Si te has quedado sin bono social eléctrico, aún puedes solicitar la rebaja

Generación

El bono social eléctrico es una medida para que, aquellos con menos posibilidades económicas, reciban una ayuda en su factura eléctrica.
Esta puede suponer un descuento de entre el 25% y el 40%, pudiendo incluso no tener pagar nada temporalmente en los casos extremos de exclusión social.
El plazo para solicitar el bono social eléctrico terminó el 8 de octubre de 2018. Sin embargo, si ya eras beneficiario del bono social eléctrico, y completas la solicitud de renovación antes del 31 de diciembre de 2018, se aplicará ese bono social desde la fecha del 8 de octubre.
Por eso, si aún cumples los requisitos, tenías el bono y puedes acreditar que eres consumidor vulnerable, o en riesgo de exclusión, todavía tienes tiempo.
Desde Enérgya-VM te explicamos esos requisitos y cómo hacerlo, de manera que lo entiendas fácilmente.

Requisitos para solicitar el bono social eléctrico
Para que puedas solicitar el bono social eléctrico, debes cumplir:

  • Tener contratada la tarifa de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o, lo que es lo mismo, estar en el «mercado regulado».
  • Que la factura de la luz para la que solicitas el bono social eléctrico sea de tu vivienda habitual.

A partir de esos dos requisitos, se ponen otros para ver si se te considera:

  • Consumidor vulnerable, con lo que tendrás un 25% de descuento.
  • Consumidor vulnerable severo, con lo que podrás acceder a un 40% de descuento.
  • Consumidor en riesgo de exclusión, que podría facultar a no tener que hacer frente al pago.

Veamos los requisitos para ser considerado en cada una de esas tres clasificaciones.

El consumidor vulnerable y el bono social eléctrico
Se considera consumidor vulnerable a quien cumpla al menos una de las siguientes condiciones.

  • Sea familia numerosa.
  • Todos los miembros que ingresan dinero en esa vivienda sean pensionistas y, aparte de esa pensión, no perciban otra clase de ingresos.

Si no eres pensionista o familia numerosa, entonces ser consumidor vulnerable depende de los ingresos.
Estos son los requisitos económicos.

  • Si no hay menores en esa unidad familiar, máximo de 11.279 € de ingresos anuales totales entre todos los que vivan ahí.
  • Si hay 1 menor, el límite sube a 15.039 €.
  • Si hay 2 menores, a 18.799€.

Estos límites tienen que ver con el llamado IPREM, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. Desde 2004 es el índice para conceder subvenciones y sustituyó al Salario Mínimo.
En caso de discapacidad del 33% o más, ser víctima del terrorismo o de violencia de género, los límites suben en un 0,5 x IPREM. Es decir, 3.760 € en la práctica.
Y recuerda: Si se te considera consumidor vulnerable, tendrás derecho al bono social eléctrico con descuento del 25%.

El consumidor vulnerable severo y el bono social eléctrico
Se considera consumidor vulnerable severo para el bono social eléctrico cuando cumples alguna de estas condiciones (de nuevo, basta con una sola).

  • Si eres familia numerosa y percibes 15.039 € o menos. (Es decir, ser menor al doble de 14 pagas del IPREM).
  • Si eres pensionista que recibe la pensión mínima, de manera que la unidad familiar ingreso 7.520 € anuales o menos.
  • Percibir una renta anual que sea igual o inferior a la mitad de los umbrales que hemos visto en el apartado anterior para consumidores vulnerables.

De nuevo, se aplican incrementos a esos límites en los casos especiales de minusvalía o víctimas de terrorismo y violencia de género.
En estos casos, el bono social eléctrico te faculta para un 40% de descuento.
calculadora

Consumidores en riesgo de exclusión social y bono social eléctrico
Para ser considerado en esta categoría, debes cumplir los requisitos de consumidor vulnerable severo que hemos visto y, adicionalmente, ser atendido por los servicios sociales de una Administración Pública.
No importa que esa administración sea de carácter autonómico o local, siempre que financien, al menos, el 50% del importe de la factura eléctrica del mercado regulado.
Si cumples estas condiciones, y no puedes hacer frente al pago de la factura en un momento dado, no se te podrá cortar el suministro eléctrico.

Cómo solicitar el bono social eléctrico
Es muy fácil. Si has visto que cumples algún requisito, tu comercializadora de referencia tiene la obligación de concederte el bono social.
Para eso, mira quién es tu comercializadora (aparece en la factura) y solicita directamente a ella el bono por teléfono, e-mail, correo postal, fax o presencialmente en alguna de sus oficinas comerciales.
La comercializadora te proporcionará un formulario de solicitud que tendrás que rellenar.
Junto con el formulario, deberás entregar los documentos que acrediten que cumples las condiciones. Estos variarán dependiendo de si eres pensionista, familia numerosa, etc.
Normalmente, incluirán:

  • DNI’s del solicitante y quienes vivan con él (titular, hijos menores, etc).
  • Libro de familia cuando se trata de unidades familiares.
  • Certificado de la Seguridad Social cuando se trate de pensionistas, justificación de discapacidad, etc.
  • Certificado de empadronamiento.
  • Certificado de Servicios Sociales cuando se trate de consumidores en riesgo de exclusión…

En la comercializadora te pueden informar de lo que necesitas concretamente, según el tipo de descuento al que puedas acceder.
Una vez presentada la solicitud, recibirás respuesta en un plazo de 2 semanas.
Así que ya sabes. Para renovar tu bono social en 2018, aún tienes hasta el 31 de diciembre si cumples los requisitos. En ese caso, no lo dudes y sigue las indicaciones que te hemos dado.

Icono

¿Quieres ser cliente? Rápido y sencillo

Te llamamos sin compromiso