofertas. 

Te recomendamos que no tengas prisa y mires varias opciones. Instalar placas solares no debe dejarse a la ligera, porque será una inversión a más de veinte años.

En este paso veremos que tenemos mucho donde elegir:

  • Instalaciones 100% fotovoltaicas o híbridas (con una placa termosolar para agua caliente, por ejemplo, o un pequeño aerogenerador complementario).
  • Instalaciones conectadas o aisladas de la red.
  • Instalaciones con o sin batería.
  • Instalaciones con placas monocristalinas o policristalinas, etc.

La buena noticia es que tenemos más que nunca dónde elegir, aunque entendemos que al principio pueden apabullar tantas opciones. Sin embargo, te adelantamos la solución más idónea para la mayoría de casos de autoconsumo personal en el hogar.

Una instalación fotovoltaica conectada a la red, con compensación de excedentes, sin baterías y con placas monocristalinas suele ser la opción más adecuada para quien quiere iniciarse y reducir la factura de la luz.

No pasa nada si la opción final es poner paneles policristalinos, son un poco menos eficientes, pero también más asequibles y perfectamente fiables.

Si estamos aislados en el campo, o no queremos saber más de la compañía eléctrica, tendremos que considerar baterías, aunque pueden suponer hasta la mitad del precio final de la instalación.

En este paso también, las empresas instaladoras nos ayudarán a dimensionar dicha instalación y que tenga la potencia adecuada, además de revisar el lugar de montaje, por si hay que hacer alguna pequeña obra previa si el tejado lo requiere, por ejemplo.

Paso 3. Realizar los trámites necesarios para la instalación

Esta es la parte que más teme la mayoría, pero no hay motivo para ello. Los trámites se han simplificado mucho, son más rápidos de lo que parece y la empresa instaladora nos ayudará.

Para empezar, ella proporcionará la memoria técnica del proyecto, fundamental en estos trámites previos.

Las competencias se reparten entre tu ayuntamiento y tu comunidad autónoma. Es por eso que en cada sitio será un poco diferente pero, en general, ambos organismos están incentivando el autoconsumo sola.

En la comunidad autónoma nos darán luz verde sin problema, a menos que queramos instalar en algún entorno protegido o similar. 

En el ayuntamiento, seguramente habremos de pedir una licencia de obra y, en ella, incluir la memoria técnica que prepara la empresa instaladora y cualquier otro documento que nos pidan. 

Que no se nos olvide en este paso preguntar por posibles ayudas, algunos ayuntamientos las proporcionan por medio de compensaciones en el IBI, por ejemplo.

Paso 4. Instalación de los paneles solares

En la mayoría de los casos, la empresa instaladora puede terminar en uno o dos días y no tienes que hacer nada, es la parte más fácil.

Paso 5. Los trámites posteriores a la instalación

Una vez terminada la instalación, hay que realizar otros trámites adicionales. De nuevo, son muchos más sencillos de lo que parece.

  • Certificar la instalación. El certificado lo extiende el instalador autorizado y, si procede, pasará la inspección autonómica.
  • Modificar el contrato de acceso a la red. Esto lo haces con la distribuidora, a la que la comunidad autónoma le habrá pasado los datos de tu instalación.
  • Firmar el contrato de compensación de excedentes. Si has elegido esta modalidad, has de solicitar por escrito que te compensen los excedentes que vuelques en la red. La compañía te enviará un contrato con el precio al que te compensará el kWh en la factura, dentro de la parte de consumo (el término de energía).
  • Inscripción en el Registro Administrativo de Autoconsumo de Energía Eléctrica. Para esto, no tienes que hacer nada, tu comunidad autónoma y el ministerio se comunican entre ellos, es automático.

Una vez hecho, podrás disfrutar de tu instalación solar. En pocos días puede estar funcionando y la mayoría de trámites son sencillos o casi automáticos.

Así que, si te has preguntado cómo instalar placas solares en casa, estos son los pasos a seguir.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso