Smart City: ¿Qué requisitos debe tener una ciudad inteligente?

Compromiso con el planeta

El concepto de Smart City, o ciudad inteligente, está en auge. Las ciudades de este tipo son aquellas que usan la tecnología y la red para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.
Sin embargo, el concepto de Smart City se amplía cada vez más. Esa tecnología y esa calidad de vida están íntimamente relacionadas con la sostenibilidad y el medio ambiente. Es por eso que mucha de esa tecnología de las ciudades inteligentes se está volcando en aspectos como una mejor movilidad ecológica o un cuidado del medio ambiente, las emisiones a la atmósfera y la calidad del aire.
Desde Enérgya-VM te explicamos todo sobre el concepto de Smart City y cuáles son las principales en España y en el mundo.

Qué requisitos tiene que tener una ciudad para considerarla Smart City

Uno de los organismos que más estudia el fenómeno de las ciudades inteligentes es la IESE Business School de la Universidad de Navarra, a través de su proyecto Cities in motion.
De acuerdo a sus criterios, una Smart City debe tener en cuenta 9 dimensiones en las que una ciudad debe estar desarrollada para ser considerada inteligente y sostenible:

  • Capital humano: desarrollando, atrayendo y nutriendo talento.
  • Cohesión social: con el consenso entre los diferentes grupos sociales de la ciudad.
  • Economía y crecimiento.
  • Medio ambiente y ecología.
  • Gobierno de la ciudad.
  • Planificación urbana respetuosa con el ambiente e inteligente.
  • Alcance internacional.
  • Tecnología e innovación.
  • Movilidad y transporte.

Como vemos, el concepto de tecnología es uno más de los que se deben considerar en una Smart City, y siempre volcada en mejorar la sostenibilidad y el modo de vida.
De acuerdo a esos factores, el IESE elabora el que, probablemente, es el ranking más prestigioso de ciudades inteligentes. Pero antes de ver cuáles puntúan mejor, y si tu ciudad está entre ellas, veamos unos ejemplos de aplicación práctica del concepto de Smart City.
edificios en la ciudad

Algunos ejemplos de proyectos dentro de una Smart City

Algunos ejemplos de la aplicación de la filosofía de ciudad inteligente son:

  • La instalación de sensores para detectar en todo momento la calidad del aire, las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, la densidad del tráfico y el transporte…
  • La implantación de redes de medios alternativos de transporte con nuevas tecnologías. Bicicletas, motos y vehículos eléctricos, controlados por aplicación móvil y con localización GPS en tiempo real, por ejemplo, para dar un mejor servicio al ciudadano.
  • Proyectos de placas solares que alimentan semáforos o señales luminosas.
  • Aplicaciones móviles que informan de acontecimientos, noticias o avisos pertinentes en la ciudad. Además, permiten una comunicación de dos direcciones, de modo que el ciudadano puede contribuir a la información y comunicar inquietudes y mejoras.
  • La planificación urbana y la construcción de edificios sostenibles, respetuosos, que hagan uso de energías renovables.

Estos son solamente pequeños ejemplos, pero una Smart City es mucho más. Especialmente, debe tener una filosofía de gobierno y de vida enfocada en el desarrollo tecnológico, humano y social.
Sin ese enfoque por parte de quienes las gobiernan y las habitan, el concepto de Smart City siempre será limitado y solo se manifestará de manera aislada.

El ranking de Smart Cities en 2018, ¿cuáles son las ciudades más inteligentes del mundo? ¿Y de España?

Para averiguar cuáles son las Smart Cities más importantes del mundo, incluyendo España, podemos volver al informe IESE de 2018. Allí se clasifican las ciudades inteligentes según los criterios que hemos visto y, en el ranking global mundial, la Smart City más importante es, cómo no, Nueva York.
La «capital del mundo» puntúa muy alto en prácticamente todas las dimensiones, debido a su poder económico y lo avanzada que está en todos los aspectos. Es por eso que se lleva la máxima calificación A.
Esa calificación solo la tienen dos ciudades más, que comparten el podio con Nueva York. En segundo lugar, encontramos a Londres, la capital del Reino Unido, mientras que la medalla de bronce es para París, la capital francesa.
Sin embargo, esas ciudades, aunque impulsadas por su avance tecnológico y económico, puntúan bajo en uno de los índices: cohesión social entre los distintos colectivos de la ciudad.
¿Y España?

El ranking de Smart Cities en España 2018. Cuáles son las ciudades más inteligentes

Dentro del ranking de Cities in Motionnos vamos hasta el puesto 25 para encontrar a la primera ciudad inteligente de España: Madrid. No hay que caminar lejos para encontrar la siguiente, pues en el puesto 26 se encuentra Barcelona. Ambas, por encima de San Francisco, en Estados Unidos, meca de la tecnología y residencia de muchos de los magnates de Silicon Valley.
La medalla de bronce a la Smart City española en 2018 se lo lleva la capital del Turia: Valencia, que aparece en el puesto 63. La siguiente ya es Sevilla, en el puesto 85.
De hecho, puedes consultar el informe completo aquí.
Como vemos, el concepto de Smart City ha derivado de lo puramente tecnológico a un enfoque social y medioambiental. Porque sin él, la tecnología no tiene sentido, ya que su función principal debe ser mejorar nuestras vidas. Al menos, así lo pensamos también en Enérgya-VM.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso