Te contamos los pasos para cambiar de comercializadora de luz

Eficiencia energética

 

Si estás pensando en cambiar de comercializadora de luz, pero crees que es un proceso costoso, que necesitarás hacer muchos trámites o que lleva mucho tiempo, nada más lejos de la realidad.

 

Hoy en día, hay plena libertad para cambiar de comercializadora de luz y el procedimiento es muy sencillo. Como verás, se parece mucho a cambiarse de compañía telefónica.

 

Así que aquí te lo explicamos paso a paso, teniendo muy en cuenta lo importante en cada fase.

Paso 1: Comparar antes de cambiar

En Enérgya-VM siempre te recomendamos que compares bien antes de cambiar de comercializadora de luz. Es importante aprovechar la capacidad de elección que tenemos para comprar la energía a quien deseemos, según lo que oferta cada uno.

 

Por ejemplo, en Enérgya-VM te ofrecemos energía 100% verde, proveniente de fuentes renovables, en un compromiso por el futuro del planeta y la sostenibilidad.

 

Del mismo modo, también te ofrecemos claridad en tu factura y la posibilidad de elegir la tarifa que más se acomode a ti, tanto fija para los que no quieren sorpresas, como variable para los que desean aprovechar los precios y ahorrar al máximo.

 

Te recomendamos que, cuando estés viendo las comercializadoras candidatas, leas bien todo y te fijes, especialmente, en:

  • Que todos los costes están incluidos y claros, llamando para cualquier duda que te surja, por pequeña que sea.
  • Cuánto dura el contrato con la nueva comercializadora y cuál es el proceso para rescindirlo, en caso de que no te convenza en el futuro.
  • Cuáles serían las posibles penalizaciones en caso de rescisión anticipada.

 

Una vez hecha tu elección, lo que tienes que hacer es llamar a tu nueva comercializadora o entrar en su web. En Enérgya-VM, por ejemplo, el siguiente paso lo puedes hacer a través de Internet.

Paso 2: Ponerte en contacto con la nueva comercializadora y dar los datos necesarios

Como vas a ver, será tu nueva comercializadora la que realice el grueso de los trámites, por lo que no vas a tener que preocuparte más que de proporcionar unos datos básicos. Con ellos, tu nueva comercializadora podrá empezar a facturarte de acuerdo a la oferta que hayas elegido.

 

¿Qué datos necesitarás para el cambio?

  • Tus datos personales y dirección a la que se realiza el suministro.
  • En su defecto, también podrás suministrar el CUPS (Código Universal del Punto de Suministro). Es un código que empieza por ES y está seguido de 20 números (22 si se trata de suministro de gas). Podrás encontrarlo en tu factura.
  • Tendrás que informar de cuál es tu actual comercializadora.
  • Proporcionar una cuenta bancaria en la que realizar los cargos.

 

Es posible que necesites algunos datos más en algunas situaciones, como el número de contrato. De todas maneras, no te preocupes, tu nueva comercializadora te informará de lo que necesitas.

 

Es importante tener en cuenta la manera en la que te pones en contacto con la comercializadora. ¿Por qué? Porque si contratas de manera no presencial, es decir, mediante teléfono o Internet, has de saber que tienes 14 días para anular el contrato, por la causa que sea.

Paso 3: Esperar a que se realice el cambio

Ahora ya está, solo queda esperar. Desde el momento en que se pide el cambio, los trámites necesarios para que se produzca los realizará tu nueva comercializadora.

 

Si eliges Enérgya-VM, nosotros nos pondremos rápidamente en contacto con tu empresa actual y gestionaremos con ellos todo lo necesario. No tendrás que realizar ningún trámite más de baja con ellos, ni nada parecido.

 

Te informaremos de todo convenientemente y ten en cuenta que el cambio suele tardar entre 15 y 20 días (el máximo para hacerlo es de 21). Cuando se haya realizado, comenzarás a recibir las facturas de la nueva comercializadora, según la tarifa que hubieras pactado con ellos.

 

Así que, como ves, son apenas 3 pasos y el último es solo esperar. No obstante, por si te queda alguna duda, he aquí la respuesta a algunas preguntas frecuentes sobre cambiar de comercializadora de luz.

¿Tiene algún coste ese cambio de comercializadora de luz?

No, en absoluto, el proceso es totalmente gratuito para el usuario.

 

Sin embargo, es posible que el usuario tenga que pagar algo, en concepto de permanencia, a su antigua comercializadora.

 

Por eso es importante averiguar si es tu caso durante el paso de comparar ofertas, y también tener en cuenta el periodo de permanencia (y la compensación) en la nueva comercializadora.

¿Qué pasa si no conozco algún dato importante?

Como consumidor, tienes todo el derecho a conocer cualquier dato sobre su suministro que posean las comercializadoras de energía. Duración, tarifas…

 

Todo eso está almacenado en una base de datos común y, si no sabemos algo, podemos llamar a nuestra comercializadora actual y que nos faciliten la información necesaria.

¿Quién asegura que el proceso de cambio de comercializadora de luz se realice con garantías?

No hemos de preocuparnos por esto, ya que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia es la encargada de velar para que los cambios se produzcan de forma transparente y de acuerdo a la ley.

¿Recibiré alguna factura de mi anterior comercializadora de luz?

Probablemente, sí, por el periodo que quedara por facturar hasta que se produjo el cambio efectivo. Lo que no debemos recibir es ninguna facturación doble por un mismo periodo. También debemos estar atentos a facturaciones por permanencia.

 

Como podemos ver, cambiar de comercializadora de luz es un proceso muy sencillo, que podemos incluso realizar desde la comodidad de nuestro sofá, con una llamada o a través de Internet.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso